Kristallnacht comenzó cuando este diplomático fue asesinado a sangre fría

Kristallnacht comenzó cuando este diplomático fue asesinado a sangre fría


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Cuando Ernst vom Rath se fue a trabajar la mañana del 7 de noviembre de 1938, no tenía idea de que pronto sería herido de muerte, o que su muerte serviría de excusa para un ataque terrorista de dos días contra los judíos alemanes. Estaba trabajando en la embajada alemana en París cuando Herschel Grynszpan, un judío polaco de 17 años, se acercó a él y disparó cinco veces a quemarropa.

Días después, vom Rath estaba muerto y las calles de Alemania estaban llenas de fragmentos de vidrio roto. La muerte del joven diplomático se utilizó como excusa para la Kristallnacht, un pogrom nacional de dos días contra los judíos de Alemania que ahora se considera un presagio del Holocausto. Pero, ¿quién fue el hombre cuya muerte supuestamente instigó la violencia y por qué lo mató Grynszpan?

Vom Rath ni siquiera sería una nota histórica a pie de página si no hubiera sido por las fuerzas políticas que se extendieron por Alemania cuando tenía poco más de veinte años. Nació en 1909 de un político de Frankfurt y luego estudió derecho. En 1932, tomó una decisión que influiría no solo en su breve vida, sino también en la historia mundial: se unió al Partido Nazi.

Hitler aún no estaba en el poder, pero el partido atraía cada vez más a alemanes que buscaban alivio de la difícil situación financiera del país después de la Primera Guerra Mundial. Vom Rath fue un participante entusiasta y en 1933 se unió al ala paramilitar del partido. La Sturmabteilung, o SA, era conocida por su violencia y lealtad al líder del partido, Adolf Hitler. Funcionando como una especie de ejército privado, protegió los mítines nazis, molestó a los judíos y se involucró en la violencia callejera en nombre del partido.

Esta lealtad fue recompensada. En 1934, Hitler purgó a las SA de enemigos sospechosos, consolidando su propio poder político y poniendo a cargo a los nazis más dedicados. Aparentemente, vom Rath pasó la prueba: sobrevivió a la purga y se convirtió en un diplomático de bajo nivel.

Aún así, es posible que nunca hubiera estado en los libros de historia si no fuera por su asesinato. Los testigos dijeron que Grynszpan simplemente entró en la embajada, le hizo una pregunta a vom Rath y le disparó. El niño no se resistió al arresto y, mientras estaba bajo custodia, dijo a las autoridades que había disparado a vom Rath como un acto de venganza por la expulsión de judíos polacos de Alemania a principios de 1938. Aunque Grynszpan vivía en París, había escuchado que sus padres , al igual que miles de otros judíos, vivían en el limbo en un campo de refugiados cerca de la frontera con Polonia después de que se les negara la entrada a Polonia.

Sin embargo, Grynszpan también dio otra razón para matar a vom Rath: afirmó que los dos habían tenido una aventura sexual. Poco después, se abandonó el juicio espectáculo planeado de vom Rath, presumiblemente para evitar la vergüenza que pudiera resultar de esas revelaciones. Sin embargo, no está claro si la historia de Grynszpan era cierta.

La historia podría haber sido una forma de proteger al joven en el juicio y desviar la atención de su crimen hacia un escándalo sexual. Pero el historiador alemán Hans-Jürgen Döscher afirma que las afirmaciones de la relación probablemente eran ciertas y que tanto Grynszpan como vom Rath frecuentaban los bares gay del bohemio París. Según la versión de los hechos de Döscher, Grynszpan, que vivía ilegalmente en París, asesinó a su socio después de que el diplomático no cumpliera su promesa de conseguirle documentos de identidad.

Independientemente del motivo, el asesinato fue la excusa perfecta para que los nazis intensificaran su campaña de odio contra los judíos. Hitler envió a su médico personal para que atendiera a vom Rath y cuando murió, el ministro de propaganda Joseph Goebbels pronunció un discurso en el que indicaba que los nazis no reprimirían ninguna protesta "espontánea" contra los judíos, a quienes se culpaba del asesinato.

Convenientemente, vom Rath murió en el aniversario del Beer Hall Putsch, un fallido golpe de 1923 que catapultó a Hitler a la conciencia nacional alemana. Arrastrados en un frenesí por las palabras de Goebbels y su odio a los judíos, los nazis de todo el país comenzaron a prepararse para la violencia. Aunque la violencia parecía espontánea, fue todo lo contrario: estaba bien organizada y dictada por instrucciones específicas del Partido Nazi.

Entre el 9 y el 10 de noviembre, 267 sinagogas, innumerables negocios y las casas de miles de judíos fueron saqueadas y destruidas. Al menos 91 judíos fueron asesinados y hasta 30.000 hombres fueron arrestados simplemente porque eran judíos. El pogrom ahora se ve como el inicio no oficial del Holocausto, un poderoso mensaje de que los judíos no eran bienvenidos en Alemania.

Una semana después de su muerte, vom Rath recibió un lujoso funeral de estado. “Entendemos el desafío y lo aceptamos”, dijo el canciller Joachim von Ribbentrop durante su discurso fúnebre. La guerra de Alemania contra los judíos había comenzado en serio.

Aunque ahora se conocen muchos detalles del asesinato de judíos europeos por los nazis, el destino de Grynszpan aún no está claro. Estuvo detenido durante años a la espera de un juicio espectáculo destinado a culpar a los judíos de los acontecimientos de la guerra, pero no se sabe qué le sucedió después de 1942. En 2016, apareció una foto que podría mostrar a Grynszpan en un campo de desplazados en 1946.

Se desconoce si realmente fue el hombre que aparece en esta foto o si logró sobrevivir a la guerra. Fue declarado muerto en 1960, el mismo año en que el hermano de vom Rath demandó a un periodista que escribió sobre la supuesta relación entre Grynszpan y el diplomático.


China - La expedición del norte - 1926-1928

La última dinastía china, los manchúes [Qing] fue derrocada en 1911 por una diversa coalición revolucionaria que inmediatamente perdió el control de la República ante el general Yuan Shikai. Después de la muerte de Yuan en 1916, el régimen con sede en Beijing acogió una sucesión de gobiernos caudillos de corta duración. En 1926, los ejércitos nacionalistas, liderados por Chiang Kai-shek, marcharon hacia el norte con sus aliados comunistas de Guangzhou en un intento por derrotar a los señores de la guerra. En medio de esta expedición al norte, Chiang purgó a los comunistas. Para el verano de 1928, los nacionalistas habían logrado unificar el país desde su nueva capital en Nanjing. Beijing ("capital del norte") había sido rebautizada como Beiping ("paz del norte").

A mediados de 1922, el Dr. Sun Yat-sen organizó la Expedición del Norte, observando que toda la nación está "a puñaladas" contra el Viejo Hsu y sus asociados, pero no tiene el poder para expulsarlos del escenario político. Tanto las expediciones punitivas de Kuangsi como las del norte se inspiran en los mismos motivos a pesar de la diferencia en las esferas de operaciones. Antes del envío de las tropas cantonesas, el pueblo de Kuangsi había hecho muchos llamamientos al gobierno de Cantón para que enviara la expedición. Por el contrario, algunas personas están tratando de obstaculizar la Expedición del Norte que se está enviando en este momento. Sun Yat-sen murió de cáncer en Beijing en marzo de 1925, pero el movimiento nacionalista que él había ayudado a iniciar estaba ganando impulso. Durante el verano de 1925, Chiang, como comandante en jefe del Ejército Nacional Revolucionario, se embarcó en la Expedición del Norte, largamente demorada, contra los señores de la guerra del norte. En nueve meses, la mitad de China había sido conquistada.

El Ejército Nacional Revolucionario lanzó la Expedición del Norte en julio de 1926. Después de tomar Wuhan, el gobierno de Guangzhou se trasladó allí. En 1926, con la extensión norte de la Expedición del Norte, el centro de la Gran Revolución se trasladó de la cuenca del río Pearl a la cuenca del río Yangtze. El 26 de noviembre de 1926, el Comité Político Central del KMT decidió trasladar la capital a Wuhan. A mediados de diciembre, la mayoría de los comisionados ejecutivos centrales del KMT y los comisionados del Gobierno Nacional llegaron a Wuhan, establecieron la conferencia conjunta temporal de los comisionados ejecutivos centrales y los comisionados del Gobierno Nacional, realizaron las principales funciones de la sede central del partido y del Gobierno Nacional.

La Expedición del Norte fue una campaña militar dirigida por el Kuomintang (KMT) de 1926 a 1928. Su principal objetivo era unificar China bajo la bandera del Kuomintang poniendo fin al gobierno de los caudillos locales. La Expedición del Norte se inició el 20 de mayo de 1926. Llevó a la desaparición del gobierno de Beiyang y la reunificación china de 1928. La Expedición del Norte, que acabaría con el dominio de los señores de la guerra, rompería el control militar y político de los países imperialistas. sobre China y poner fin a la tribulación de la gente. La Expedición del Norte fue recibida calurosamente y apoyada por la gente de toda China. Todo asestó un duro golpe a los reaccionarios señores de la guerra y encendió la llama de la revolución en la mitad de China.

Chiang dirigió una expedición militar para someter a los señores de la guerra en el centro y norte de China y unificar la nación. Esta Expedición al Norte duró tres años. Chiang Kai-Shek se convirtió en comandante en jefe del Ejército Nacional Revolucionario y celebró una ceremonia para la Expedición del Norte el 9 de julio de 1926. También hizo una declaración en la que notificó a todo el país que "el propósito de la guerra revolucionaria es construir una nación libre e independiente. derrocando a los señores de la guerra y al imperialismo ". La Expedición del Norte para la unificación se inauguró oficialmente en la solemne Ceremonia de Juramento.

El 22 de marzo de 1927, tropas del Ejército Nacional Revolucionario entraron en Shanghai y, dos días después, capturaron Nanjing, donde se estableció un gobierno nacional reorganizado el 18 de abril de 1927. Una vez que la expedición llegó a Shanghai, el líder nacionalista Chiang Kai-shek traicionó los comunistas y masacraron a muchos miembros del PCCh. Poco después, la Expedición del Norte en curso atrajo a las provincias restantes al redil. Con la eliminación del gobierno rival con sede en Beijing, el gobierno de Nanjing fue reconocido internacionalmente como el gobierno legítimo de China.

El Ejército Nacional Revolucionario lanzó la Segunda Expedición al Norte en abril de 1928 para atacar a Chang Zong-chang en Shandong y Chang Tso-lin en Beijing. Inesperadamente, los japoneses crearon la Masacre de Jinan el 3 de mayo y el Ejército Nacional Revolucionario se vio obligado a dar un rodeo para avanzar hacia el norte. A fines de mayo de 1928, Chang Tso-lin decidió retirarse fuera de la frontera, pero fue asesinado por una bomba japonesa en la estación de tren de Huanggutun en las afueras de Shenyang el 4 de junio. Para el 8 de junio, las tropas de Yan Xi-shan ocuparon Beijing. Después del asesinato de Chang Tso-lin por los japoneses, el hijo de Chang, Chang Xue-liang, lo sucedió en el poder. A pesar de la obstrucción japonesa, Chang Xue-liang declaró obediencia al gobierno nacionalista y izó la bandera nacional el 29 de diciembre de 1928 en las provincias del noreste, completando así la Expedición del Norte.

La unificación de China era lo último que una potencia extranjera quería ver, especialmente Japón, e intentaron todas las formas posibles para obstruirla. Durante el período desordenado de los caudillos, Japón apoyó al principio a Tuan Ch'i-jui, intentando controlar el gobierno de Pekín y la situación política de China. Cuando Tuan falló, Japón se centró en Chang Tso-lin en Manchuria, apoyó a Chang Tsung-chang en Shantung y Sun Chuang-fan, quien fue derrotado en Kiangsu y Chekiang. Cuando el Ejército Nacional Revolucionario avanzó hacia Shantung durante la Expedición al Norte, el gabinete japonés encabezado por Tanaka Giichi implementó su "política tipo escorpión" por un lado, planeando capturar la totalidad de Manchuria y el norte de China utilizando las penínsulas de Shantung y Liaotung como su pinzas, y presentó el llamado "Tanaka Memorial", formulando sus medidas para tragarse a China.

En 1927, cuando el ejército revolucionario nacional avanzó hacia la provincia de Shan-dong, los japoneses enviaron tropas para brindar apoyo secreto al señor de la guerra Zhang Zong-chang. Los japoneses enviaron refuerzos a Shantung con el pretexto de proteger a los residentes japoneses e impidieron que el Ejército Nacional Revolucionario avanzara hacia el norte. Japón provocó el "Incidente del Tercer de Mayo" en el que las tropas japonesas abrieron fuego contra fuerzas y civiles chinos, y murieron cinco mil chinos. El diplomático Cai Gong-shi fue asesinado a sangre fría y otros funcionarios de alto rango del Ministerio de Relaciones Exteriores fueron insultados y maltratados. Japón intentó secuestrar al Comandante General Chiang Kai-shek del Ejército de Expedición del Norte con el fin de interrumpir totalmente la misión de la Expedición del Norte del Gobierno Nacional de un solo golpe. Cuando el Ejército Revolucionario se dio la vuelta y avanzó hacia Pekín y Tientsin cruzando el río Amarillo para llevar a cabo su misión, Japón obligó a Chang Tso-lin-a conceder los derechos sobre cinco ferrocarriles en Manchuria y Mongolia mediante la firma de un tratado secreto. El ejército japonés emitió una orden de movilización, concentró sus tropas en Fengtien, envió refuerzos a Chintsou, intentando desarmar al Ejército Fengtien que se retiraba hacia el noreste de China y detener por la fuerza al Ejército Nacional Revolucionario para que no entrara en Manchuria.

