Convención Republicana de 1924 - Historia

Convención Republicana de 1924 - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Convención republicana de 1924

Cleveland, OH
10 al 12 de junio de 1924

Nominado: Calvin Coolidge de Massachusetts para presidente
Nominado: Charles G Dawes de Ill para vicepresidente

Cuando los republicanos se reunieron en Cleveland, el presidente Coolidge se había establecido con éxito como líder del partido. Fue nominado sin oposición. El tema de la convención: "mantén la calma con Coolidge".


Anuncios antiguos de las convenciones nacionales republicanas de 1936 y 1924 en Cleveland (presentación de diapositivas)

CLEVELAND, Ohio - Durante las Convenciones Nacionales de la República de 1924 y 1936, una serie de anuncios en The Plain Dealer utilizaban temas políticos. Hoy revelan fragmentos de la historia de Cleveland que nos llevan atrás en el tiempo.

La contienda política en Cleveland en 1936 fue notable porque el gobernador Alf Landon de Kansas se estaba enfrentando al senador William Borah de Idaho por la nominación republicana.

En 1924, el presidente Calvin Coolidge ya tenía asegurado el nombramiento. Lo que hizo que la convención fuera especial ese año fue la inclusión de mujeres en el proceso electoral.

Las diapositivas comienzan con anuncios de 1936 y siguen con anuncios de 1924.

The Plain Dealer, junio de 1936

Anuncios poco convencionales durante las Convenciones Nacionales Republicanas de Cleveland y el pasado de # x27

Este anuncio de Plain Dealer para el Hotel Hollenden muestra solo el aspecto más agradable del RNC de 1936. Un edificio antropomórfico extiende una mano para saludar a la representación del Partido Republicano en forma de elefante.

The Plain Dealer, junio de 1936

Periodistas de Crackerjack

En 1936, The Plain Dealer proporcionó una `` cobertura sin precedentes '' por parte de un `` equipo de halcones de noticias, escritores y captadores de imágenes ''. Este anuncio de portada les decía a los lectores que esperaran historias de los empleados de la oficina de Washington, el reportero político estatal, fotógrafos y periodistas locales, así como dibujante de convenciones.

The Plain Dealer, junio de 1936

América y ciudad de convenciones # x27s

Los anunciantes, incluido este operador de vallas publicitarias, compraron espacio en las páginas de The Plain Dealer durante el RNC de 1936. En los anuncios que siguen se revelan fragmentos de la historia de Cleveland.

The Plain Dealer, junio de 1936

Camiones y autobuses fabricados en Cleveland & # x27 se envían a los cuatro rincones del mundo & # x27

La influencia de Streamline Moderne se ve en el estilo de los vehículos ilustrados en un anuncio de The White Motor Co. La compañía extendió una invitación para que los visitantes de Cleveland recorrieran sus instalaciones y se jactó de ser "el mayor fabricante exclusivo de camiones y autobuses".

The Plain Dealer, junio de 1936

Puede que la gasolina Blue Flash no sea un nombre familiar, pero Lubrizol, con sede en Wickliffe, Ohio, fue responsable del aditivo de combustible que la hizo y quotsolvenizó ''. El anuncio de gasolina muestra un elefante pep-steppin & # x27 para el RNC de 1936.


Cómo las redes sociales difunden una mentira histórica

A principios de este mes, un hashtag apareció en Twitter: "# triggeraliberalin4words".

Kambree Kawahine Koa, cuya biografía la identifica como una "colaboradora de noticias políticas", obtuvo un gran puntaje con su oferta, que obtuvo casi 10,000 me gusta y cerca de 1,000 respuestas. “Los demócratas crearon el KKK”, tuiteó sobre una foto de una marcha del Klan con la leyenda: “Esta foto fue tomada en la Convención Demócrata de 1924. Se lo conocía como el 'Klanbake' (en caso de que quiera buscarlo en Google) ".

¿El único problema? No hubo una marcha del Klan en la convención demócrata de 1924 - la foto fue tomada en Wisconsin - y la convención nunca se conoció como el "Klanbake".

La convención fue de hecho infame por haber recibido 103 votos y más de dos semanas para nominar a un candidato presidencial, John W. Davis. Los delegados discutieron sobre una serie de temas polémicos, el Klan entre ellos.

Pero más recientemente se ha convertido en la zona cero de una campaña en línea para tergiversar la historia del Partido Demócrata como singularmente contaminada por el racismo. El apodo nocivo - "El Klanbake" - se ha convertido, aunque equivocadamente, en una abreviatura en línea utilizada para resumir todo lo que la derecha odia de los demócratas, especialmente la hipocresía. ("#Klanbake. Eso es todo", decía un tweet reciente en respuesta a la sugerencia de que los propietarios de armas contemporáneos son abrumadoramente blancos).

La verdad sobre los complicados legados raciales de ambas partes - y la influencia del Klan en ellos en 1924 - ha sido perniciosamente deformada por activistas que utilizan trucos digitales, instigados (a menudo sin saberlo) por actores de buena fe como académicos, periodistas y editores voluntarios de Wikipedia. Lo que queda es un "hecho" histórico falso que ha sido "verificado" por poderosas propiedades digitales como Google, Facebook, Wikipedia y varios editores en línea sin ser cierto. Lo que refleja una verdad real: ahora, los partidistas y los actores maliciosos no solo pueden fabricar noticias falsas, sino que también pueden falsificar la historia.

Un repaso rápido sobre 1924

El Ku Klux Klan original se fundó después de la Guerra Civil para aterrorizar a los anteriormente esclavizados y rechazar los esfuerzos por crear una América multirracial. Lo que los historiadores llaman el Segundo Ku Klux Klan se lanzó en 1915 y alcanzó la cúspide de su poder a mediados de la década de 1920, cuando ejerció una profunda influencia cultural y política en todo el país. El Southern Poverty Law Center, una organización sin fines de lucro de derechos civiles que rastrea los grupos de odio, estima que el Klan tenía hasta 4 millones de miembros activos en los Estados Unidos en su cúspide, alrededor del 5 por ciento de la población adulta.

Los miembros del Klan eran influyentes en el interior ambos partidos principales, impulsando el racismo, el nativismo, la Prohibición y sobre todo el anticatolicismo. En el sur, los demócratas que apoyaban a Jim Crow encajaron perfectamente con el KKK. Pero en las ciudades industriales del medio oeste llenas de inmigrantes católicos y judíos que votaron por los demócratas, el Klan echó raíces en gran parte entre los republicanos. El Klan era demócrata en Oregon y republicano en Indiana, dos de sus mayores bastiones. A fines de la década, la organización, cuya membresía permanecía semisecreta, tenía 11 gobernadores, 16 senadores y hasta 75 congresistas, dividida en gran medida entre republicanos y demócratas.


Una breve historia de la locura de las convenciones demócratas y republicanas (fotos)

No está claro qué va a pasar en la Convención Nacional Republicana, pero considerando el caos que este ciclo electoral ya ha desatado, hay una buena posibilidad de que el partido de Donald Trump se sume a la historia de momentos caóticos que han llegado a definir este extraño aspecto. de nuestro proceso electoral. Algunas convenciones presentaban algunos errores famosos, mientras que otras se convirtieron en un foco de ira y violencia.

Convención Demócrata de 1924: imagínese si, en nuestro mundo de noticias de 24 horas, una convención durara más de dos semanas. Eso es lo que sucedió en 1924, cuando el oponente de la Prohibición, Al Smith, se enfrentó a William McAdoo, quien contaba con el apoyo del Ku Klux Klan.

McAdoo trató de distanciarse del Klan, pero fue en vano, como cánticos de "¡Ku Ku McAdoo!" y "¡Bebida! ¡Bebida! ¡Bebida!" voló de un lado a otro mientras pasaban docenas de rondas de votación. Después de 103 votaciones, los demócratas se decidieron por el candidato a compromiso John W. Davis, que fue aplastado en noviembre.

Convención Republicana de 1964 - En medio de la Era de los Derechos Civiles, los archiconservadores empujaron a Barry Goldwater a la nominación republicana, lo que resultó en una convención que dividió al partido republicano.

Una pelea a puñetazos casi estalló durante un debate de plataforma sobre inmigración, y los partidarios de Goldwater se burlaron del rival moderado, Nelson Rockefeller, durante su discurso. Pero el bando de Goldwater resultó ser una minoría muy ruidosa pero muy pequeña, ya que Lyndon B. Johnson tomó 44 estados en las elecciones generales.

Convención Demócrata de 1968 - Con MLK y RFK muertos, las protestas estudiantiles en todo el país y la guerra de Vietnam cada vez más impopular, la decisión de los demócratas de no presionar contra las políticas de Lyndon Johnson en el sudeste asiático fue la gota que colmó el vaso para algunos. Los manifestantes marcharon en la convención en Chicago y, mientras las cámaras de noticias de televisión rodaban, fueron brutalmente golpeados por la policía.

Convención Republicana de 1972 - Las protestas contra la guerra de Vietnam continuaron en las próximas elecciones, cuando Richard Nixon llevó su campaña de reelección a Miami Beach. Una vez más, la escena exterior estalló en violencia, y el periodista gonzo Hunter S. Thompson quedó atrapado en el fuego cruzado, aunque señaló que un grupo no violento lo golpeó más:

"Había un ominoso sentido de dignidad en todo lo que hicieron en Miami los Veteranos de Vietnam contra la Guerra", escribió Thompson. "Rara vez insinuaban violencia, pero su sola presencia era amenazadora a un nivel al que los locos de la calle ni siquiera se acercaban, a pesar de todos sus gritos y críticas".

Convención Demócrata de 1980 - Inexplicablemente, un delegado demócrata votó para que George Orwell fuera el compañero de fórmula de Jimmy Carter. El autor de "Animal Farm" había estado muerto durante 30 años.

Pero eso no fue nada comparado con el final extremadamente incómodo del discurso de la convención del presidente Jimmy Carter, que no logró reunir a los demócratas que apoyaban a Ted Kennedy. Carter esperaba que Kennedy se uniera a él en el escenario en una muestra entusiasta de solidaridad, solo para recibir un apretón de manos a medias mientras un puñado de globos caían de las vigas. El mensaje era claro: Carter no tenía ninguna posibilidad contra Ronald Reagan.

Convención Demócrata de 2000 - Mientras Al Gore aceptaba la nominación en el Staples Center de Los Ángeles, la banda de nu-metal Rage Against The Machine realizaba un concierto de protesta al otro lado de la calle. El concierto atrajo a manifestantes desilusionados con el sistema bipartidista y los candidatos propuestos por ambos partidos. El concierto terminó cuando aumentaron las tensiones entre los fanáticos de la banda y la policía, ya que se cortó el sonido y se dispararon balas de goma.

Convención Demócrata de 2004: similar a la confusión del globo que plagó el discurso de Jimmy Carter, los globos no pudieron descender después del discurso de John Kerry. Esta vez, sin embargo, el incidente fue captado por CNN, junto con el sonido de la voz de pánico del productor del programa Don Mischer siendo captada por los micrófonos: "¿Qué está pasando con los globos? No hay nada cayendo. haciendo ahí arriba? "

Convención Republicana de 2012 - Donald Trump planea invitar a varios oradores famosos a la convención de este año, aunque es difícil creer que alguno de ellos dará un discurso tan extraño como el que pronunció Clint Eastwood hace cuatro años. Eastwood improvisó un discurso en el que habló ante una silla vacía que representaba a Barack Obama. El discurso se ganó el elogio de la derecha y la burla de la izquierda, aunque Bill Maher elogió a Eastwood por aportar espontaneidad al asunto fuertemente escrito en que se han convertido las convenciones políticas.


REVISIÓN DE HECHOS: Imagen viral que afirma mostrar al KKK marchando en la Convención Nacional Demócrata de 1924

Una imagen compartida en Facebook supuestamente muestra un desfile de miembros del Ku Klux Klan (KKK) en la Convención Nacional Demócrata de 1924.

Veredicto: falso

La imagen captura una marcha del KKK hacia el funeral de un oficial de policía asesinado el 2 de diciembre de 1924.

& ldquoEsta foto fue tomada en la Convención Nacional Demócrata de 1924, & rdquo, dice el pie de foto. & ldquoSe conocía como & lsquoKlanbake & rsquo (en caso de que quieras buscarlo en Google). & rdquo

La Convención Nacional Demócrata de 1924, que tomó 16 días y 103 votaciones para seleccionar al candidato presidencial, se llevó a cabo en la ciudad de Nueva York del 24 de junio al 9 de julio de ese año. Se ha descrito popularmente como un & ldquoKlanbake & rdquo durante un par de décadas, según una investigación de la periodista Jennifer Mendelsohn y el académico Peter Shulman, quienes rastrearon el origen del término hasta un informe contemporáneo sobre la convención del New York Daily News. Según JSTOR Daily, cientos de miembros del KKK asistieron como delegados.

La imagen ha sido identificada erróneamente como miembros del Klan marchando en la convención, pero en realidad fue tomada unos cinco meses después en Madison, Wisconsin, por el fotógrafo Arthur M. Vinje del Wisconsin State Journal. Muestra un desfile de miembros del Klan rumbo al funeral de un oficial de policía asesinado en diciembre de ese año.