Después de la Expedición al Norte en 1928, el Kuomintang bajo Chiang Kai-Shek estableció Nanjing como la capital de China China en oposición a un gobierno en Beijing dirigido por los señores de la guerra del norte y un gobierno alterno alternativo en Wuhan dirigido por Wang Jingwei. Después de la finalización de la Segunda Expedición al Norte en 1931, el gobierno de Chiang se convirtió en el único gobierno chino reconocido. Nanjing también fue la capital de la rebelión de Taiping a mediados del siglo XIX.

Al final de la Expedición al Norte, el país fue reunificado y colocado bajo el Yuan Ejecutivo. Después del exitoso final de la Expedición al Norte, la República de China comenzó a presionar por la unificación del sistema financiero de todo el país e inició varias reformas. Sin embargo, en poco tiempo, la invasión japonesa de China durante la Segunda Guerra Mundial llevó a los chinos a lanzar la Guerra de Resistencia de ocho años contra Japón en 1937.


La vergüenza de la academia y el fascismo, antes y ahora

¿Cómo deberían responder los rectores de universidades estadounidenses al salvajismo en Irán hoy?

Los manifestantes estudiantiles encarcelados obligados a lamer inodoros. Los disidentes encarcelados golpeados hasta la muerte en bolígrafos, algunos con las uñas arrancadas. Los numerosos manifestantes asesinados, incluida Neda Agha-Soltan, la ahora icónica joven estudiante de filosofía, asesinada a sangre fría. Prohibir a los periodistas nacionales y extranjeros la cobertura honesta o incluso el acceso a noticias. La detención de profesores y el cierre de instituciones académicas.

Aquí hay algunas pistas de otra época.

Noche de los cuchillos largos. Kristallnacht. Auschwitz. Nuremberg.

¿Una comparación demasiado fuerte a menos que lo que ocurra a continuación en Irán sea un asesinato en masa?

Por supuesto, existen grandes diferencias entre la Alemania nazi de entonces y el Irán islámico ahora. Pero las grandes similitudes también son evidentes. La insistencia en que el poder estatal triunfa sobre los derechos individuales. El líder supremo inexplicable. El juicio masivo. Las falsas exhortaciones de los gobernantes a un inexistente Volk, un pueblo unificado. Los ataques y la discriminación contra la mujer. La existencia de fuerzas de tipo miliciano, sembrando violencia en los disidentes. El fascismo es fascismo.

¿Qué puede hacer un rector de universidad? La mayoría de nosotros no esperaría que la especie sea más heroica en presencia de maldad extranjera que el público en general. Después de todo, el valor de esa característica para la recaudación de fondos no está probado. Los Dietrich Bonhoeffers, el padre Kolbes y Gandhis rara vez vienen y no suelen ser contratados por los consejos de administración. La personalidad dominante de muchos académicos (ir a lo seguro, cuidar de los amigos, avanzar en la propia carrera y en la de personas de ideas afines, hacer algo bueno en el camino) se filtra hacia arriba.

Esta vez, sin embargo, nuestros líderes académicos deberían hacerlo bien. Porque Stephen H. Norwood acaba de publicar, brillantemente investigado, absolutamente completo y moralmente perturbador El Tercer Reich en la Torre de Marfil: complicidad y conflicto en los campus estadounidenses (Cambridge University Press) muestra cómo se equivocaron en la década de 1930. Una crónica escalofriante de entusiasmo pro-nazi, indiferencia miserable y tolerancia amoral hacia Hitler en la academia estadounidense de élite de la década de 1930, este libro debería ejercer un impacto directo en esta temporada de resquebrajamiento de cabezas y huesos en Teherán. Nombra nombres implacablemente, depositando un hecho tras otro sórdido ante el lector de una manera que deja sus implicaciones para entonces y hoy abrumadoras.

Norwood, profesor de historia en la Universidad de Oklahoma y coeditor de la Enciclopedia de la historia judía estadounidense, atrajo la atención de los medios cuando reveló algunos hallazgos en el pasado. En una conferencia el año pasado sobre los vínculos de la Universidad de Columbia con la Alemania nazi, detalló cómo su antiguo presidente, Nicholas Murray Butler, invitó al embajador nazi Hans Luther al campus en 1933, se mantuvo amigo de las universidades alemanas dirigidas por los nazis hasta mediados de los años 30, y castigó a los profesores y estudiantes de Columbia que protestaron.

Hablando en una conferencia de la Universidad de Boston en 2004 sobre el Holocausto, Norwood compartió otra investigación que ahora aparece en su capítulo completamente detallado sobre el mal comportamiento de Harvard. En la versión actualizada, describe con espantoso detalle cuán prominentes "exalumnos de Harvard, líderes estudiantiles, El carmesí de Harvard, y varios profesores de Harvard asumieron un papel de liderazgo en la bienvenida y recepción de 10 días otorgada al buque de guerra nazi Karlsruhe cuando visitó Boston en mayo de 1934 ".

En la vigésimo quinta reunión de ese año de la Clase del 09, escribe Norwood, el presidente James Bryant Conant, que había navegado el año anterior a Europa en un transatlántico nazi, festejó a Ernst Hanfstaengl, "uno de los primeros patrocinadores de Hitler" y su extranjero. jefe de prensa. En el verano de 1935, Harvard permitió que su banda de estudiantes actuara regularmente en un barco nazi. En 1936, Conant envió un delegado para ayudar a celebrar el 550 aniversario de la Universidad nazificada de Heidelberg, a pesar de su hoguera de libros "no alemanes" en 1933. Conant permitió que el cónsul alemán en Boston colocara una corona de laurel, con la esvástica colocada, en una de las capillas conmemorativas de Harvard. Conant continuó manteniendo hasta Kristallnacht, Norwood escribe que las universidades nazis seguían siendo parte del "mundo culto" y deberían ser tratadas con cortesía. En la década de 1950, Conant, entonces embajador de Estados Unidos en Alemania, provocó repetidas denuncias de funcionarios del Congreso por sus esfuerzos por liberar a los criminales de guerra nazis, incluidos algunos de los más bestiales.

¿Y quién sabía que el "saludo nazi con los brazos rígidos y Sieg Heil canto "fue" modelado en un gesto y un grito "que Hanfstaengl había utilizado como animadora de fútbol de Harvard?

Después de la charla de Norwood en 2004, El Boston Globe informó que David S.Wyman, el principal estudioso de la respuesta estadounidense al Holocausto, advirtió a los administradores actuales de Harvard: "Harvard debería emitir una disculpa sin excusas y decir: 'Nosotros, como institución, nunca volveríamos a comportarnos así'". En ese momento, Harvard El portavoz Joe Wrinn emitió un comunicado que decía: "La Universidad de Harvard y el presidente Conant no apoyaron a los nazis". Wrinn también instó: "Si hay hechos nuevos, deben agregarse a los archivos de la historia y al diálogo de esos tiempos".

Bienvenidos, entonces, a El Tercer Reich en la Torre de Marfil. Norwood parece haber minado todos los periódicos universitarios, laborales y judíos microfilmados, cada publicación menor de la década de 1930, cada polvorienta colección de correspondencia diplomática relacionada con su tema. Sus hallazgos asombran, especialmente si se cree ingenuamente que los líderes académicos estadounidenses deben, en general, haber estado del lado de los ángeles.

Norwood comienza astutamente en su capítulo de apertura, "Alemania vuelve a la Edad Media: claridad nazi y protesta estadounidense de base, 1933-1934". Ofreciendo una cita tras otra, demuestra que pocos meses después de que Hitler llegó al poder, el 30 de enero de 1933, la noticia de que los nazis golpeaban a los judíos en las calles, los degradaban, los desterraban de la vida pública o los sacaban a los sótanos de tortura y Se informó ampliamente sobre los primeros campos de concentración. Figuras públicas ajenas a la academia ya estaban condenando a Hitler.

El 7 de marzo de 1933, relata Norwood, Boston El abogado judío declaró que toda la población judía de Alemania de 600.000 estaba "bajo la sombra de una campaña de asesinatos". Días antes, el Londres Heraldo diario había predicho que los nazis lanzarían un pogromo "en una escala tan terrible como cualquier caso de persecución judía en 2000 años". El 7 de abril, los nazis promulgaron la ley que expulsaba a los judíos del servicio civil, que incluía a todos los profesores. En la primavera de 1934, el Manchester Guardian el corresponsal Robert Dell abrió su libro, Alemania desenmascarada, citando a un diplomático en Berlín: "Las condiciones aquí no son las de un país civilizado normal, y el gobierno alemán no es un gobierno civilizado normal y no se puede tratar como si lo fuera".

El Tercer Reich en la Torre de Marfil continúa así: capítulo y versículo de periodistas y diplomáticos que informan sobre la violencia antisemita, figuras públicas como Einstein y La Guardia denunciando a los nazis, activistas de base que fomentan con éxito un boicot a los bienes y servicios alemanes, mientras que los líderes de las universidades estadounidenses " permaneció en gran parte en silencio ". Peor aún, este último a veces desafió el boicot antinazi, intercambiando estudiantes de intercambio con universidades nazis, "recibiendo calurosamente a los diplomáticos y propagandistas nazis en el campus".

En un capítulo notable, Norwood expone cómo “muchos administradores, profesores y estudiantes de las universidades de élite para mujeres conocidas como las Siete Hermanas —Vassar, Smith, Mount Holyoke, Wellesley, Bryn Mawr, Radcliffe y Barnard— compartían una visión optimista de los nazis Alemania y participó con entusiasmo en intercambios académicos y culturales con el Tercer Reich ”. Como muestra Norwood, la solidaridad solo puede considerarse extraña, dado que los nazis estaban presionando a las mujeres alemanas para que tuvieran una "familia de cinco hijos", eliminando a las mujeres de las profesiones e imponiendo una "cuota que limitaba a las mujeres al 10 por ciento de las admitidas". ”A las universidades. Erika Mann, la hija de Thomas Mann, señaló en 1937 que no quedaba ni una sola profesora titular en ninguna universidad alemana.

Otros capítulos relatan cómo el Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Virginia dio a los apologistas nazis repetidas audiencias respetuosas, cómo más de unos pocos departamentos de alemán equivalían a "nidos" de simpatizantes de Hitler, y cómo las universidades católicas y sus líderes hablaron repetidamente en favor de Hitler, Mussolini , Franco, e incluso Antonio de Oliveira Salazar, el dictador de Portugal.

A veces, los detalles de Norwood hacen que uno se estremezca ante lo que se podría llamar caritativamente una visión de túnel académica. El presidente Walter S. Hullihen de la Universidad de Delaware, quien sostuvo que las historias de persecución nazi en la prensa estadounidense eran "extremadamente exageradas, en muchos casos completamente falsas", lamentó que "la Noche de los Cuchillos Largos había arrojado el Año Junior en Munich programa en desorden temporal porque los alemanes prominentes en dirigirlo o administrarlo habían sido asesinados por las SS ". ¡Habla de consecuencias imprevistas! Del mismo modo, leemos que "Kristallnacht empujó al director de Junior Year in Munich Inc., Edmund Miller, a un 'pantano de Desánimo'. Después de la Conferencia de Munich de septiembre de 1938, Miller esperaba que las concesiones de Neville Chamberlain a Hitler aseguraran un 'desarrollo imperturbable' para el programa y una 'inscripción normal [para] los siguientes año '. Ahora le preocupaba enviar estudiantes estadounidenses a' un ambiente tan deprimente '”.

Afortunadamente, en esos años también existía una procesión de los sensatos y los justos, tanto dentro como fuera de la academia. William E. Dodd, embajador de Estados Unidos en Alemania de 1933 a 1938, se negó a aceptar ningún título honorífico alemán y expresó su disgusto por las actividades nazis. El presidente Daniel Marsh de la Universidad de Boston fue "uno de los pocos rectores o administradores universitarios que habló públicamente contra el nazismo en mítines o foros de protesta". El director Arturo Toscanini, el único no alemán invitado a dirigir en el Festival de Bayreuth, canceló su contrato para protestar contra el antisemitismo nazi y en su lugar dirigió una orquesta de músicos judíos refugiados en Palestina. La Federación Estadounidense del Trabajo apoyó el boicot de los productos alemanes ya en octubre de 1933. El senador James Davis de Pensilvania denunció a la Alemania nazi como "un insulto a la civilización". Clarence Darrow expresó la esperanza de que alguien matara a Hitler. Un manifestante estudiantil en Harvard en 1934 agitó un cartel que indicaba que Hanfstaengl debería recibir un título de “Doctor en Pogroms”.

De hecho, los estudiantes, periodistas, líderes sindicales y funcionarios electos, al menos algunos de ellos, son los héroes del libro de Norwood, y muestran más valor moral y activismo que los administradores universitarios.

Aquellos que carecen de conocimientos especializados de la década de 1930 pueden sorprenderse al darse cuenta de que Estados Unidos mantuvo relaciones diplomáticas con la Alemania nazi a lo largo de la década, por lo que varias formas de hacer negocios como de costumbre —conferencias del embajador nazi en Estados Unidos, intercambio de estudiantes programas — continuó. Por el contrario, Estados Unidos no ha tenido relaciones diplomáticas con Irán durante décadas. Dadas las sanciones contra Irán, los administradores no necesitan revisar el tipo de programas de tercer año en el extranjero que impulsaron a los estudiantes universitarios estadounidenses a los brazos de los propagandistas nazis en los años 30.