& ldquoKu Klux Klan (KKK) con máscaras cónicas y túnicas blancas desfilando por King Street hasta la funeraria Schroeder para el funeral del oficial de policía Herbert Dreger, & rdquo lee el título en el sitio web de Wisconsin Historical Society & rsquos. & ldquoDreger fue asesinado a tiros en & lsquoDeath & rsquos Corner & rsquo (South Murray Street) el 2 de diciembre de 1924. & rdquo

En los últimos años, los conservadores han desplegado la imagen en un intento de desacreditar a los demócratas. El comentarista político conservador Dinesh D & rsquoSouza, por ejemplo, tuiteó la imagen en 2017. Shulman lo corrigió posteriormente, señalando el sitio web de la sociedad histórica.

¿Tiene una sugerencia de verificación de datos? Envíe ideas a [email & # 160protected].


Elecciones de 2016

En noviembre de 2015, el consultor republicano Karl Rove predijo que una convención negociada era posible en 2016, como resultado del gran campo republicano, el número de estados que otorgan delegados proporcionalmente y la "fuerza fluida" de superdelegados no comprometidos. Argumentó en un artículo de opinión a favor de El periodico de Wall Street que Jeb Bush, Ben Carson, Ted Cruz, Marco Rubio y Donald Trump "tienen el mensaje, el dinero, la organización y los números de las encuestas para jugar a largo plazo", lo que aumentaría la posibilidad de una convención negociada. & # 9116 & # 93

El 10 de diciembre de 2015, El Washington Post informó que el Comité Nacional Republicano había comenzado a hacer preparativos para una posible convención negociada. En una reunión de 20 funcionarios del partido el 7 de diciembre de 2015, se informó que se discutieron “las bases para una pelea en el piso” contra Trump. En respuesta, Trump dijo que estaría "en desventaja" si ocurriera alguna. "Me enfrentaría a tipos que crecieron juntos, que se conocen íntimamente y no sé quiénes son, ¿de acuerdo? Esa es una gran desventaja", explicó Trump. & # 9117 & # 93

En una declaración del 11 de diciembre de 2015, Carson amenazó con abandonar el Partido Republicano si el liderazgo del partido se reunía nuevamente para discutir el uso de una convención negociada para guiar el resultado de las elecciones primarias. “Si este fue el comienzo del plan para subvertir la voluntad de los votantes y reemplazarlos con la voluntad de la élite política, les aseguro que Donald Trump no será el único que dejará el partido”, escribió Carson. En una entrevista en Fox News Más tarde ese mismo día, Carson aclaró que no se postularía como candidato de un tercer partido. & # 9118 & # 93 & # 9119 & # 93

Los partidarios de Mitt Romney también supuestamente "trazaron una estrategia para una entrada tardía para recoger delegados y competir por la nominación en una pelea de la convención, según los republicanos que fueron informados sobre las conversaciones". & # 9120 & # 93

El 3 de marzo de 2016, Romney condenó públicamente la candidatura de Trump y alentó a los votantes a apoyar a Marco Rubio y John Kasich en sus respectivos estados de origen, Florida y Ohio. Reuters informó: "Al pedir una votación dirigida, Romney estaba creando la posibilidad de una convención impugnada cuando los republicanos se reúnan en Cleveland a mediados de julio para seleccionar a su candidato para las elecciones de noviembre para suceder al presidente demócrata Barack Obama. Eso podría crear un camino para negar Trump los 1.237 delegados necesarios para la nominación ". & # 9121 & # 93

Al día siguiente, Ted Cruz se opuso a una convención negociada. Dijo: "Una convención negociada es la quimera del establecimiento de Washington. Tienen la esperanza de poder arrebatarle esta nominación al pueblo. Si los negociadores de Washington intentan robarle la nominación al pueblo, creo que lo hará". será un desastre. Causará una revuelta ". & # 9122 & # 93

John Kasich pareció apoyar la posibilidad de una convención negociada mientras hablaba con los periodistas el 7 de marzo de 2016. Dijo que no necesitaría una pluralidad de delegados para competir por la nominación presidencial republicana. "Los delegados serán inteligentes y lo resolverán. Estuve en una convención en la que Ronald Reagan desafió a Gerald Ford. Ford ganó y el partido se unificó. Pero, ya sabes, decir: tengo más que tú, por lo tanto ¿Debería conseguirlo? ¡Sal y gánatelo! No te quejes de cómo va a funcionar. ¡Ve a buscar lo que necesitas para ser el ganador legítimo! " Dijo Kasich. & # 9123 & # 93


Elecciones de 1924 a 1964

Esta sección contiene información y recuerdos sobre las elecciones de 1924 a 1964. Desplácese hacia abajo en la página para obtener más información sobre años electorales específicos.

Elección de 1924

El vicepresidente Calvin Coolidge se convirtió en presidente después de la repentina muerte de Warren Harding en 1923. Poco después, se revelaron informes sobre escándalos gubernamentales. Las investigaciones habían descubierto que miembros de la administración de Harding habían recibido sobornos para arrendar reservas de petróleo en propiedades gubernamentales en Teapot Dome, Wyoming, a petroleros privados. Coolidge no estuvo implicado, su reputación de integridad y honestidad permaneció intacta. Fácilmente ganó la nominación republicana en la convención de 1924. El Partido Demócrata se dividió en dos poderosas facciones. El ala sur y oeste apoyaron al yerno y secretario del Tesoro de Woodrow Wilson, William Mc Adoo de California. Esta facción fue influenciada por el recientemente resurgimiento del Ku Klux Klan y estaba en contra de la inmigración y a favor de la prohibición. Mientras tanto, la facción norte y este del partido estaba influenciada por la maquinaria política de la gran ciudad y estaba fuertemente a favor de la inmigración y en contra de la prohibición. Su candidato, el gobernador católico de Nueva York, Al Smith, era inaceptable para los demócratas del sur. El resultado fue una convención nacional polémica. Requirió 103 papeletas y duró 17 días antes de que se nominara a un candidato de compromiso, el congresista y ex abogado de Wall Street John W. Davis. El Partido Progresista resurgió como una coalición de agricultores, trabajadores y socialistas para nominar al senador republicano Robert LaFollette de Wisconsin en una plataforma de reforma corporativa.

Coolidge hizo poca campaña real, mientras que Davis recorrió el país criticando el silencio de Coolidge y los escándalos de la administración anterior. "Silent Cal" era un hombre de pocas palabras. “Estoy a favor de la economía” y “el negocio de Estados Unidos es el negocio” fueron sus temas básicos no controvertidos. Al final, la popularidad de Coolidge, combinada con la división en el Partido Demócrata y la prosperidad general en el país, lo hicieron difícil de derrotar. La elección resultó en otro deslizamiento de tierra republicano. Coolidge recibió 382 votos electorales, 136 de Davis y 13 de LaFollette. El voto popular fue 54 por ciento republicano, 30 por ciento demócrata y 16.6 por ciento progresista. Virginia emitió sus 12 votos electorales por John Davis.