¿Esas diferencias hacen que los desafíos morales que enfrentan nuestros rectores universitarios hoy en día sean más sutiles o más claros? La muy publicitada invitación del presidente de Columbia, Lee Bollinger, al (y la confrontación) con el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad hace dos años, reflejó algunos de los cambios de circunstancias. Bollinger adoptó una estrategia a medio camino que no se ve en las páginas de Norwood. Primero invitó al líder extranjero moralmente reprobado y lo dejó hablar (defendiendo los principios de cortesía y libre discusión de la academia que supuestamente eran de gran importancia para Conant y otros). Luego lo enfrentó críticamente, en persona, ante una audiencia, algo que Conant y la mayoría de los líderes académicos en las páginas de Norwood lucharon por evitar. Al mostrar cuán controvertidas siguen siendo tales estrategias, Bollinger recibió fuertes críticas (y algunos elogios) por sus elecciones.

El Tercer Reich en la Torre de Marfil presenta severos desafíos morales a los líderes actuales de aquellas instituciones que, como muestra Norwood, actuaron de manera vergonzosa en la década de 1930. ¿Disculparse o no hacer nada? ¿Limpiar el historial de estudiantes y profesores castigados por sus actividades antinazis o no hacer nada?

El distinguido historiador Drew Gilpin Faust, ahora presidente de Harvard, debe leer este libro y adoptar una posición sobre dos de sus predecesores: Conant (quien "mostró impaciencia y a menudo desprecio por los activistas judíos y otros decididos a exponer públicamente la barbarie nazi") y Abbott Lawrence Lowell (según se informa aquí, "expresó públicamente su antisemitismo" y mostró hostilidad hacia los judíos y los refugiados académicos alemanes). El presidente Richard C. Levin de Yale también tiene algunas lecturas obligatorias que hacer sobre su predecesor, James Rowland Angell. Eso se aplica a una gran cantidad de otras armas destacadas: consulte el índice de Norwood y las notas detalladas.

Otro desafío moral es cómo los rectores universitarios deben aplicar las lecciones de la inquietante historia de Norwood en Irán. Es un dilema ético familiar: ¿Cuándo terminan los negocios como de costumbre? ¿Cuándo se sobrepasa tanto el comportamiento inmoral de un individuo o de un régimen que anula la etiqueta? ¿Cuándo se convierte en una segunda naturaleza la advertencia de hablar en contra del abuso de otros, y no solo del abuso de la propia tribu?

Los actos de conciencia realizados por estudiantes y otros durante la década de 1930 proporcionan ideas para la actualidad. Los activistas en ese entonces crearon “bibliotecas de libros quemados” para avergonzar a las universidades nazis que habían hecho fogatas con tales tesoros. Quizás hoy se pueda hacer lo mismo con lo que han censurado los autócratas iraníes. Los activistas rastrearon y acosaron a los oradores nazis en los Estados Unidos, lo mismo podría hacerse con los diplomáticos iraníes aquí. (Los activistas antinazis, por supuesto, no poseían Twitter, lo que les ha dado a los valientes periodistas ciudadanos iraníes un arma adicional para monitorear al gobierno y mantener informado al mundo exterior). Alvin Johnson fundó la Universidad en el Exilio para académicos refugiados como un división de posgrado de la New School for Social Research, en Nueva York. Se podría iniciar una institución similar para los exiliados iraníes. Finalmente, y lo más importante: nuestros rectores universitarios podrían hablar repetidamente, en voz alta y desafiante, sin importar si sus advertencias caen en oídos sordos.

Nadie detuvo al fascismo nazi e italiano antes de que matara a millones. Quizás alguien detenga el fascismo iraní. ¿No sería maravilloso para un académico mirar hacia atrás, dentro de décadas, a cómo los líderes académicos estadounidenses se pronunciaron contra los matones y carniceros de Teherán?


Los pogroms del 31 de octubre

El 31 de octubre de 1905, miles de judíos perdieron la vida en la violencia que se extendió por Rusia.

Para la mayoría de la gente, el 31 de octubre es un día de fiestas y de disfraces. Pero hace poco más de un siglo, el 31 de octubre de 1905 fue un día trágico, que marcó el comienzo de cientos de pogromos que mataron a miles de judíos en toda Rusia. Las multitudes recorrieron las calles gritando amenazas, destruyendo propiedades y asesinando a hombres, mujeres y niños judíos con impunidad.

La causa inmediata de esta ola sísmica de violencia fue el Manifiesto de Octubre, una declaración del zar Nicolás II que garantiza las libertades básicas y los derechos políticos. Promulgada el 30 de octubre de 1905 (a veces denominada 17 de octubre en Rusia & rsquos & ldquoOld Calendar & rdquo), la declaración se produjo en medio de una creciente agitación política y la amenaza de revolución. En lugar de calmar las tensiones, el manifiesto provocó grandes manifestaciones y disturbios en muchas ciudades rusas. Trágicamente, fueron los judíos rusos y rsquos los que más sufrieron.

En la ciudad de Odessa, las multitudes se precipitaron a la calle para celebrar el manifiesto. Un estudiante registró que & ldquoa una multitud alegre apareció en las calles, la gente se saludaba como si fuera un día festivo. & Rdquo Entre la multitud había muchos judíos que creían que las nuevas leyes ayudarían a otorgarles derechos legales largamente buscados. Pero pronto estallaron violentas refriegas.

A medida que el estado de ánimo en Odessa se oscurecía, muchos rusos comenzaron a volverse contra los judíos de la ciudad y los rsquos con un sadismo casi inimaginable. Al principio, los alborotadores enojados golpearon a los judíos en las calles y saquearon las casas y negocios que pertenecían a los judíos locales. El grupo antisemita de extrema derecha, los Black Hundreds, entró en la refriega, alentando a los rusos pro-zar a culpar a los judíos por los males de su país y rsquos. Cuando un funcionario de la ciudad fue asesinado a tiros, la multitud se enfureció y los ataques se aceleraron, convirtiéndose en un pogromo violento que duró varios días. La policía hizo la vista gorda o participó con entusiasmo en los ataques.

Testigos presenciales describieron a los judíos arrojados por las ventanas altas hacia la muerte. Los niños judíos fueron asesinados frente a sus padres. Los alborotadores atacaron a mujeres judías embarazadas, las agredieron y mataron a algunas abriéndoles el estómago. Los padres fueron torturados al ver morir a sus hijos. Cuando terminó el pogromo, más de 400 judíos habían muerto y unos 300 heridos solo en Odessa.

El 31 de octubre vio cientos de otros pogromos en Rusia, principalmente en el sur. 690 pogromos costaron la vida a 4.000 judíos. La ola de odio y asesinato provocó que otros 10.000 judíos resultaran heridos.

En la ciudad bielorrusa de Rechysta, los judíos locales, muchos de los cuales pertenecían a grupos comunistas y comunistas-sionistas, se organizaron para defenderse de las turbas asesinas. La amenaza de violencia era alta: los miembros locales de Black Hundred emitieron advertencias llamando a los judíos y ldquoenemigos del Zar y rdquo y exigiendo a los judíos y rsquo y ldquoexterminación & rdquo. Los agentes de policía distribuyeron rifles a la gente del pueblo, y un párroco anunció: "Los judíos deberían ser asesinados a un hombre, ya que quieren derrocar al zar". venta.

Unos veinte hombres judíos se organizaron y se defendieron, pero pronto se vieron desesperadamente abrumados. Un combatiente judío, Noi Geizentsveig, explicó más tarde: "No vimos al enemigo durante la escaramuza, por lo tanto, no arrojamos las bombas (el grupo de autodefensa judío las había adquirido) y respondimos disparando sin rumbo". matones les dispararon y apuñalaron, gritando "¡Aquí está su libertad!" y "¡Aquí está su constitución!", referencias al Manifiesto de Octubre que culparon a los judíos por haberlo hecho.

New York Times, 5 de noviembre

En cuestión de horas, ocho combatientes judíos fueron asesinados y doce resultaron heridos. Fueron arrastrados a la comisaría de policía de la ciudad y encerrados sin comida, agua ni atención médica, combatientes muertos junto con los que aún vivían. Posteriormente, los combatientes que aún se encontraban con vida fueron enviados a arresto domiciliario y se les negó atención médica a pesar de que algunos resultaron gravemente heridos.

El último pogromo de los cientos que comenzó el 31 de octubre de 1905 tuvo lugar en la ciudad de Bialystok (en la actual Polonia). Ochenta y dos judíos fueron asesinados en esos pocos convulsos días de violencia y unas 700 personas resultaron heridas. El zar Nicolás II envió funcionarios por todo el territorio de Rusia y los rsquos para informar sobre los pogromos, que se disiparon casi tan abruptamente como comenzaron.

Víctimas del Pogrom de Kiev

Para muchos judíos rusos, los pogromos del 31 de octubre fueron una prueba de que no tenían futuro en Rusia y motivaron a muchos a irse. Un judío ruso que huyó fue el famoso escritor yiddish Shalom Aleichem. Él y su familia vieron cómo tres días de pogromos abrumaban a la comunidad judía de Kiev desde sus escondites en uno de los hoteles de la ciudad y rsquos. Cuando terminó la violencia, se apresuraron a hacer planes para huir de Rusia y finalmente se mudaron a Estados Unidos.

El 25 de noviembre de 1905, tres semanas después del terrible pogrom y justo antes de dejar Rusia definitivamente, Shalom Aleichem le escribió a un amigo en Nueva York, el Dr. Maurice Fishberg, rogándole que usara su influencia con los judíos estadounidenses para alentar a los Estados Unidos. no ayudar al zar Nicolás II (que se vio envuelto en la guerra ruso-japonesa y estaba buscando un préstamo). Después de ver a sus compañeros judíos asesinados a sangre fría, Shalom Aleichem, como muchos judíos rusos, se desesperó del futuro de los judíos allí. "Seis millones de judíos" en Rusia podrían ser "asesinados" allí, escribió el autor, en una larga y apasionada carta sobre la política rusa y la guerra.

Más de un siglo después del horrible espasmo de violencia que consumió gran parte de Rusia, les debemos a los miles de judíos rusos masacrados en los pogromos del 31 de octubre de 1905, recordar sus muertes y honrar sus recuerdos.


Rebiya Kadeer

Esta semana, El diplomático Joseph Hammond habló con la activista uigur Rebiya Kadeer sobre los recientes disturbios en Xinjiang, el apoyo internacional a la causa uigur y su propio papel reciente.

& # 8220Los enfrentamientos sangrientos de los últimos meses son el resultado directo de las políticas intensamente represivas del régimen chino hacia el pueblo uigur, y al mismo tiempo reflejan un despertar uigur. & # 8221

Crédito: REUTERS / Hyungwon Kang

Rebiya Kadeer, una vez una mujer de negocios uigur con amigos en el Partido Comunista de China, es ahora una de las críticas más abiertas de la política de China y Rusia hacia Xinjiang, o la provincia de la Nueva Frontera, una región antes conocida como & ldquoEast Turkestán & rdquo, que como el Tíbet disfrutó de breves períodos de independencia de Beijing a principios del siglo XX. Encarcelada de 2000 a 2006 debido a su activismo político, fue liberada después de la intervención del gobierno de EE. UU. En 2006. Ese año, Kadeer fue nominada para un Premio Noble de la Paz y fue incluida en la edición de 2012 de los 500 musulmanes más influyentes del mundo en 2012. . El diplomático y rsquos Joseph Hammond habló recientemente con ella.

En los últimos meses, los uigures se amotinaron contra el gobierno chino en lo que China considera Xinjiang pero, para la región y los pueblos turcos nativos de la región, se conoce como & ldquoEast Turkestán & rdquo.

Los sangrientos enfrentamientos de los últimos meses son resultado directo de las políticas intensamente represivas del régimen chino contra el pueblo uigur y, al mismo tiempo, reflejan un despertar uigur. Solo en junio, hubo siete incidentes de disturbios. El gobierno chino ha tratado repetidamente de retratar el descontento pacífico de los uigures y rsquos con las políticas represivas de China como terrorismo, pero no existe absolutamente ninguna amenaza terrorista organizada en el este de Turkestán. Deploro de todo corazón el terrorismo de todo tipo e insto encarecidamente a la comunidad internacional a repudiar las escandalosas afirmaciones de China y Rusia sobre una amenaza terrorista uigur.

Los uigures se quedan sin esperanza y luchando frente a las políticas chinas caracterizadas por la asimilación forzada, el genocidio cultural y la represión religiosa. En lugar de responder a los llamamientos de los uigures y rsquo para poner fin a las políticas represivas y otorgar a los uigures sus derechos humanos básicos, el gobierno chino simplemente continúa reprimiendo duramente la disidencia, utilizando la resistencia en cualquier forma como pretexto para seguir tomando medidas enérgicas.Si China no está dispuesta a cambiar sus políticas represivas en el este de Turkestán, temo que los sangrientos incidentes que han asolado a la región en los últimos meses continúen e incluso empeoren.

La gente del Turquestán Oriental ya no duerme. Wang Lequan, secretario del Partido Comunista de Xinjiang & rsquos hasta 2010, ha descrito el conflicto entre el gobierno chino y el pueblo uigur como una lucha de vida o muerte. Hay una conciencia de que los uigures se enfrentan a un posible exterminio. Las políticas represivas han penetrado en todos los niveles de la sociedad y en la vida cotidiana de los uigures. Recientemente, las restricciones sobre las creencias y prácticas religiosas diarias de los uigures y rsquos se han vuelto tan obvias que se pueden ver carteles oficiales frente a bibliotecas, estaciones de servicio, escuelas e incluso hospitales que declaran: "No se permite la entrada a hombres con vello facial o mujeres con velo." Además, los empleados gubernamentales, estudiantes y educadores tienen prohibido ayunar durante el mes sagrado del Ramadán. El gobierno chino envía instrucciones oficiales a los directores de las escuelas y las instituciones gubernamentales exigiéndoles que se aseguren de que su personal coma durante el Ramadán, e incluso supervisa el cumplimiento a través de las fuerzas policiales locales. Es vergonzoso que aún exista tal discriminación. Desde el 11 de septiembre, el gobierno chino también ha tratado de vincular a los uigures con el terrorismo global, ya que los uigures son musulmanes turcos. ¿Se considera terrorismo la resistencia pacífica al gobierno opresor? Considero que la lucha pacífica por los derechos humanos fundamentales, como la libertad de expresión, las creencias religiosas y el debido proceso, es cualquier cosa menos terrorismo.