Elección de 1928

A pesar de su continua popularidad y la prosperidad general del país, el presidente Calvin Coolidge se negó a postularse para otro mandato. En cambio, el Partido Republicano recurrió a Herbert Hoover, un ex ingeniero, millonario que se hizo a sí mismo y secretario de Comercio. Hoover era popular entre su partido por sus esfuerzos de ayuda humanitaria durante y después de la Primera Guerra Mundial. Básicamente, no hubo oposición. Hoover fue nominado en la primera votación con una plataforma para continuar las políticas de Coolidge y defender la 18ª Enmienda (Prohibición). Debido a que William McAdoo se negó a postularse, el gobernador de Nueva York, Al Smith, no tuvo una competencia seria por la nominación demócrata. La facción sureña del Partido Demócrata todavía consideraba a Smith como un lastre debido a su catolicismo y sus opiniones contra la prohibición. Para apaciguar al ala sur del partido, que apoyaba la prohibición, se eligió al senador de Arkansas Joseph Robinson como compañero de fórmula de Smith.

La campaña de Hoover enfatizó la prosperidad del país. Los republicanos prometieron "un pollo en cada olla y dos autos en cada garaje". Ambas partes también utilizaron la radio para hacer campaña, aunque Smith se sintió perjudicado a nivel nacional por su acento regional de Nueva York y su gramática ocasionalmente pobre. Teniendo en cuenta que había tantos factores en su contra, Smith lo hizo notablemente bien, especialmente en las grandes ciudades y áreas urbanas. El voto electoral final fue 444 para Hoover (con el 58,2 por ciento del voto popular) contra 44 votos electorales para Smith (con el 40,8 por ciento del voto popular). Virginia emitió sus 12 votos electorales por Herbert Hoover.

Elección de 1932

La caída del mercado de valores y la depresión subsiguiente comenzaron solo ocho meses después de la toma de posesión del presidente Herbert Hoover en 1929. Sus intentos por mejorar la economía resultaron infructuosos. En el momento de las elecciones presidenciales de 1932, había un desempleo generalizado debido a las fallas comerciales y agrícolas. En algunas ciudades, los desempleados solo tenían el refugio de correr en las chozas, estas áreas fueron apodadas "Hoovervilles". La imagen que alguna vez fue positiva de Hoover como administrador humanitario y exitoso se había desvanecido. No obstante, en ausencia de cualquier otro candidato viable y con la esperanza de revertir los fracasos económicos, el Partido Republicano nominó a Hoover en la primera votación de su convención. Los demócratas intuyeron la oportunidad de recuperar la Casa Blanca. Aunque Al Smith y varios otros buscaron la nominación, el ex candidato a vicepresidente y gobernador de Nueva York Franklin Delano Roosevelt fue nominado en la cuarta votación de la convención demócrata. Roosevelt se convirtió en el primer candidato en dar un discurso de aceptación en una convención nacional y pidió un "New Deal" en nombre del pueblo estadounidense.

Ambos partidos hicieron un amplio uso de la radio durante la campaña. Aún así, en parte para demostrar su fuerza y ​​vitalidad a pesar de tener polio paralizante, Roosevelt hizo una extensa gira de conferencias por el país. La preocupación por la economía y la aparente incapacidad de Hoover para resolver la crisis llevaron a una victoria aplastante de Roosevelt (472 votos contra 59). Los estadounidenses tenían la esperanza de que una nueva administración pudiera encontrar una solución a la depresión. Virginia emitió sus 11 votos electorales por Franklin Roosevelt.

Elección de 1936

Para 1936, el plan "New Deal" del presidente Franklin D. Roosevelt para combatir la crisis económica había dado como resultado una mejora sustancial; el país tenía la esperanza de una recuperación total. Sin embargo, la Gran Depresión no terminó. El desempleo se mantuvo alto y la deuda nacional estaba aumentando. Con una plataforma del Partido Demócrata para expandir el New Deal, Roosevelt fue nominado fácilmente para un segundo mandato. Los republicanos eligieron a Alf Landon, un gobernador conservador de Kansas que había equilibrado el presupuesto de su estado pero que también había sido un progresista "Bull Moose". La plataforma del Partido Republicano, aunque estuvo de acuerdo con algunos programas del New Deal, atacó el presupuesto desequilibrado y el gasto “derrochador”. Los seguidores en contra del New Deal del recientemente fallecido gobernador de Luisiana Huey Long y el popular sacerdote católico Padre Charles Coughlin respaldaron a un candidato, William Lemke, del Partido Unión. Los laboristas habían recibido una legislación favorable con los programas del New Deal y, como resultado, comenzaron a desempeñar un papel en la política democrática. Por primera vez, los sindicatos apoyaron a un candidato cuando el nuevo Congreso de Organizaciones Industriales (CIO), encabezado por el presidente de United Mine Workers, John L. Lewis, formó un grupo de acción política llamado Labors Non-Partisan League.

Las estrategias de campaña en 1936 incluyeron el uso extensivo de la radio. El presidente Roosevelt continuó con sus charlas “junto al fuego”. Los republicanos se quejaron de que esto le dio al presidente una ventaja injusta y solicitaron su propio tiempo de transmisión gratuito. Las campañas también comenzaron a hacer uso de los profesionales de la publicidad y las encuestas de opinión pública. Con las grandes empresas apoyando a los republicanos y los trabajadores apoyando a los demócratas, ambos partidos tenían fondos considerables. El resultado de las elecciones fue una victoria abrumadora para Roosevelt y el Partido Demócrata. Roosevelt ganó más del 60 por ciento del voto popular y un margen de voto electoral de 523 a 8. Landon solo ganó los estados de Maine y Vermont. Los demócratas también controlaban el Senado y la Cámara de Representantes por amplios márgenes. El electorado demócrata ahora incluía sindicatos, trabajadores industriales, agricultores, desempleados, liberales, blancos del sur, ancianos (especialmente con la aprobación de la Ley de Seguridad Social) y, por primera vez, estadounidenses negros. Virginia emitió sus 11
votos electorales por Franklin Roosevelt.

Elección de 1940

Aunque el desempleo seguía siendo alto y no se había logrado la recuperación económica, el tema principal de las elecciones de 1940 fue la guerra en Europa. El Partido Republicano nominó a Wendell Willkie, ex abogado de Wall Street y presidente de una empresa de servicios públicos. Como ex empresario articulado, carismático y apolítico, se había convertido en el favorito de una comunidad profesional que estaba cansada del New Deal. Aunque Franklin D. Roosevelt no buscó aparentemente una nominación para un tercer mandato, sus colaboradores cercanos sabían que aceptaría la candidatura si fuera redactado por la convención. Roosevelt ganó fácilmente la nominación en la primera votación y eligió a regañadientes a Henry Wallace como su compañero de fórmula.

Willkie realizó una extensa gira de conferencias por el país y atacó la oferta del tercer mandato de Roosevelt y los fracasos de sus políticas del New Deal mientras promovía la neutralidad de Estados Unidos con respecto a la guerra en Europa. Aunque Roosevelt no hizo campaña personalmente hasta poco antes de las elecciones, sus partidarios atacaron a Willkie. Antes de las elecciones, Willkie advirtió que una victoria de Roosevelt resultaría en la participación de Estados Unidos en la guerra. En un discurso final, Roosevelt afirmó que "sus muchachos no serán enviados a ninguna guerra extranjera". Aunque su margen de victoria fue menor que en 1936, Franklin Roosevelt fue elegido por tercera vez sin precedentes. Recibió el 54 por ciento del voto popular. La victoria electoral de Roosevelt fue 449 frente a los 82 de Willkie. Virginia emitió sus 11 votos electorales por Franklin Roosevelt.

Elección de 1944

Con Estados Unidos en guerra, el presidente Franklin D. Roosevelt buscó activamente la nominación para un cuarto mandato sin precedentes. No hubo otros candidatos demócratas viables para reemplazar al comandante en jefe y, por lo tanto, fue seleccionado en la primera votación. Preocupados por el deterioro de la salud de Roosevelt, la mayoría de los líderes del Partido Demócrata abogaron por reemplazar al ultraliberal Henry Wallace como candidato a vicepresidente. El senador de Missouri Harry S. Truman fue elegido como Wallace reemplazo. Los republicanos nominaron al gobernador de Nueva York y exfiscal de distrito Thomas Dewey para presidente. Inmediatamente declaró que cualquier campaña negativa sobre la conducción de la guerra sería antipatriótica. En cambio, la campaña de Dewey se centró en atacar la edad y la salud de Roosevelt, así como en promover un empleo más pleno trabajando con la empresa privada. Dewey hizo una campaña activa con giras de conferencias y un amplio uso de discursos de radio. En contraste, Roosevelt se negó a hacer campaña hasta poco antes de las elecciones cuando, preocupado de que su falta de apariciones en la campaña diera crédito a la creencia de que su salud estaba fallando, pronunció una serie de discursos que energizaron la campaña demócrata. Una vez más, el CIO y los sindicatos apoyaron a Roosevelt.

El resultado de la elección fue similar al resultado de 1940. Roosevelt recibió el 53,4 por ciento del voto popular y 432 votos electorales contra 99 para Dewey. Lo más probable es que la guerra fuera el factor decisivo en la campaña. La mayoría de los estadounidenses no deseaba cambiar de liderazgo, mientras que los acontecimientos de la guerra de 1944 parecían indicar una conclusión exitosa. Después de su investidura en enero, Roosevelt sufrió una hemorragia cerebral fatal en abril de 1945 y fue sucedido por Truman. La guerra terminó cinco meses después. Virginia emitió sus 11 votos electorales por Franklin Roosevelt.

Elección de 1948

La popularidad inicial de posguerra del presidente Harry S. Truman pronto se erosionó debido al desarrollo de problemas económicos que incluían inflación, aumento de precios, impuestos más altos y huelgas laborales. Tras las victorias en las elecciones al Congreso de 1946, el Partido Republicano se mostró optimista de que recuperaría la Casa Blanca en 1948. Entre los aspirantes a la nominación presidencial republicana se encontraban Robert Taft, Harold Stassen y el general Douglas McArthur. En la primera convención nacional política televisada, sin embargo, el Partido Republicano nominó nuevamente a Thomas Dewey. Los demócratas, sintiendo la derrota, intentaron reclutar al popular general Dwight D. Eisenhower. Cuando Eisenhower se negó a presentarse, el grupo volvió a dirigirse a Truman. Tras la adopción de una sólida plataforma de derechos civiles por parte de la convención demócrata, los delegados de Alabama y Mississippi se retiraron, y varios días después formaron el Partido de los Derechos de los Estados o "Dixiecrat". Su candidato presidencial fue el gobernador de Carolina del Sur, Strom Thurmond. Además, los demócratas de izquierda y otros grupos liberales, descontentos con las políticas de posguerra de Truman con Rusia, formaron un nuevo Partido Progresista. Nominó al hombre que Roosevelt había reemplazado por Truman en 1944, el ex vicepresidente Henry Wallace.

Durante la campaña, Truman, prometiendo "darles el infierno", realizó una extensa gira en tren por el país. En lugar de atacar a Dewey, Truman criticó al Congreso Republicano como el "sin cuenta, no hagas nada, Octogésimo Congreso". A pesar del creciente tamaño de la multitud en los discursos de Truman a medida que se acercaban las elecciones, las encuestas continuaron mostrando a Dewey a la cabeza. Anticipándose a una victoria, el titular del Chicago Tribune la mañana después de las elecciones decía "Dewey derrota a Truman". Pero en una notable sorpresa, Truman capturó 303 votos electorales contra 189 para Dewey y más de 2 millones de votos populares. El Partido de los Derechos de los Estados recibió 39 votos electorales, mientras que el Partido Progresista no recibió ninguno. Virginia emitió sus 11 votos electorales por Harry Truman.

Elección de 1952

La administración Truman sufrió una pérdida de popularidad debido a una impopular Guerra de Corea, la expansión del comunismo en China y los escándalos de soborno en el gobierno. En consecuencia, cuando Harry Truman se negó a postularse nuevamente, el Partido Demócrata nominó como candidato a Adlai Stevenson, el académico gobernador de Illinois y nieto del vicepresidente de Grover Cleveland. Aunque tanto el Partido Demócrata como el Republicano habían estado interesados ​​previamente en Dwight D. Eisenhower como su candidato, en 1952 se había declarado republicano y fue nominado fácilmente en su convención. La campaña del Partido Republicano pretendía atacar a los demócratas con una estrategia llamada fórmula “K1C2” (Corea, comunismo, corrupción). El senador junior Richard M. Nixon, que había estado activo en investigaciones anticomunistas, fue nominado para la vicepresidencia.