La administración Bush se mostró amiga de la expansión de la democracia y de la causa uigur. ¿Ha cambiado esa relación bajo la administración Obama?

El gobierno de Estados Unidos jugó un papel muy importante en mi liberación de la prisión china. Durante la administración Bush fui recibido dos veces por el presidente Bush & ndash, una vez en Praga y una vez en la Casa Blanca. Durante su presidencia, el tema uigur se convirtió en un tema internacional. Durante la administración Obama, aunque nuestros amigos en el gobierno han seguido apoyándonos, no me he reunido ni una sola vez con el presidente Obama. El 5 de julio de 2009, el gobierno chino reprimió brutalmente una manifestación pacífica de uigures en Urumqi. Durante y después de los disturbios, cientos de personas murieron, decenas de miles han sido arrestadas y miles de uigures siguen desaparecidos. La administración Obama no emitió una fuerte condena, a diferencia de Turquía. Esto ha envalentonado a este gobierno chino para continuar su represión en curso en el este de Turkestán contra el pueblo uigur. El gobierno chino ha desplegado decenas de miles de tropas militares adicionales en el este de Turkestán, utilizando medios militares que antes dudaban en utilizar.

Breve diplomático

Boletín semanal

Reciba información sobre la historia de la semana y desarrolle historias para ver en Asia y el Pacífico.

China sigue siendo un importante socio comercial de EE. UU. Y una potencia en ascenso. Dados esos desafíos, ¿cómo sugeriría que la administración Obama aborde el problema de los uigures?

Me doy cuenta de esos desafíos, pero el gobierno de EE. UU. Debe seguir presionando al gobierno chino para que detenga la represión de los uigures en el Turkestán Oriental. Nos gustaría que el tema uigur se incluyera como tema de discusión en las negociaciones de alto nivel entre Estados Unidos y China. Agradecemos al Departamento de Estado sus recientes declaraciones tras los sangrientos incidentes de abril en Kashgar y a finales de junio en Lukchun, Turfan.

Otro amigo importante de la causa uigur ha sido el primer ministro turco, Recip Erdogan, quien tomó una posición abierta en 2009. ¿Se ha mantenido el apoyo turco a la causa uigur en los últimos años?

Tras los disturbios del 5 de julio de 2009 en Urumqi, la capital de Turkestán Oriental, el primer ministro de Turquía, Recep Tayp Erdogan, criticó abierta y duramente la represión del gobierno chino y los rsquos contra los uigures y calificó la política china hacia nuestro pueblo como genocidio. ¿De qué otra manera puedes describir la situación? El incidente comenzó como una protesta pacífica uigur y se volvió sangrienta debido al trato duro de la fuerza policial china y rsquos a los manifestantes pacíficos. Como resultado, murieron cientos de uigures, además de Han. Tras los disturbios, las fuerzas chinas iniciaron una ofensiva masiva contra los uigures. Miles de uigures fueron arrestados y detenidos y decenas fueron condenados a muerte y ejecutados. Ha habido cientos de casos de desapariciones documentados por Human Rights Watch y otras organizaciones similares. Desde entonces, la situación no ha mejorado. Las tierras de los agricultores uigures todavía están siendo confiscadas por la fuerza por el gobierno chino para dar paso al creciente número de colonos han. Nuestros hijos e hijas uigures todavía se ven obligados, contra su voluntad, a trasladarse a China para ser explotados como mano de obra barata. En otras palabras, el pueblo uigur y yo apreciamos la fuerte condena de Erdogan & rsquos a la represión del gobierno chino contra los uigures, pero creo que hay más por hacer.

Por lo tanto, cuando Erdogan lo visitó fue un momento histórico para los uigures. Estaban pegados a sus televisores como si fueran los Juegos Olímpicos. Lamentablemente, muchos países musulmanes, incluidas las repúblicas de Asia Central, Pakistán y Malasia, todavía deportan por la fuerza a los activistas uigures a China, donde se enfrentan a una posible ejecución. Cientos de activistas políticos uigures recibieron asilo político en Estados Unidos y otros países occidentales. Turquía es el único país musulmán que no ha deportado a ningún activista político uigur a China.

Tu autobiografia Luchador del dragón sugiere que tu padre encontró oro milagrosamente el día en que naciste. Tales eventos milagrosos son difíciles de creer. ¿Por qué incluiste esa historia en tu libro?

Esa historia surgió de una conversación informal que tuve con mi traductor sobre mi vida. El libro fue escrito en un momento difícil de mi vida, ya que acababa de salir de la cárcel. Era demasiado pronto para hablar de prisión en profundidad, así que hablé de otras cosas. Cuando vi esa parte en la prueba del libro, ya era demasiado tarde para corregirla. También hay algunos otros pequeños errores en el libro, principalmente fechas. Ningún libro escrito por una persona puede ser perfecto, pero yo escribí el libro para mostrar la lucha de los uigures desde la perspectiva de una persona.

Durante una visita a Japón, lo llevaron al Santuario Yasakuni, un sitio que muchos en China vinculan con criminales de guerra de Clase A de la Segunda Guerra Mundial. ¿Por qué hiciste esta visita?

Mis anfitriones me llevaron allí en Japón. La visita la consideré cultural, no política. Lo hice para mostrar respeto por mis anfitriones y por la historia del sitio, que se remonta a la época de los samuráis mucho antes de la Segunda Guerra Mundial. Para la gente de Japón es simplemente un lugar histórico.

Si tuvieras que hacerlo de nuevo, ¿quizás habrías hecho la visita de manera diferente?

Una visita es suficiente, la visita fue solo parte de nuestro recorrido. Pero permítame tomarme un momento para hacer una comparación. Hay un lugar llamado Ulanbai en Urumqi, donde está enterrado Wang Zheng, el general comunista chino, que asesinó a 200.000 uigures a sangre fría entre 1949-1955. Cada abril, el gobierno chino obliga a los uigures locales a visitar este cementerio.

Oímos más sobre los uigures, pero hay otras minorías que han vivido en la región durante siglos. ¿Cómo son las relaciones entre los uigures y esos grupos?

Estos kirguís, kazakos, tayikos y otros grupos que viven entre nosotros son nuestros hermanos y hermanas. Históricamente, en el momento de la invasión china en 1949, la población era 84 por ciento uigur y 2 por ciento china. El resto eran miembros de estos grupos étnicos. Históricamente, China los trató como a los uigures pero, desde la independencia de los otros estados de Asia Central, China ha cambiado su enfoque hacia estos grupos para no ofender a sus nuevos vecinos. Hoy, debo señalar que también coordinamos nuestra lucha con el Gobierno tibetano en el exilio, los grupos de Mongolia Interior y otras organizaciones. Si bien la reforma es posible, China sabe que la independencia de cualquiera de estas regiones y el Tíbet, Mongolia Interior o el Turquestán Oriental significaría el fin del régimen de partido único. Si alguna de nuestras regiones se independiza, las demás también lo harán.

COVID-19

En Asia

25 de junio de 2021

A medida que se propaga el brote, Indonesia alcanza un nuevo récord diario de COVID-19

25 de junio de 2021

Crece el grupo de virus de Sydney "aterrador" atribuido a la variante Delta

23 de junio de 2021

Japón da la bienvenida a los espectadores nacionales de los Juegos Olímpicos de Tokio a pesar de las advertencias de los expertos

Multimedia

21 de junio de 2021

El difícil camino del sudeste asiático por delante

16 de junio de 2021

India y China, un año después del choque de Galwan

09 de junio de 2021

La retirada de Afganistán por parte de las fuerzas estadounidenses y aliadas

Entrevista

23 de junio de 2021

China en el espacio: impacto en la competencia China-EE. UU.

Por Mercy A. Kuo

Revista

01 de junio de 2021

Reimaginando el futuro de la competencia China-EE. UU.

01 de junio de 2021

¿Afganistán colapsará cuando Estados Unidos se retire?

01 de junio de 2021

Nuevo estado policial de Hong Kong

01 de junio de 2021

¿El Mar de China Meridional provocará el próximo conflicto global?

Relacionado

25 de octubre de 2013

Rebiya Kadeer

Esta semana, El diplomático Joseph Hammond habló con la activista uigur Rebiya Kadeer sobre los recientes disturbios en Xinjiang, el apoyo internacional a la causa uigur y su propio papel reciente.


Víctima de la Segunda Guerra Mundial & # 8217s 1938 novela sobre Kristallnacht revive el idioma inglés

A raíz de la Kristallnacht, un comerciante judío alemán llamado Otto Silbermann ve el colapso de su vida aparentemente segura. Con los nazis saqueando hogares judíos y arrestando a ciudadanos judíos, Silbermann se ve obligado a vivir huyendo. Su vida cotidiana se convierte en una serie de viajes en tren a través del Tercer Reich mientras busca escapar de su tierra cada vez más antisemita.

Esta es la trama de & # 8220The Passenger, & # 8221, una novela revolucionaria escrita en 1938 por el autor alemán Ulrich Alexander Boschwitz. Según los informes, fue la primera obra literaria que se dirigió a la Kristallnacht, que estalló en Alemania y Austria en noviembre.

La historia de fondo de la novela tiene tantos giros y vueltas como la propia narración. Boschwitz fue un escritor prometedor cuya vida se vio amenazada por el nazismo cuando se enteró de que su familia tenía raíces judías. Él mismo se dio a la fuga y, durante su vuelo por Europa, el autor de 23 años escribió & # 8220 El pasajero & # 8221 o & # 8220Der Reisende & # 8221 en alemán. El novelista refugiado fue tratado como una llegada no deseada, primero en el Reino Unido y luego en Australia. Finalmente, murió mientras se dirigía de regreso al Reino Unido, en un barco que fue torpedeado por un submarino alemán en 1942.

Aunque & # 8220The Passenger & # 8221 se publicó durante la vida del autor, cayó en la oscuridad. Ahora la novela y su autor están experimentando un renacimiento. El editor alemán Peter Graf, que tiene un historial de desenterrar escritores de su país que se perdieron en la historia, se enteró de Boschwitz por un pariente sobreviviente en Israel. Esto llevó a Graf a encontrar el manuscrito original de & # 8220 The Passenger, & # 8221 ubicado en Berlín. Revisó el trabajo basándose en este manuscrito, con la ayuda de la familia del autor.

& # 8220The Passenger & # 8221 se publicó en Alemania en 2018 ahora, gracias a Graf, una versión en inglés publicada por Pushkin Press también ha llegado a las estanterías, con una traducción de Philip Boehm. Obtuvo un lugar entre los 10 primeros en la lista de libros más vendidos de tapa dura del Sunday Times, con sede en el Reino Unido.

En una entrevista por correo electrónico, Graf llamó al libro "la primera novela sobre los pogromos [de noviembre]". Añadió: “No hay ningún texto literario anterior [sobre la Kristallnacht] en el idioma alemán. Eso solo hace que el libro sea especial, pero quizás lo más importante es que Ulrich Alexander Boschwitz solo pudo escribir esta novela de esta forma porque no sabía cómo se llevó a cabo la persecución y el exterminio de los judíos ".

Graf dijo que la novela refleja una “visión de múltiples capas”, en la que no todos los alemanes con los que se encuentra Silbermann tienen malas intenciones y en la que el protagonista no es exactamente heroico.

"Boschwitz sintió que era alemán y que pertenecía a la cultura alemana, y se puede suponer que conocer el alcance real de los crímenes alemanes habría cambiado su escritura", dijo Graf.

El personaje de Silbermann también parece estar arraigado en la sociedad alemana. Es un veterano de la Gran Guerra y un exitoso hombre de negocios que se dedica a su esposa no judía Elfriede y a su hijo Eduard. Sin embargo, su negocio consiste en desmantelar barcos y, después de la Kristallnacht, su vida también se desmantela.

Él y Elfriede se separan y ella se va a vivir con su hermano. Eduard está en París y no tiene muchas ganas de ayudar a su padre a escapar. Silbermann entrega su negocio a un empleado no judío, Becker, en una relación de trabajo que se pone amarga. Sin un lugar donde esconderse, Silbermann deja su casa destrozada para viajar en el sistema ferroviario alemán o Deutsche Reichsbahn con un maletín lleno de marcas. Se encuentra con otros refugiados judíos, oficiales y soldados nazis e incluso un indicio de romance. Mientras tanto, Silbermann espera que uno de estos paseos lo saque de Alemania.

"¿Va a seguir así para siempre?" Silbermann se pregunta en un momento. "¿Viajar, esperar, huir?"

Boschwitz ya había escrito una novela & # 8212 & # 8220Menschen neben dem Leben & # 8221 (literalmente: People Next to Life) & # 8212 cuando empezó & # 8220Der Reisende & # 8221. Escribió ambas novelas bajo el seudónimo de John Grane. . Su padre era un judío asimilado que murió luchando por el Kaiser en la Primera Guerra Mundial en 1915. Su madre provenía de una familia protestante muy conocida y también crió a su hijo protestante.