La campaña de Eisenhower se planeó cuidadosamente con el asesoramiento de expertos en publicidad. Se diseñó una campaña telefónica y numerosos comerciales de televisión para llegar a los votantes en sus hogares. Además, Eisenhower viajó en avión, dando discursos en cuarenta y cuatro estados. Los republicanos también buscaron activamente el voto de las mujeres con comerciales de televisión basados ​​en los valores familiares. El lema del demócrata era "nunca te fue tan bien", pero la campaña careció de la planificación y la estrategia de los republicanos. Stevenson también viajó por el país en avión, dando discursos inteligentes e ingeniosos, pero proyectados mal en la televisión. La campaña de Eisenhower recibió un duro golpe cuando un artículo periodístico acusó a Nixon de recibir y utilizar personalmente un fondo secreto de dinero político. Nixon defended himself to a nationwide television audience claiming the money was used entirely for political purposes. He added that the only gift he received was a dog named Checkers that his children loved and he was going to keep. Following the “Checkers speech, ” the Republican National Committee received a deluge of positive mail supporting Nixon. Eisenhower agreed to keep him on the ticket.

Near the end of the campaign, Eisenhower announced that if elected, he would “go to Korea” to end the war. This pledge, along with his popularity as a military hero, led to a landslide victory. Along with 55 percent of the popular vote, Dwight Eisenhower received 442 electoral votes to 89 for Stevenson. Virginia cast its 12 electoral votes for Dwight D. Eisenhower.

Election of 1956

The popular Dwight D. Eisenhower was easily nominated at the Republican convention in 1956. The country was at peace after the Korean War and enjoying economic prosperity. The only question was Eisenhower’s health following a heart attack he suffered in 1955, but his recuperation had been uneventful, and he was anxious to run for a second term. After some initial hesitancy, the controversial Richard Nixon was again nominated for vice president. The Democrats turned once again to Adlai Stevenson, who had defeated Tennessee governor Estes Kefauver in the party primaries. Despite some early support for young Massachusetts senator John F. Kennedy, Kefauver was chosen as Stevenson’s running mate. Though Eisenhower did less traveling and active campaigning than in 1952, extensive use of television commercials promoted the Republican theme of “peace, progress, and prosperity.” Stevenson traveled extensively by plane, giving speeches at rallies across the country.

Democrats tried to use Eisenhower’s health, age, and the possibility of Richard Nixon replacing him as issues. Just before the election, the Soviet Union invaded Hungary, and British forces invaded Egypt over the rights to the Suez Canal. The voters trusted Eisenhower, with his military and international background, as the better candidate to handle this crisis. The president’s popularity combined with Stevenson’s divorce (at a time when Republicans were promoting family values), led to an overwhelming Eisenhower victory. Along with 57 percent of the popular vote, Eisenhower received 457 electoral votes to 73 for Stevenson. Virginia cast its 12 electoral votes for Dwight D. Eisenhower.

Election of 1960

With the 22nd Amendment preventing President Dwight Eisenhower from seeking a third term, the Republicans designated Richard Nixon and Henry Cabot Lodge as their candidates for the 1960 election. Nixon promised to campaign in all fifty states. Although his bid to be vice president in 1956 was unsuccessful, John F. Kennedy had gained national recognition with that attempt combined with the popularity of his Pulitzer Prize–winning book, Perfiles de valentía. There was initial concern over his youth, Catholicism, and mediocre record as Massachusetts senator, but Kennedy was able to reassure the voters by defeating Hubert Humphrey in the Democratic primaries. At the age of forty-three, Kennedy was nominated for president at the Democratic convention. Lyndon Johnson was selected as the vice presidential candidate. Kennedy’s campaign committee, led by his younger brother Robert, was comprised of experts to help with speeches and strategic advice.

Despite all the traveling, speeches, and paraphernalia, it was television that had the greatest effect on the campaigns. For the first time, two presidential candidates met in a series of nationally televised debates. More than 70 million viewers tuned in to the first debate. Kennedy appeared the most photogenic, relaxed, and confident. Nixon, who had been ill, refused make-up he appeared tired, pale, and perspiring. Though many radio listeners thought that Nixon had won the debate, Kennedy’s television performance was a turning point in the campaign, as larger and larger crowds began to appear at his rallies.

With Alaska and Hawaii having been admitted to the Union in 1959, this was the first election for 50 states and the largest voter turnout to date. In a remarkably close election, Kennedy received 49.7 percent of the popular vote (303 electoral votes) to 49.6 percent for Nixon (279 electoral votes). Unpledged Electors from Mississippi and Alabama gave 15 electoral votes to Senator Harry Byrd of Virginia (and Strom Thurmond for vice president). Virginia cast its 12 electoral votes for Richard Nixon.

Election of 1964

On becoming president, following the assassination of John F. Kennedy, Lyndon Johnson embarked on a legislative agenda that involved civil rights and “New Deal” type welfare reforms. The goal was to create a “Great Society” where the government would improve the quality of life for everyone. The 1964 Democratic convention easily nominated Johnson for president and Hubert Humphrey for vice president. The party’s platform pledged to continue federal economic and social programs. The Republican convention selected ultra conservative Arizona senator Barry Goldwater rather than more liberal candidates, such as Governors Nelson Rockefeller and William Scranton. William Miller was nominated for vice president. During the campaign, Democrats attacked Goldwater as a reckless extremist conservative whose views could lead to nuclear war. A particularly effective television commercial featured a young girl counting daisy petals. As she counted down, the T.V. screen suddenly showed a mushroom cloud image of a nuclear explosion with Johnson’s voice proclaiming, “These are the stakes. We must all love each other or we will die.” Goldwater unsuccessfully tried to attack the Johnson administration’s financial scandals and LBJ’s reputation as a “wheeler-dealer.”

Voters, concerned over the nuclear war issue and possible loss of social security and other programs, gave an overwhelming victory to Lyndon Johnson (486 electoral votes to 52 for Goldwater). Johnson, who called the results a “mandate for unity,” received 61 percent of the popular vote. Virginia cast its 12 electoral votes for Lyndon Johnson.


Citizen Klan

Delegates to the Democratic Party's 1924 Convention from Washington State, Oregon, and Idaho unanimously opposed adding a plank to the Party Platform that would condemn Ku Klux Klan violence. Source: the national Klan newspaper, The Imperial Night-Hawk, July 2, 1924, p4.

David Leppert: Mayor of Kent and Seattle-area Ku Klux Klan Leader

Watcher on the Tower, Sept 1, 1923, p4.

Wapato School Director

Wapato Independent, Mar 12, 1925, p1.

The Ku Klux Klan was controversial in the 1920s not only because of its intolerance and promotion of vigilante violence, but also because of its entry into American politics. During the first half of the 1920s, the Klan, which had previously been associated with the South, came to thoroughly dominate electoral politics in Indiana, supposedly helped elect eleven Governors (including Oregon’s Walter Pierce), and briefly controlled State Legislatures in the Western States of Oklahoma, Texas, Colorado, and Oregon.

At the national level, the Klan is alleged to have elected dozens of Senators and Congressmen in the 1920s. Though at the local level Klan politicians were both Republicans and Democrats, nationally it was the Democratic Party that was most associated with the Klan because of intense infighting at its 1924 Presidential nominating convention. Klan allies fought tooth-and-nail to oppose the nomination of New York Governor Al Smith because he was Catholic, and conflict between delegates went from rhetoric to fistfights. The negative publicity from this infighting supposedly helped Republican Calvin Coolidge win the Presidency that year by a landslide.

In this context, the inroads made into electoral politics by Washington State’s Ku Klux Klan seem relatively mild. Voting patterns on the Klan’s anti-Catholic school bill in 1924 suggest that while the Klan had many members in big cities, its main voting power (which was not very large) resided in small farming towns. Yet on the other hand, at the Democratic Party Convention earlier that year, delegates from Washington state, along with those from Oregon and Idaho, were unanimous in opposing a plank to the Party platform which would have repudiated violence associated with the KKK.

Notable Klan members elected to public office in Washington State include the Mayor of Kent, David Leppert, and Bellingham City Attorney Charles B. Sampley. Politicians who were likely members of the Klan include the Mayor of Blaine, Alan Keyes, and Wapato’s Director of Schools, Frank Sutton. Given that the Klan was a secret society, it is hard to differentiate Klan allies from Klan members, and it is likely that many other local elected officials in Washington state were Klan members.

Congressman Albert Johnson

Certainly the biggest question with regard to the Washington state’s Klan’s influence on local and national electoral politics comes through its relationship to Congressman Albert Johnson, Representative to the United States House from Washington&rsquos Third Congressional District.

Congressman Johnson was a eugenics supporter and a national leader in demanding that the U.S. restrict most of its immigration to “Nordic” peoples. As Chair of the House’s Immigration Committee, he introduced and led a successful drive to pass what in 1924 became the most strict immigration law in American history. His intolerant views and political career grew independently of the Ku Klux Klan. He claimed to have been part of a mob that forced hundreds of South Asians out of Bellingham, Washington and into Canada in 1907, was elected in 1914 on an anti-immigrant platform, and played a leading role among Western Congressmen in calling for comprehensive anti-Japanese and anti-South Asian immigration restriction as soon as he arrived in the Capitol. Johnson was a member of the Freemasons, a group the Klan often sought to recruit from.

The Klan was public and effusive in its support of Albert Johnson. Time Magazine noted in 1924 that Johnson’s immigration restriction law was “generally supported by the West and South, admittedly with the backing of the Ku Klux Klan.” It reported in 1926 that one of the national KKK’s top four political priorities was the “Renomination and re-election of Representative Albert Johnson of Washington, so he can continue to be Chairman of the House Committee on Immigration and fight for restricted immigration laws.” The Klan wasn’t the only organization pushing immigration restriction, even though its spectacular growth in the early 1920s nationwide helped make its passage politically possible. We may never know whether Johnson was an ally of the Klan, a mentor, or even a member. But he certainly had the Klan’s admiration its support.

&ldquoThe Washington State Klan in the 1920s&rdquo by Trevor Griffey includes the following chapters:


Coolidge Easily Wins Election of 1924

LA FORMACIÓN DE UNA NACIÓN – a program in Special English by the Voice of America.

Vice President Calvin Coolidge moved to the White House in 1923 following the death of President Warren Harding. The new president quickly gained the trust of most Americans by investigating the crimes of Harding's top officials. And his conservative economic policies won wide support.

Coolidge had one year to prove his abilities to the American people before the 1924 election. That election is our story today.

Coolidge was a quiet man who believed in limited government policies. But his silence hid a fighting political spirit. Coolidge had worked for many years to gain the White House. He would not give it up without a struggle.

Coolidge moved quickly after becoming president to gain control of the Republican Party. He named his own advisers to important jobs. And he replaced a number of officials with people whose loyalty he could trust.

Most Republicans liked Coolidge. They felt his popular policies would make him a strong candidate in the presidential election. For this reason, Coolidge faced only one serious opponent for the Republican presidential nomination in 1924.

Coolidge's opponent was the great automobile manufacturer Henry Ford of Michigan.

Ford had been a Democratic candidate for the Senate in 1918. He lost that election. But after the election, some people in his company began to call for Ford to be the Republican presidential nominee in 1924.

Ford was one of history's greatest inventors and manufacturers. But he had limited skills in politics. Ford was poorly educated. He had extreme opinions about a number of groups. He hated labor unions, the stock market, dancing, smoking, and drinking alcohol. But most of all, Ford hated Jews. He produced a number of publications accusing the Jewish people of organizing international plots.

At first, Ford appeared to be a strong opponent to Coolidge. But soon, he realized that Coolidge was too strong politically. His economic policies were popular among the people. And the nation was at peace. The party could not deny Coolidge's nomination. Ford himself put an end to his chances by telling the nation that it was "perfectly safe with Coolidge."

Calvin Coolidge won the presidential nomination easily at the 1924 Republican convention in Cleveland, Ohio. The Republican delegates chose Charles Dawes of Illinois to run with him as the vice presidential candidate.

The Democratic Party was much more divided. Many of the groups that traditionally supported Democratic candidates now were fighting against each other. For example, many farmers did not agree on policies with people living in cities. The educated did not agree with uneducated people. And many Protestant workers felt divided from Roman Catholic and Jewish workers.

These differences made it hard for the Democratic Party to choose a national candidate. There was little spirit of compromise.

Two main candidates campaigned for the Democratic nomination. The first was former Treasury Secretary William McAdoo. McAdoo had the support of many Democrats because of his strong administration of the railroads during the world war. Democratic voters in southern and western states liked him because of his conservative racial policies and his opposition to alcohol.

The second main candidate was Alfred Smith, the governor of New York. Smith was a Roman Catholic. He was very popular with people in the eastern cities, Roman Catholics and supporters of legal alcohol. But many rural delegates to the convention did not trust him.

The Democratic Party convention met in New York City. It quickly became a battle between the more liberal delegates from the cities and the more conservative delegates from rural areas.

It was July. The heat was intense. Speaker after speaker appealed to the delegates for votes. One day passed. Then another. For nine days, the nation listened on the radio as the delegates argued about the nomination.

The delegates voted ninety-five times without success. Finally, McAdoo and Smith agreed to withdraw from the race. Even then, the delegates had to vote eight more times before they finally agreed on compromise candidates.

The Democratic delegates finally chose John Davis to be their presidential nominee. Davis was a lawyer for a major bank. He had served briefly under President Wilson as ambassador to Britain. The delegates also chose Charles Bryan to be the vice presidential candidate. Bryan was the younger brother of the famous Democrat and populist leader, William Jennings Bryan.