Después de Kristallnacht y después de que la familia se enteró de que tenía raíces judías, los Boschwitz emigraron a diferentes destinos. La hermana de Boschwitz, Clarissa Boschwitz, se fue a Palestina, donde vivía en un kibutz. Él y su madre llegaron al Reino Unido a través de una ruta tortuosa que incluía Escandinavia y los Países Bajos. Clasificado como un extranjero enemigo, fue deportado a Australia en el infame barco de refugiados Dunera y colocado en un campo de prisioneros allí antes de tener su desafortunada oportunidad de regresar a Gran Bretaña.

Cuando Boschwitz murió, todavía tenía poco más de 20 años. Graf señaló que tenía otros dos manuscritos novedosos, ambos desaparecidos.

Ido y casi olvidado

El trabajo superviviente de Boschwitz ha reaparecido gradualmente desde la década de 1970, cuando un joven académico llamado Thomas Hansen estaba investigando en Harvard sobre el tema de su tesis, la literatura del exilio alemán de 1933 a 1945. Hansen encontró una breve entrada sobre Boschwitz en una lista anotada de esos escritores en una biblioteca de Harvard. Cuando Hansen visitó a sus abuelos en New Haven, Connecticut, para la Navidad de ese año, se enteró por casualidad de que su abuela conocía a una de las primas supervivientes de Boschwitz en Israel, Dvora Boschwitz. Esto finalmente lo llevó a comunicarse con la sobrina israelí de Boschwitz, Reuella Shachaf.

Shachaf le envió a Hansen un tesoro de materiales relacionados con el difunto autor, incluidas fotografías, pasaportes, documentos y artículos escolares. Hace varios años, Hansen & # 8212 ahora profesor emérito de alemán en Wellesley College en Massachusetts & # 8212 obsequió esta colección al Instituto Leo Baeck en Nueva York.

"Podemos decir, sobre este joven importante y talentoso cuya vida fue destruida por el Holocausto y la guerra, no sabemos cómo se habrían desarrollado las cosas, pero yo diría que su carrera tuvo un comienzo bastante bueno", dijo Hansen a The Times of Israel en una entrevista telefónica. "El hecho es que muchas personas en el exilio no pudieron publicar nada".

Mientras tanto, hace unos años, Graf publicó otra novela redescubierta de un autor exiliado alemán & # 8212 & # 8220Blood Brothers & # 8221 de Ernst Haffner, que fue traducida al hebreo. Según Graf, después de haber hecho una entrevista sobre este libro, fue contactado por Shachaf, quien le contó sobre & # 8220 El pasajero & # 8221. Fue a Frankfurt am Main para encontrar el manuscrito original en los archivos del exilio de la National. Biblioteca. Quería publicarlo, pero reconoció que no estaba editado y dijo que la familia accedió a revisarlo.

Después de estas revisiones, Graf dijo: “Encontré el valor para editar el texto con todo el respeto posible por el autor y su novela. Me beneficié de mi larga experiencia como editor, pero también de mi experiencia de lectura con libros de esa época ”.

El resultado ha asombrado a la crítica y al público en general.

& # 8220 Nuestros archivos están llenos de artículos de tantos escritores, pensadores y artistas judíos alemanes brillantes cuyas carreras se vieron truncadas, incluido [Ulrich] Alexander Boschwitz ”, Dr. William H. Weitzer, director ejecutivo del Instituto Leo Baeck , dijo en un comunicado. “Es muy gratificante ver su trabajo encontrar una audiencia más amplia a través de publicaciones como & # 8216The Passenger & # 8217, pero también es trágico cuando este éxito llega póstumamente. Aún más trágico es todo el trabajo que nunca se creó. & # 8221

Graf reflexionó: “El hecho de que 80 años después de su creación este libro salga a la superficie como un mensaje en una botella lo convierte en un evento literario. Y es casi incomprensible que un escritor tan joven pueda escribir con tanta clarividencia e insistencia sobre la situación en Alemania en ese momento ".

Señaló que si bien la novela es en gran parte de su tiempo, también es un recordatorio atemporal de la difícil situación de los refugiados.

“Si miras el problema de los refugiados hoy en día, ves que la voluntad de ayudar a las personas necesitadas es baja”, dijo Graf. “Y cuantos más refugiados hay, menos gente está dispuesta a ayudar. Este patrón terrible y simple atraviesa la historia. Después de los pogromos de noviembre en Alemania, casi ningún país aceptó judíos. Estaban atrapados."

Este artículo contiene enlaces de afiliados. Si usa estos enlaces para comprar algo, The Times of Israel puede ganar una comisión sin costo adicional para usted.

Les diré la verdad: la vida aquí en Israel no siempre es fácil. Pero está lleno de belleza y significado.

Me enorgullece trabajar en The Times of Israel junto a colegas que ponen su corazón en su trabajo día tras día para capturar la complejidad de este extraordinario lugar.

Creo que nuestros informes establecen un tono importante de honestidad y decencia que es esencial para comprender lo que realmente está sucediendo en Israel. Se necesita mucho tiempo, compromiso y trabajo arduo de nuestro equipo para hacerlo bien.

Su apoyo, a través de la membresía en Comunidad de The Times of Israel, nos permite continuar nuestro trabajo. ¿Te unirías a nuestra comunidad hoy?

Sarah Tuttle Singer, editora de nuevos medios

Estamos muy contentos de que hayas leído Artículos de X Times of Israel en el último mes.

Es por eso que venimos a trabajar todos los días, para brindar a lectores exigentes como usted una cobertura de lectura obligada sobre Israel y el mundo judío.

Entonces ahora tenemos una solicitud. A diferencia de otros medios de comunicación, no hemos instalado un muro de pago. Pero como el periodismo que hacemos es costoso, invitamos a los lectores para quienes The Times of Israel se ha vuelto importante a ayudar a apoyar nuestro trabajo uniéndose a Comunidad de The Times of Israel.

Por tan solo $ 6 al mes, puede ayudar a respaldar nuestro periodismo de calidad mientras disfruta de The Times of Israel. LIBRE DE ANUNCIOS, además de acceder a contenido exclusivo disponible solo para los miembros de la comunidad Times of Israel.


Contenido

En agosto de 1937, el ejército japonés invadió Shanghai, donde se encontró con una fuerte resistencia y sufrió numerosas bajas. La batalla fue sangrienta ya que ambos bandos se enfrentaron al desgaste en el combate cuerpo a cuerpo urbano. [23] A mediados de noviembre, los japoneses habían capturado Shanghai con la ayuda de bombardeos navales y (aéreos). El Cuartel General del Estado Mayor en Tokio inicialmente decidió no expandir la guerra debido a las altas bajas incurridas y la baja moral de las tropas. [24] Sin embargo, el 1 de diciembre, el cuartel general ordenó al Ejército del Área de China Central y al 10º Ejército que capturaran Nanjing, entonces capital de la República de China.

Después de perder la Batalla de Shanghai, Chiang Kai-shek sabía que la caída de Nanjing era cuestión de tiempo. Él y su estado mayor se dieron cuenta de que no podían arriesgarse a la aniquilación de sus tropas de élite en una defensa simbólica pero desesperada de la capital. Para preservar el ejército para futuras batallas, se retiró la mayor parte. La estrategia de Chiang fue seguir la sugerencia de sus asesores alemanes de llevar al ejército japonés a las profundidades de China y usar el vasto territorio de China como fuerza defensiva. Chiang planeaba librar una guerra prolongada de desgaste para desgastar a los japoneses en el interior de China. [25]

Estrategia para la defensa de Nanjing

En un comunicado de prensa a periodistas extranjeros, Tang Shengzhi anunció que la ciudad no se rendiría y que lucharía hasta la muerte. Tang reunió a unos 100.000 soldados, en gran parte sin entrenamiento, incluidas las tropas chinas que habían participado en la Batalla de Shanghai. El gobierno chino se fue a la reubicación el 1 de diciembre, y el presidente se fue el 7 de diciembre, dejando el destino de Nanjing a un Comité Internacional dirigido por John Rabe, un ciudadano alemán.

En un intento de obtener el permiso para este alto el fuego del generalísimo Chiang Kai-shek, Rabe, que vivía en Nanjing y había estado actuando como presidente del Comité de la Zona de Seguridad Internacional de Nanking, abordó el USS Panay el 9 de diciembre. cañonera, Rabe envió dos telegramas. La primera fue a Chiang a través de un embajador estadounidense en Hankow, pidiendo que las fuerzas chinas "no emprendan operaciones militares" dentro de Nanjing. El segundo telegrama se envió a través de Shanghai a los líderes militares japoneses, abogando por un alto el fuego de tres días para que los chinos pudieran retirarse de la ciudad.

Al día siguiente, 10 de diciembre, Rabe recibió su respuesta del Generalísimo. El embajador estadounidense en Hankow respondió que aunque apoyaba la propuesta de Rabe de un alto el fuego, Chiang no lo hacía. Rabe dice que el embajador también "nos envió un telegrama confidencial por separado diciéndonos que el Ministerio de Relaciones Exteriores en Hankow le informó oficialmente que nuestro entendimiento de que el general Tang acordó un armisticio de tres días y la retirada de sus tropas de Nanjing es erróneo". y, además, que Chiang Kai-shek ha anunciado que no está en condiciones de aceptar tal oferta ". Este rechazo al plan de alto el fuego del comité, en la mente de Rabe, selló el destino de la ciudad. Nanjing había sido bombardeada constantemente durante días y las tropas chinas que quedaban allí estaban desanimadas y habían empezado a beber antes de la inevitable caída de la ciudad.

El 11 de diciembre, Rabe descubrió que los soldados chinos todavía residían en áreas de la Zona de Seguridad, lo que significa que se convirtió en un objetivo previsto para los ataques japoneses a pesar de que la mayoría eran civiles inocentes. Rabe comentó cómo fracasaron los esfuerzos para eliminar a estas tropas chinas y los soldados japoneses comenzaron a lanzar granadas hacia la zona de refugiados. [26]

Crímenes de guerra japoneses en marcha hacia Nanjing

Aunque generalmente se describe que la masacre ocurrió durante un período de seis semanas después de la caída de Nanjing, los crímenes cometidos por el ejército japonés no se limitaron a ese período. Se informó que se cometieron muchas atrocidades mientras el ejército japonés avanzaba desde Shanghai a Nanjing.

Según un periodista japonés incrustado en las fuerzas imperiales en ese momento: [28]

La razón por la que el [10º Ejército] avanza a Nanjing con bastante rapidez se debe al consentimiento tácito entre los oficiales y los hombres de que podrían saquear y violar como quisieran.

En su novela Ikiteiru Heitai ('Soldados Vivientes'), Tatsuzō Ishikawa describe vívidamente cómo la 16ª División de la Fuerza Expedicionaria de Shanghai cometió atrocidades en la marcha entre Shanghai y Nanjing. La novela en sí se basó en entrevistas que Ishikawa realizó con tropas en Nanjing en enero de 1938. [29]

Quizás la atrocidad más notoria fue un concurso de asesinatos entre dos oficiales japoneses, como se informa en el Tokio Nichi Nichi Shimbun y el idioma inglés Anunciante de Japón. El concurso, una carrera entre los dos oficiales para ver quién podía matar a 100 personas primero usando solo una espada, se cubrió de manera muy similar a un evento deportivo con actualizaciones periódicas sobre el puntaje durante una serie de días. [30] [31] En Japón, la veracidad del artículo periodístico sobre el concurso fue objeto de un feroz debate durante varias décadas a partir de 1967. [32]

En 2000, el historiador Bob Tadashi Wakabayashi coincidió con ciertos eruditos japoneses que habían argumentado que el concurso era una historia inventada, con la connivencia de los propios soldados con el propósito de elevar el espíritu de lucha nacional. [33]

En 2005, un juez de distrito de Tokio desestimó una demanda de las familias de los tenientes, afirmando que "los tenientes admitieron el hecho de que corrieron para matar a 100 personas" y que no se puede probar que la historia sea claramente falsa. [34] El juez también falló en contra de la demanda civil de los demandantes porque el artículo original tenía más de 60 años. [35] La historicidad del evento permanece en disputa en Japón. [36]

Retirada de la política de tierra quemada de las tropas chinas

La fuerza de la guarnición de Nanjing prendió fuego a edificios y casas en las áreas cercanas a Xiakuan al norte, así como en los alrededores de las puertas de la ciudad este y sur. Los objetivos dentro y fuera de las murallas de la ciudad —como cuarteles militares, casas particulares, el Ministerio de Comunicaciones de China, bosques e incluso pueblos enteros— fueron quemados por completo, por un valor estimado de 20 a 30 millones de dólares (1937). [37] [38] [39]

Establecimiento de la zona de seguridad de Nanjing

Muchos occidentales vivían en la ciudad en ese momento, realizando actividades comerciales o en viajes misioneros. Cuando el ejército japonés se acercó a Nanjing, la mayoría huyó de la ciudad, dejando a 27 extranjeros. Cinco de ellos eran periodistas que permanecieron en la ciudad pocos días después de su captura, saliendo de la ciudad el 16 de diciembre. Quince de los 22 extranjeros restantes formaron un comité, llamado Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking en el barrio occidental de la ciudad. [40]

El empresario alemán John Rabe fue elegido como su líder, en parte debido a su condición de miembro del Partido Nazi y a la existencia del Pacto Anti-Comintern bilateral germano-japonés. El gobierno japonés había acordado previamente no atacar partes de la ciudad que no contuvieran fuerzas militares chinas, y los miembros del Comité lograron persuadir al gobierno chino para que trasladara sus tropas fuera del área. La zona de seguridad de Nanking se demarcó mediante el uso de banderas de la Cruz Roja [41].