There also was a third party in the 1924 election. Many of the old Progressive supporters of Theodore Roosevelt and Woodrow Wilson opposed the choices of the Republicans and Democrats. They thought the country needed another candidate to keep alive the spirit of reform.

Progressive candidates had done well in the congressional election of 1922. But following the election, communists had gained influence in one of the major progressive parties. Most progressives did not want to join with communists. So, they formed a new Progressive Party. The new party named Senator Robert LaFollette of Wisconsin to be its presidential candidate.

LaFollette campaigned for increased taxes on the rich and public ownership of water power. He called for an end to child labor and limits on the power of the courts to interfere in labor disputes. And LaFollette warned the nation about the dangers of single, large companies gaining control of important industries.

Coolidge won the 1924 election easily. He won the electoral votes of thirty-five states to just twelve for Davis of the Democrats. LaFollette won only Wisconsin, his home state. Coolidge also won more popular votes than the other two candidates together.

The American people voted for Coolidge partly to thank him for bringing back honesty and trust to the White House following the crimes of the Harding administration. But the main reason was that they liked his conservative economic policies and his support of business.

LaFollette's Progressive Party died following the 1924 election. Most of his supporters later joined the Democrats. But the reform spirit of their movement remained alive through the next four years.

They were difficult years for Progressives. Conservatives in Congress passed laws reducing taxes for corporations and richer Americans.

Progressives fought for reforms in national agriculture policies. Most farmers did not share in the general economic growth of the 1920s. Instead, their costs increased while the price of their products fell. Many farmers lost their farms.

Farmers and progressives wanted the federal government to create a system to control prices and the total supply of food produced. They said the government should buy and keep any extra food that farmers produced. And they called for officials to help them export food.

Coolidge and most Republicans rejected these ideas. They said it was not the business of a free government to fix farm prices. And they feared the high costs of creating a major new government department and developing export markets.

Coolidge vetoed three major farm reform bills following his election.

The debate over farm policy was, in many ways, like the debate over taxes or public controls on power companies. There was a basic difference of opinion about the proper actions of government.

More conservative Americans believed the purpose of government was to support private business, not to control it. But more liberal Americans believed that government needed to do more to make sure that citizens of all kinds could share the nation's wealth more equally.

Coolidge and the Republicans were in control in the 1920s. For this reason, the nation generally stayed on a conservative path. The Democrats and Progressives would have to wait until later to put many of their more liberal ideas into action.

You have been listening to LA FORMACIÓN DE UNA NACIÓN, un programa en inglés especial. Your reporters were Harry Monroe and Kay Gallant. Our program was written by David Jarmul.


1924 Republican Convention - History

The 1924 National Convention of the Republican Party of the United States was held in Cleveland, Ohio, at the Public Auditorium from June 10 to 12. President Calvin Coolidge was nominated for a full term and went on to win the general election. The convention nominated Illinois Governor Frank Lowden for vice president on the second ballot, but he declined the nomination. The convention then selected Charles G. Dawes. Also considered for the nomination was Senator Charles Curtis of Kansas, a future vice president.

''Time'' featured the imperial wizard in a cover photograph in conjunction with an article about the organization's role in the Republican convention dubbing it "the Kleveland Konvention." Some delegates supported adding a condemnation of the Ku Klux Klan by name into the party platform, but they lacked enough support to bring their proposed language to a vote. The head of the KKK, Imperial Wizard Hiram Wesley Evans, was in the city for the convention but maintained a low public profile.

Coolidge faced a challenge from California Senator Hiram Johnson and Wisconsin Senator Robert M. La Follette in the 1924 Republican primaries. Coolidge fended off his progressive challengers with convincing wins in the Republican primaries, and was assured of the 1924 presidential nomination by the time the convention began. After his defeat in the primaries, La Follette ran a third party candidacy that attracted significant support. Image:Calvin Coolidge photo portrait head and shoulders.jpg| presidente
Calvin Coolidge Image:Hiram Johnson.jpg| Senator
Hiram Johnson
of California Image:Robert_M._La_Follette,_Sr.jpg| Senator
Robert M. La Follette
of Wisconsin

Vice Presidential nomination

As Calvin Coolidge had ascended to the presidency following the death of Warren G. Harding on 2 August 1923, he served the remainder of Harding's term without a vice president as the 25th Amendment had not yet been passed. This also left the Convention with the task of choosing a running mate for Coolidge. With Coolidge having locked up the presidential nomination, most attention was focused on the vice presidential nomination. Secretary of Commerce Herbert Hoover of California and appellate judge William Kenyon of Iowa were seen as the front-runners for the nomination, as both were popular Western progressives who could provide balance to a ticket led by a conservative from Massachusetts. Coolidge's first choice was reported to be Idaho Senator William E. Borah, also a progressive Westerner, but Borah declined to be considered. Illinois Governor Frank O. Lowden, University of Michigan president Marion Leroy Burton, Ambassador Charles B. Warren of Michigan, Washington Senator Wesley Livsey Jones, college president John Lee Coulter of North Dakota, General James Harbord, and General Charles Dawes also had support as potential running mates. Despite saying that he would not accept the nomination, Lowden was nominated for Vice President on the second ballot over Dawes, Kenyon, and Ohio Representative Theodore E. Burton. However, Lowden declined the nomination, an action, that , has never been repeated, and is now considered unthinkable. The Republicans then held a new vice presidential ballot, with Coolidge favoring Hoover. However, the Republicans picked Dawes, partly as a reaction to the perceived dominance of Coolidge in running the convention.

Each of the three days of the convention opened with a lengthy invocation by a different clergymen—one Methodist, one Jewish, one Catholic. Each was listed among the convention officers as an official chaplain. On June 10, the opening prayer was given by William F. Anderson, Methodist Episcopal bishop of Boston. Among other things, he called for "stricter observance of the law and the preservation of the Constitution of the United States", in other words, for more zealous enforcement of Prohibition. The next day's session was opened by Rev. Dr. Samuel Schulman, rabbi of Temple Beth-El in New York. Schulman spoke with appreciation for "the Republican Party's precious heritage of the championship of human rights" he called for "every form of prejudice and misunderstanding" to be "driven forever out of our land". Speaking of Calvin Coolidge, he praised "the integrity, the wisdom, the fearlessness of our beloved President". On June 12, the final day's invocation was given by Roman Catholic Bishop Joseph Schrembs of Cleveland. Schrembs characterized President Calvin Coolidge as "a chieftain whose record of faithful public service, and whose personality, untarnished and untainted by the pollution of political corruption, will fill the heart of America with the new hope of a second spring". Official Report of the Proceedings of the Eighteenth Republican National Convention, published by the Republican National Committee (1924), pp. 125–26


Ver el vídeo: La hermana Deirdre Byrnes habla en la Convención Republicana