El 1 de diciembre de 1937, el alcalde de Nanjing, Ma Chaochun, ordenó a todos los ciudadanos chinos que permanecieran en Nanjing que se trasladaran a la "Zona de seguridad". Muchos huyeron de la ciudad el 7 de diciembre, y el Comité Internacional asumió el cargo de de facto gobierno de Nanjing.

El príncipe Asaka nombrado comandante

En un memorándum para las listas de palacio, Hirohito señaló al príncipe Yasuhiko Asaka para censurarlo como el único pariente imperial cuya actitud "no era buena". Asignó a Asaka a Nanjing como una oportunidad para hacer las paces. [42]

El 5 de diciembre, Asaka salió de Tokio en avión y llegó al frente tres días después. Se reunió con los comandantes de división, los tenientes generales Kesago Nakajima y Heisuke Yanagawa, quienes le informaron que las tropas japonesas habían rodeado casi por completo a 300.000 soldados chinos en las cercanías de Nanjing y que las negociaciones preliminares sugerían que los chinos estaban listos para rendirse. [43]

Se alega que el príncipe Asaka emitió una orden de "matar a todos los cautivos", otorgando así una sanción oficial por los crímenes que tuvieron lugar durante y después de la batalla. [44] Algunos autores registran que el príncipe Asaka firmó la orden para que los soldados japoneses en Nanjing "mataran a todos los cautivos". [45] Otros afirman que el teniente coronel Isamu Cho, ayudante de campo de Asaka, envió esta orden bajo el manual de señales del Príncipe sin el conocimiento o consentimiento del Príncipe. [46] Sin embargo, incluso si Cho tomó la iniciativa, Asaka era nominalmente el oficial a cargo y no dio órdenes para detener la carnicería. Si bien el alcance de la responsabilidad del príncipe Asaka en la masacre sigue siendo un tema de debate, la sanción final por la masacre y los crímenes cometidos durante la invasión de China se emitieron en la ratificación del emperador Hirohito de la propuesta del ejército japonés de eliminar las limitaciones del derecho internacional sobre el trato a los prisioneros chinos el 5 de agosto de 1937. [47]

Asedio de la ciudad

El ejército japonés continuó avanzando, rompiendo las últimas líneas de resistencia china y llegando a las puertas de la ciudad de Nanjing el 9 de diciembre.

Exigencia de rendición

Al mediodía del 9 de diciembre, el ejército japonés arrojó folletos en la ciudad, instando a la ciudad de Nanjing a que se rindiera dentro de las 24 horas, prometiendo "no piedad" si la oferta es rechazada. [48] ​​[nota 2]

Mientras tanto, los miembros del Comité se pusieron en contacto con Tang y propusieron un plan de alto el fuego de tres días, durante el cual las tropas chinas podrían retirarse sin luchar mientras las tropas japonesas permanecerían en su posición actual.

John Rabe abordó la cañonera estadounidense Panay el 9 de diciembre y envió dos telegramas, uno a Chiang Kai-shek a través del embajador estadounidense en Hankow, y otro a la autoridad militar japonesa en Shanghai.

Asalto y captura de Nanjing

Los japoneses esperaban una respuesta a su demanda de rendición, pero no se recibió respuesta de los chinos antes de la fecha límite del 10 de diciembre. El general Iwane Matsui esperó otra hora antes de dar la orden de tomar Nanjing por la fuerza. El ejército japonés montó su asalto a las murallas de Nanjing desde múltiples direcciones, la 16ª División de la SEF atacó tres puertas en el lado este, la 6ª División de la 10A lanzó su ofensiva sobre las murallas occidentales y la 9ª División de la SEF avanzó hacia el área en Entre. [25]

El 12 de diciembre, bajo un intenso fuego de artillería y bombardeos aéreos, el general Tang Sheng-chi ordenó a sus hombres que se retiraran. Lo que siguió fue nada menos que un caos. Algunos soldados chinos desnudaron a los civiles en un intento desesperado por mezclarse, y la unidad de supervisión china disparó contra muchos otros mientras intentaban huir. [37]

El 13 de diciembre, las divisiones 6 y 116 del ejército japonés fueron las primeras en ingresar a la ciudad, enfrentando poca resistencia militar. Simultáneamente, la 9ª División entró en la cercana Puerta Guanghua, y la 16ª División entró por las puertas Zhongshan y Taiping. Esa misma tarde, dos pequeñas flotas de la Armada japonesa llegaron a ambos lados del río Yangtze.

Operaciones de persecución y limpieza

Las tropas japonesas persiguieron a las unidades del ejército chino en retirada, principalmente en el área de Xiakuan al norte de las murallas de la ciudad y alrededor de la montaña Zijin en el este. Aunque la mayoría de las fuentes sugieren que la fase final de la batalla consistió en una matanza unilateral de tropas chinas por parte de los japoneses, algunos historiadores japoneses sostienen que el resto del ejército chino todavía representaba una seria amenaza para los japoneses. El príncipe Yasuhiko Asaka le dijo a un corresponsal de guerra más tarde que estaba en una posición muy peligrosa cuando su cuartel general fue emboscado por las fuerzas chinas que estaban huyendo de Nanjing al este de la ciudad. Al otro lado de la ciudad, la 11ª Compañía del 45º Regimiento se encontró con unos 20.000 soldados chinos que se dirigían desde Xiakuan. [25]

El ejército japonés llevó a cabo su operación de limpieza tanto dentro como fuera de la Zona de Seguridad de Nanking. Dado que el área fuera de la zona de seguridad había sido evacuada casi por completo, el esfuerzo de limpieza se concentró en la zona de seguridad. La zona de seguridad, un área de 3,85 kilómetros cuadrados, estaba repleta de la población restante de Nanjing. El liderazgo del ejército japonés asignó secciones de la zona de seguridad a algunas unidades para separar a los presuntos soldados vestidos de civil de los civiles. [25] El número de soldados chinos vestidos de civil que fueron ejecutados se estima en unos 4.000. [49]

Evacuación y huida de civiles

Con la reubicación de la capital de China y los informes de brutalidad japonesa, la mayoría de la población civil huyó de Nanjing por miedo. Las familias ricas fueron las primeras en huir, saliendo de Nanjing en automóviles, seguido de la evacuación de la clase media y luego de los pobres, mientras que solo la clase más baja indigente, como los botes de la etnia Tanka, se quedó atrás. [50]

Más de las tres cuartas partes de la población habían huido de Nanjing antes de que llegaran los japoneses. [51]

Los relatos de testigos presenciales de occidentales y chinos presentes en Nanjing en las semanas posteriores a la caída de la ciudad dicen que, en el transcurso de las seis semanas posteriores a la caída de Nanjing, las tropas japonesas participaron en violaciones masivas, asesinatos, torturas, robos, incendios provocados y otras actividades. crímenes de guerra. Algunos de estos relatos principales, incluidos los diarios de John Rabe y la estadounidense Minnie Vautrin, provinieron de extranjeros que optaron por quedarse para proteger a los civiles chinos de cualquier daño. Otros relatos incluyen testimonios en primera persona de sobrevivientes de la masacre de Nanjing, informes de testigos presenciales de periodistas (tanto occidentales como japoneses), así como los diarios de campo del personal militar. El misionero estadounidense John Magee se quedó para proporcionar un documental de película de 16 mm y fotografías de primera mano de la masacre de Nanjing.

Un grupo de expatriados extranjeros encabezados por Rabe había formado un Comité Internacional de 15 hombres para la Zona de Seguridad de Nanking el 22 de noviembre y trazó un mapa de la Zona de Seguridad de Nanking para proteger a los civiles en la ciudad. La población de la ciudad de Nanjing se infló drásticamente a mediados de la década de 1930, ya que muchos refugiados huyeron de la agresión japonesa en el norte. [52] Rabe y el misionero estadounidense Lewis S. C. Smythe, secretario del Comité Internacional y profesor de sociología en la Universidad de Nanking, registraron las acciones de las tropas japonesas y presentaron quejas ante la embajada japonesa.

Concurso de masacre

En 1937, el Osaka Mainichi Shimbun y su periódico hermano, el Tokio Nichi Nichi Shimbun, cubrió un concurso entre dos oficiales japoneses, Toshiaki Mukai y Tsuyoshi Noda de la 16ª División japonesa. Los dos hombres fueron descritos como compitiendo por ser los primeros en matar a 100 personas con una espada antes de la captura de Nanjing. De Jurong a Tangshan (dos ciudades en la provincia de Jiangshu, China), Mukai había matado a 89 personas mientras que Noda había matado a 78. La contienda continuó porque ninguna de las dos había matado a 100 personas. Para cuando llegaron a la montaña Zijin, Noda había matado a 105 personas, mientras que Mukai había matado a 106 personas. Ambos oficiales supuestamente superaron su objetivo durante el fragor de la batalla, por lo que es imposible determinar qué oficial había ganado realmente el concurso. Por lo tanto, según los periodistas Asami Kazuo y Suzuki Jiro, escribiendo en el Tokio Nichi Nichi Shimbun del 13 de diciembre, decidieron iniciar otro concurso para matar a 150 personas. [53] Después de la rendición de Japón en 1945, Mukai y Noda fueron arrestados y juzgados como criminales de guerra, y ambos fueron declarados culpables y ejecutados a tiros. [54]

El Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente estimó que 20.000 mujeres, incluidos algunos niños y ancianos, fueron violadas durante la ocupación. [57] Los soldados japoneses cometieron sistemáticamente un gran número de violaciones mientras iban de puerta en puerta en busca de niñas, y muchas mujeres fueron capturadas y violadas en grupo. [58] Las mujeres a menudo eran asesinadas inmediatamente después de ser violadas, a menudo mediante mutilación explícita [59] o penetrando vaginas con bayonetas, palos largos de bambú u otros objetos.

El 19 de diciembre de 1937, el reverendo James M. McCallum escribió en su diario: [60]

No sé dónde terminar. Nunca había escuchado ni leído tanta brutalidad. ¡Violación! ¡Violación! ¡Violación! Estimamos al menos 1,000 casos por noche y muchos por día. En caso de resistencia o cualquier cosa que parezca desaprobación, hay una puñalada de bayoneta o una bala… La gente está histérica… Se llevan mujeres cada mañana, tarde y noche. Todo el ejército japonés parece ser libre de ir y venir como le plazca y de hacer lo que le plazca.

El 7 de marzo de 1938, Robert O. Wilson, cirujano del hospital universitario en la Zona de Seguridad administrada por los Estados Unidos, escribió en una carta a su familia, "una estimación conservadora de personas sacrificadas a sangre fría es de unas 100.000, incluidos, por supuesto, miles de soldados que habían arrojado las armas ". [61] Aquí hay dos extractos de sus cartas de 15 y 18 de diciembre de 1937 a su familia: [62]

La matanza de civiles es espantosa. Podría continuar por páginas contando casos de violación y brutalidad casi increíbles. Dos cadáveres con bayoneta son los únicos sobrevivientes de siete limpiadores de calles que estaban sentados en su cuartel general cuando los soldados japoneses entraron sin previo aviso o razón y mataron a cinco de ellos e hirieron a los dos que encontraron su camino al hospital. Permítanme relatar algunos casos ocurridos en los últimos dos días.Anoche irrumpieron en la casa de uno de los miembros del personal chino de la universidad y violaron a dos de las mujeres, sus parientes. Dos niñas, de unos 16 años, fueron violadas hasta la muerte en uno de los campos de refugiados. En la Escuela Intermedia de la Universidad, donde hay 8.000 personas, los japoneses entraron diez veces anoche, cruzaron el muro, robaron comida, ropa y violaron hasta quedar satisfechos. Le pegaron con bayoneta a un niño de ocho años que [tenía] cinco heridas de bayoneta, incluida una que le penetró el estómago, una porción de epiplón estaba fuera del abdomen. Creo que vivirá.

En su diario que mantuvo durante la agresión contra la ciudad y su ocupación por parte del Ejército Imperial Japonés, el líder de la Zona de Seguridad, John Rabe, escribió muchos comentarios sobre las atrocidades japonesas. Para el 17 de diciembre: [63]

Dos soldados japoneses han trepado por el muro del jardín y están a punto de irrumpir en nuestra casa. Cuando aparezco me dan la excusa de haber visto a dos soldados chinos trepar por el muro. Cuando les muestro mi placa de fiesta, regresan de la misma manera. En una de las casas de la calle estrecha detrás del muro de mi jardín, violaron a una mujer y luego la hirieron en el cuello con una bayoneta. Me las arreglé para conseguir una ambulancia para poder llevarla al Hospital Kulou. Se dice que anoche hasta 1.000 mujeres y niñas fueron violadas, alrededor de 100 niñas en Ginling College ... solo. No escuchas nada más que violación. Si los maridos o hermanos intervienen, se les dispara. Lo que oye y ve por todos lados es la brutalidad y la bestialidad de los soldados japoneses.

En una película documental sobre la masacre de Nanjing, En el nombre del emperador, un ex soldado japonés llamado Shiro Azuma habló con franqueza sobre el proceso de violación y asesinato en Nanking. [64]

Al principio usamos algunas palabras perversas como Pikankan. Pi significa "cadera", kankan significa "mirar". Pikankan significa: "Veamos a una mujer abrir las piernas". Las mujeres chinas no usaban calzoncillos. En cambio, usaban pantalones atados con una cuerda. No llevaba cinturón. Mientras tiramos de la cuerda, las nalgas quedaron expuestas. Nosotros "pikankan". Nosotros vimos. Después de un rato, decíamos algo como: "Es mi día para darme un baño", y nos turnamos para violarlos. Estaría bien si solo los violamos. No debería decir que está bien. Pero siempre los apuñalamos y matamos. Porque los cadáveres no hablan.

También hay relatos de tropas japonesas que obligan a las familias a cometer actos incestuosos. [65] Los hijos fueron obligados a violar a sus madres y los padres fueron obligados a violar a sus hijas.

Iris Chang calculó que el número de mujeres chinas violadas por soldados japoneses osciló entre 20.000 y 80.000. Chang también afirma que no todas las víctimas de violación fueron mujeres. Algunos hombres chinos fueron sodomizados y obligados a realizar "actos sexuales repulsivos". [66] [67]

Masacre de civiles

Tras la captura de Nanjing, una masacre, perpetrada por el Ejército Imperial Japonés (IJA), provocó la muerte de hasta 60.000 habitantes de la ciudad, una cifra difícil de calcular con precisión debido a los numerosos cuerpos quemados deliberadamente, enterrados en fosas comunes, o depositadas en el río Yangtze por el IJA. [68] [69] [70] Los ultranacionalistas japoneses han disputado enérgicamente este número de muertos, y algunos afirman que no más de varios cientos de civiles murieron durante la masacre. [71] B. Campbell, en un artículo publicado en la revista Teoría sociológica, ha descrito la Masacre de Nanjing como un genocidio, dado que los residentes aún fueron masacrados en masa durante las secuelas, a pesar del resultado exitoso y seguro en la batalla. [72] El 13 de diciembre de 1937, John Rabe escribió en su diario:

No es hasta que recorremos la ciudad que aprendemos el alcance de la destrucción. Nos encontramos con cadáveres cada 100 a 200 metros. Los cuerpos de civiles que examiné tenían agujeros de bala en la espalda. Es de suponer que estas personas habían estado huyendo y recibieron disparos por la espalda. Los japoneses marchan por la ciudad en grupos de diez a veinte soldados y saquean las tiendas ... Observé con mis propios ojos cómo saqueaban el café de nuestro panadero alemán Herr Kiessling. El hotel de Hempel también fue asaltado, al igual que casi todas las tiendas de Chung Shang y Taiping Road. [73]

El 10 de febrero de 1938, el Secretario de Legación de la Embajada de Alemania, Rosen, escribió a su Ministerio de Relaciones Exteriores sobre una película realizada en diciembre por el reverendo John Magee para recomendar su compra.

Durante el reinado del terror japonés en Nanking - que, por cierto, continúa hasta el día de hoy en un grado considerable - el reverendo John Magee, un miembro de la Misión de la Iglesia Episcopal Americana que ha estado aquí durante casi un cuarto de siglo, tomó Películas que dan testimonio elocuente de las atrocidades cometidas por los japoneses… Habrá que esperar y ver si los más altos oficiales del ejército japonés logran, como han indicado, detener las actividades de sus tropas, que continúan hasta hoy. [73] El 13 de diciembre, unos 30 soldados llegaron a una casa china en el número 5 de Hsing Lu Koo en la parte sureste de Nanking y exigieron la entrada. La puerta fue abierta por el propietario, un musulmán llamado Ha. Lo mataron inmediatamente con un revólver y también a la Sra. Ha, quien se arrodilló ante ellos después de la muerte de Ha, rogándoles que no mataran a nadie más. La Sra. Ha les preguntó por qué mataron a su esposo y le dispararon. La Sra. Hsia fue sacada a rastras de debajo de una mesa en el salón de invitados donde había tratado de esconderse con su bebé de 1 año. Después de ser desnudada y violada por uno o más hombres, la pincharon en el pecho con una bayoneta y luego le metieron una botella en la vagina. El bebé fue asesinado con una bayoneta. Luego, algunos soldados fueron a la habitación contigua, donde estaban los padres de la Sra. Hsia, de 76 y 74 años, y sus dos hijas de 16 y 14 años. Estaban a punto de violar a las niñas cuando la abuela trató de protegerlas. Los soldados la mataron con un revólver. El abuelo agarró el cuerpo de su esposa y fue asesinado. A continuación, desnudaron a las dos niñas, la mayor fue violada por 2-3 hombres y la menor por 3. Posteriormente, la niña mayor fue apuñalada y le clavaron un bastón en la vagina. A la niña más joven también le dispararon con la bayoneta, pero se salvó del horrible trato que le habían infligido a su hermana y a su madre. Luego, los soldados golpearon con bayoneta a otra hermana de entre 7 y 8 años, que también estaba en la habitación. Los últimos asesinatos en la casa fueron de los dos hijos de Ha, de 4 y 2 años respectivamente. Al mayor le clavaron una bayoneta y al menor le cortaron la cabeza con una espada. [73]

El 5 de febrero de 2009, el Tribunal Supremo de Japón ordenó a Shūdō Higashinakano y al editor Tendensha para pagar cuatro millones de yenes en daños a la Sra. Shuqin Xia, quien dice ser la niña de 7 u 8 años que aparece en la película de Magee. Higashinakano había afirmado en su libro, Revisión a fondo de la masacre de Nanjing, que ella y la niña eran personas diferentes, y que ella no fue testigo de la masacre de Nanjing, pero no pudo probarlo en el juicio. [74]

Las mujeres embarazadas fueron objeto de asesinato, ya que a menudo se les golpeaba el estómago con bayoneta, a veces después de una violación. Tang Junshan, sobreviviente y testigo de una de las matanzas masivas sistemáticas del ejército japonés, testificó: [75]

La séptima y última persona de la primera fila era una mujer embarazada. El soldado pensó que bien podría violarla antes de matarla, así que la sacó del grupo a un lugar a unos diez metros de distancia. Mientras intentaba violarla, la mujer se resistió ferozmente… El soldado la apuñaló abruptamente en el vientre con una bayoneta. Ella dio un último grito mientras sus intestinos se derramaban. Luego, el soldado apuñaló al feto, con su cordón umbilical claramente visible, y lo arrojó a un lado.

Según el veterano de la Marina Sho Mitani, "El Ejército utilizó un sonido de trompeta que significaba 'Matar a todos los chinos que huyen'". [76] Miles fueron llevados y ejecutados en masa en una excavación conocida como la "Fosa de los Diez Mil Cadáveres", una zanja de unos 300 m de largo y 5 m de ancho. Dado que no se llevaron registros, las estimaciones sobre el número de víctimas enterradas en la zanja oscilan entre 4.000 y 20.000. Sin embargo, la mayoría de los estudiosos e historiadores consideran que el número supera las 12.000 víctimas. [77]

El pueblo Hui, un grupo minoritario chino, en su mayoría musulmanes, también sufrió durante la masacre. Una mezquita fue encontrada destruida y otras estaban "llenas de cadáveres". Los voluntarios e imanes de Hui enterraron a más de un centenar de sus muertos siguiendo el ritual musulmán. [78]

Ejecución extrajudicial de prisioneros de guerra chinos

El 5 de agosto de 1937, el viceministro de las Fuerzas Armadas de Japón notificó a las tropas japonesas en Shanghai la propuesta del ejército de eliminar las restricciones del derecho internacional sobre el tratamiento de los prisioneros chinos ("Riku Shi Mitsu No.198"). La directiva también aconsejó a los oficiales de estado mayor que ya no usaran el término Prisionero de Guerra. [79]

Poco después de la caída de la ciudad, las tropas japonesas realizaron una búsqueda exhaustiva de soldados chinos y arrestaron sumariamente a miles de jóvenes chinos. A muchos los llevaron al río Yangtze, donde los mataron con ametralladoras. Lo que probablemente fue la masacre más grande de las tropas chinas, la Masacre de Straw String Gorge, ocurrió a lo largo de las orillas del río Yangtze el 18 de diciembre. Durante la mayor parte de la mañana, los soldados japoneses ataron las manos de los prisioneros de guerra. Al anochecer, los soldados dividieron a los prisioneros de guerra en cuatro columnas y abrieron fuego. Incapaces de escapar, los prisioneros de guerra solo pudieron gritar y agitarse desesperadamente. Los sonidos de la muerte tardaron una hora en detenerse e incluso más tiempo para que los japoneses golpearan a cada individuo con la bayoneta. La mayoría de los cuerpos fueron arrojados directamente al río Yangtze. [80]

Las tropas japonesas reunieron a 1.300 soldados y civiles chinos en Taiping Gate y los asesinaron. Las víctimas fueron voladas con minas terrestres, luego rociadas con gasolina y prendidas fuego. Los supervivientes fueron asesinados con bayonetas. [81]

Los corresponsales de noticias estadounidenses F. Tillman Durdin y Archibald Steele informaron haber visto cadáveres de soldados chinos masacrados formando montículos de seis pies de altura en la puerta de Nanjing Yijiang en el norte. Durdin, quien trabajó para Los New York Times, realizó una gira por Nanjing antes de su partida de la ciudad. Escuchó oleadas de disparos de ametralladoras y fue testigo de cómo los soldados japoneses disparaban a unos doscientos chinos en diez minutos. Más tarde declararía que había visto armas de tanques utilizadas en soldados atados.

Dos días después, en su informe a Los New York TimesDurdin afirmó que los callejones y calles estaban llenos de muertos, entre ellos mujeres y niños. Durdin declaró "[i] e debería decirse que ciertas unidades japonesas ejercieron moderación y que ciertos oficiales japoneses moderaron el poder con generosidad y comisión", pero continuó "la conducta del ejército japonés en su conjunto en Nanjing fue una mancha en la reputación de su país "." [82] [83]

Ralph L. Phillips, un misionero, testificó ante el Comité de Investigación de la Asamblea Estatal de Estados Unidos, que se vio "obligado a mirar mientras los japoneses destripaban a un soldado chino" y "le asaron el corazón y el hígado y se los comieron". [84]

Robo e incendio provocado

Un tercio de la ciudad fue destruida como resultado de un incendio provocado. Según los informes, las tropas japonesas incendiaron los edificios gubernamentales recién construidos, así como las casas de muchos civiles. Hubo una destrucción considerable en áreas fuera de las murallas de la ciudad. Los soldados saquearon tanto a los pobres como a los ricos. La falta de resistencia de las tropas chinas y los civiles en Nanjing significó que los soldados japoneses eran libres de dividir los objetos de valor de la ciudad como mejor les pareciera. Esto resultó en saqueos y robos generalizados. [85]

El 17 de diciembre, el presidente John Rabe escribió una queja a Kiyoshi Fukui, segundo secretario de la embajada japonesa. Lo siguiente es un extracto:

En otras palabras, el día 13, cuando sus tropas entraron en la ciudad, teníamos casi toda la población civil reunida en una Zona en la que había habido muy poca destrucción por proyectiles perdidos y ningún saqueo por parte de los soldados chinos, incluso en plena retirada.… Los 27 Los occidentales de la ciudad en ese momento y nuestra población china quedaron totalmente sorprendidos por el reinado de robos, violaciones y asesinatos iniciado por sus soldados el día 14. Todo lo que pedimos en nuestra protesta es que restablezcas el orden entre tus tropas y pongas en marcha la vida normal de la ciudad lo antes posible. En este último proceso, nos complace cooperar en todo lo que podamos. Pero incluso anoche entre las 8 y las 9 p.m. cuando cinco miembros occidentales de nuestro personal y Comité recorrieron la Zona para observar las condiciones, ¡no encontramos ninguna patrulla japonesa ni en la Zona ni en las entradas! [86]

Nanking Safety Zone y el papel de los extranjeros

Las tropas japonesas respetaron la Zona hasta cierto punto hasta la ocupación japonesa, ningún proyectil entró en esa parte de la ciudad, excepto algunos disparos perdidos. Durante el caos que siguió al ataque de la ciudad, algunos murieron en la Zona de Seguridad, pero los crímenes que ocurrieron en el resto de la ciudad fueron mucho mayores según todos los informes. [87]

Rabe escribió que, de vez en cuando, los japoneses entraban a la Zona de Seguridad a voluntad, se llevaban a unos cientos de hombres y mujeres y los ejecutaban sumariamente o los violaban y luego los mataban. [88]

Para el 5 de febrero de 1938, el Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking había remitido a la embajada japonesa un total de 450 casos de asesinato, violación y desorden general por parte de soldados japoneses que habían sido denunciados después de que los diplomáticos estadounidenses, británicos y alemanes hubieran regresado. a sus embajadas: [89]

  • "Caso 5 - En la noche del 14 de diciembre, hubo muchos casos de soldados japoneses que entraron a casas y violaron a mujeres o se las llevaron. Esto creó pánico en el área y cientos de mujeres se mudaron al campus de Ginling College ayer".
  • "Caso 10 - En la noche del 15 de diciembre, varios soldados japoneses entraron en los edificios de la Universidad de Nanjing en Tao Yuen y violaron a 30 mujeres en el lugar, algunas por seis hombres".
  • "Caso 13 - 18 de diciembre, 4 pm, en el n. ° 18 de I Ho Lu, los soldados japoneses querían una pitillera de hombre y cuando dudó, uno de los soldados se estrelló en el costado de la cabeza con una bayoneta. El hombre ahora está en el Hospital Universitario y no se espera que viva ".
  • "Caso 14 - El 16 de diciembre, siete niñas (de edades comprendidas entre los 16 y los 21 años) fueron retiradas del Colegio Militar. Cinco regresaron. Cada niña fue violada seis o siete veces al día, informó el 18 de diciembre".
  • "Caso 15 - Hay alrededor de 540 refugiados apiñados en los números 83 y 85 de Canton Road ... Más de 30 mujeres y niñas han sido violadas. Las mujeres y los niños lloran toda la noche. Las condiciones dentro del complejo son peores de lo que podemos describir. . Por favor, ayúdenos ".
  • "Caso 16 - Una niña china llamada Loh, que, con su madre y su hermano, vivía en uno de los Centros de Refugiados en la Zona de Refugiados, recibió un disparo en la cabeza y fue asesinada por un soldado japonés. La niña tenía 14 años. El incidente ocurrió cerca de Kuling Ssu, un conocido templo en el límite de la zona de refugiados "[89].
  • "Caso 19 - 30 de enero, alrededor de las 5 pm El Sr. Sone (del Seminario Teológico de Nanjing) fue recibido por varios cientos de mujeres que le suplicaron que no tuvieran que irse a casa el 4 de febrero. Dijeron que era inútil volver a casa. bien podría ser asesinada por quedarse en el campo que ser violada, robada o asesinada en su casa ... Una anciana de 62 años se fue a su casa cerca de Hansimen y los soldados japoneses llegaron por la noche y querían violarla. de edad. Así que los soldados le clavaron un palo. Pero ella sobrevivió para regresar ".

Se dice que Rabe rescató entre 200.000 y 250.000 chinos. [90] [91]

Causas

[E] aquí no hay una explicación obvia para este nefasto evento, ni se puede encontrar una. Los soldados japoneses, que esperaban una victoria fácil, en cambio habían estado luchando duro durante meses y habían sufrido un número de bajas infinitamente mayor de lo previsto. Estaban aburridos, enojados, frustrados, cansados. Las mujeres chinas estaban indefensas, sus hombres impotentes o ausentes. La guerra, aún no declarada, no tenía un objetivo ni un propósito claros. Quizás todos los chinos, independientemente de su sexo o edad, parecían marcados como víctimas.

Foto del álbum tomada en Nanjing por Itou Kaneo de la Unidad Aérea Kisarazu de la Armada Imperial Japonesa

Una foto de un niño muerto. Probablemente tomada por Bernhard Sindberg

Prisioneros enterrados vivos [93]

El 18 de diciembre de 1937, cuando el general Iwane Matsui comenzó a comprender la magnitud de la violación, el asesinato y el saqueo en la ciudad, se sintió cada vez más consternado. Según los informes, le dijo a uno de sus ayudantes civiles:

Ahora me doy cuenta de que, sin saberlo, hemos provocado un efecto muy grave en esta ciudad. Cuando pienso en los sentimientos y sentimientos de muchos de mis amigos chinos que han huido de Nanjing y en el futuro de los dos países, no puedo dejar de sentirme deprimido. Me siento muy solo y nunca podré estar de humor para regocijarme por esta victoria ... Personalmente, siento pena por las tragedias de la gente, pero el Ejército debe continuar a menos que China se arrepienta. Ahora, en invierno, la temporada da tiempo para reflexionar. Ofrezco mi pésame, con profunda emoción, a un millón de personas inocentes.

El día de Año Nuevo, durante un brindis, confió a un diplomático japonés: "Mis hombres han hecho algo muy malo y extremadamente lamentable". [94]

A finales de enero de 1938, el ejército japonés obligó a todos los refugiados en la Zona de Seguridad a regresar a casa, alegando inmediatamente haber "restaurado el orden". Después del establecimiento de la weixin zhengfu (el gobierno colaborador) en 1938, el orden fue restaurado gradualmente en Nanjing y las atrocidades cometidas por las tropas japonesas disminuyeron considerablemente. [ cita necesaria ]

El 18 de febrero de 1938, el Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking pasó a llamarse por la fuerza Comité Internacional de Rescate de Nanking, y la Zona de Seguridad dejó de funcionar efectivamente. Los últimos campos de refugiados se cerraron en mayo de 1938. [ cita necesaria ]

En febrero de 1938, tanto el príncipe Asaka como el general Matsui fueron llamados a Japón. Matsui volvió a retirarse, pero el príncipe Asaka permaneció en el Consejo Supremo de Guerra hasta el final de la guerra en agosto de 1945. Fue ascendido al rango de general en agosto de 1939, aunque no ocupó más mandos militares. [44]

Las estimaciones del número de víctimas varían según las definiciones del rango geográfico y la duración del evento. [ cita necesaria ]

Se debate el alcance de las atrocidades, [70] con cifras que van desde algunos reclamos japoneses de varios cientos, [71] hasta el reclamo chino de un número de muertos de no combatientes de 300.000. [68] El historiador Tokushi Kasahara afirma "más de 100.000 y cerca de 200.000, o tal vez más", refiriéndose a su propio libro. [95] Esta estimación incluye el área circundante fuera de la ciudad de Nanjing, que es objetada por un investigador chino (el mismo libro, p. 146). Hiroshi Yoshida concluye "más de 200.000" en su libro. [96] Tomio Hora escribe sobre 50.000 a 100.000 muertes. [97]

Los estudiosos de la corriente principal consideran que las cifras de 40.000 a más de 300.000 son una estimación precisa. Según el Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente, las estimaciones realizadas en una fecha posterior indican que el número total de civiles y prisioneros de guerra asesinados en Nanjing y sus alrededores durante las primeras seis semanas de la ocupación japonesa ascendió a 200.000. Estas estimaciones están corroboradas por las cifras de sociedades funerarias y otras organizaciones, que dan testimonio de más de 155.000 cadáveres enterrados. Estas cifras tampoco toman en cuenta a aquellas personas cuyos cuerpos fueron destruidos por quema, ahogamiento u otros medios, o cuyos cuerpos fueron enterrados en fosas comunes. [69]

Según el veredicto del Tribunal de Crímenes de Guerra de Nanjing el 10 de marzo de 1947, hay "más de 190.000 civiles masacrados y soldados chinos asesinados con ametralladoras por el ejército japonés, cuyos cadáveres han sido quemados para destruir las pruebas. Además, contamos más más de 150.000 víctimas de actos bárbaros enterrados por las organizaciones benéficas. Tenemos así un total de más de 300.000 víctimas ”. [98] Sin embargo, esta estimación incluye una acusación de que el ejército japonés asesinó a 57.418 prisioneros de guerra chinos en Mufushan, aunque la última investigación indica que entre 4.000 y 20.000 fueron masacrados, [99] [100] y también incluye los 112.266 cadáveres supuestamente enterrados por Chongshantang, una asociación caritativa, aunque hoy en día los historiadores de la corriente principal están de acuerdo en que los registros de Chongshantang fueron al menos muy exagerados, si no totalmente fabricados. [101] [102] [103] Bob Wakabayashi concluye de esto que las estimaciones de más de 200.000 no son creíbles. [102] Ikuhiko Hata considera que el número 300.000 es una "cifra simbólica" representativa del sufrimiento de China durante la guerra y no una cifra que deba tomarse literalmente. [104]

Algunos investigadores estiman que murieron entre 40.000 y 60.000 personas, lo que corresponde a las cifras de tres fuentes una es el diario oficial del Ejército Rojo de la época, Hangdibao y otra es la del Miner Searle Bates del Comité Internacional de Zona de Seguridad, y la tercera es la figura antes mencionada escrita por John Rabe en una carta. [1] John Rabe, presidente del Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking, calculó que murieron entre 50.000 y 60.000 (civiles). [2] Sin embargo, Erwin Wickert, el editor de Los diarios de John Rabe, señala que "Es probable que la estimación de Rabe sea demasiado baja, ya que no podría haber tenido una visión general de toda el área municipal durante el período de las peores atrocidades. Además, muchas tropas de soldados chinos capturados fueron sacadas de la ciudad y hasta el Yangtze, donde fueron ejecutados sumariamente. Pero, como se señaló, nadie contó realmente a los muertos ".

El recuento de 300.000 víctimas fue promulgado por primera vez en enero de 1938 por Harold Timperley, un periodista en China durante la invasión japonesa, basándose en informes de testigos presenciales contemporáneos. [2] Otras fuentes, incluida la de Iris Chang La violación de Nanking, también concluyen que la cifra de muertos alcanzó los 300.000. En diciembre de 2007, documentos de archivo del gobierno de los EE. UU. Recientemente desclasificados revelaron que un telégrafo del embajador de EE. UU. En Alemania en Berlín, enviado un día después de que el ejército japonés ocupara Nanjing, declaraba que escuchó al embajador de Japón en Alemania jactarse de que el ejército japonés había matado a 500.000 chinos. soldados y civiles mientras el ejército japonés avanzaba desde Shanghai a Nanjing. Según la investigación de archivos "Los telegramas enviados por los diplomáticos estadounidenses [en Berlín] apuntaban a la masacre de aproximadamente medio millón de personas en Shanghai, Suzhou, Jiaxing, Hangzhou, Shaoxing, Wuxi y Changzhou". [105] [106]

En la reunión del Comité de Investigación de Historia Conjunta Japón-China de 2010, los académicos de la parte japonesa establecieron el número máximo posible de víctimas civiles en 200.000, con estimaciones de alrededor de 40.000 o 20.000. Los eruditos chinos del comité sostuvieron que al menos 300.000 fueron asesinados. [107]

Alcance y duración

El punto de vista más conservador es que el área geográfica del incidente debe limitarse a los pocos km 2 de la ciudad conocida como Zona de Seguridad, donde los civiles se reunieron después de la invasión. Muchos historiadores japoneses han insistido en que durante la invasión japonesa sólo había entre 200.000 y 250.000 ciudadanos en Nanjing, según informó John Rabe, para argumentar que la estimación de la República Popular China de 300.000 muertes es una exageración.

Muchos historiadores incluyen un área mucho más grande alrededor de la ciudad. Incluyendo el distrito de Xiaguan (los suburbios al norte de Nanjing, de unos 31 km 2 de tamaño) y otras áreas en las afueras de la ciudad, la población del gran Nanjing estaba entre 535.000 y 635.000 civiles y soldados justo antes de la ocupación japonesa. [108] Algunos historiadores también incluyen seis condados alrededor de Nanjing, conocidos como el Municipio Especial de Nanjing.

La duración del incidente se define naturalmente por su geografía: cuanto antes ingresaron los japoneses al área, mayor será la duración. La batalla de Nankín terminó el 13 de diciembre, cuando las divisiones del ejército japonés entraron en la ciudad amurallada de Nanjing. El Tribunal de Crímenes de Guerra de Tokio definió el período de la masacre a las siguientes seis semanas. Estimaciones más conservadoras dicen que la masacre comenzó el 14 de diciembre, cuando las tropas ingresaron a la Zona de Seguridad, y que duró seis semanas. Los historiadores que definen la masacre de Nanjing como algo que comenzó desde el momento en que el ejército japonés entró en la provincia de Jiangsu empujaron el comienzo de la masacre hasta mediados de noviembre hasta principios de diciembre (Suzhou cayó el 19 de noviembre) y extendieron el final de la masacre hasta finales de diciembre. Marzo de 1938. [ cita necesaria ]

Para muchos eruditos japoneses, las estimaciones de la posguerra fueron distorsionadas por la "justicia del vencedor", cuando Japón fue condenado como único agresor. Creían que el peaje de 300.000 representaba una "exageración al estilo chino" sin tener en cuenta las pruebas. Sin embargo, en China, esta figura ha llegado a simbolizar la justicia, la legalidad y la autoridad de los juicios de posguerra que condenan a Japón como agresor. [109]

Varias estimaciones

Los historiadores japoneses, según su definición del área geográfica y la duración de las matanzas, dan estimaciones amplias sobre el número de civiles masacrados, desde varios miles hasta más de 200.000. [110] La estimación más baja de un historiador japonés es 40.000. [111]

Los periódicos en chino tienden a afirmar que el número de civiles masacrados y soldados desarmados puede llegar a 200.000. [110]

200.000 debates sobre la población de Nanjing

Fuentes japonesas afirman que había una población de solo 200.000 personas en Nanjing, lo que hacía imposible la cifra de 300.000 muertos. En 2003, Zhang Lianhong, profesor del Centro de Investigación de la Masacre de Nanjing en la Universidad Normal de Nanjing, publicó un artículo en el Beijing Daily en el que usó evidencia histórica para demostrar que la población del área urbana de Nanjing estaba entre 367,000 y 467,000, y la población total de Nanjing estaba entre 535,000 y 635,000, y así refutar la afirmación de una población de solo 200,000. [112]

Poco después de la rendición de Japón, los oficiales principales a cargo de las tropas japonesas en Nanjing fueron juzgados. El general Matsui fue acusado ante el Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente por "ignorar deliberada e imprudentemente" su deber legal "de tomar las medidas adecuadas para asegurar la observancia y prevenir infracciones" de la Convención de La Haya. Hisao Tani, el teniente general de la 6.a División del Ejército Imperial Japonés en Nanjing, fue juzgado por el Tribunal de Crímenes de Guerra de Nanjing.

Otros líderes militares japoneses a cargo en el momento de la masacre de Nanjing no fueron juzgados. El príncipe Kan'in Kotohito, jefe de estado mayor del ejército imperial japonés durante la masacre, había muerto antes del final de la guerra en mayo de 1945. El príncipe Asaka recibió inmunidad debido a su condición de miembro de la familia imperial. [113] [114] Isamu Cho, el ayudante del príncipe Asaka, y de quien algunos historiadores creen que emitió el memorando de "matar a todos los cautivos", se había suicidado durante la Batalla de Okinawa. [115]

El Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente se reunió en la "Corte Ichigaya", formalmente edificio del cuartel general del Ejército Imperial Japonés en Ichigaya, Tokio.

Concesión de inmunidad al príncipe Asaka

El 1 de mayo de 1946, los funcionarios de la SCAP interrogaron al príncipe Asaka, que era el oficial de mayor rango en la ciudad en el momento más álgido de las atrocidades, sobre su participación en la masacre de Nanjing y la declaración fue presentada a la Sección de Enjuiciamiento Internacional del tribunal de Tokio. Asaka negó la existencia de masacre y afirmó no haber recibido nunca quejas sobre la conducta de sus tropas. [118]

Evidencia y testimonio

La acusación comenzó la fase de Nanjing de su caso en julio de 1946. El Dr. Robert O. Wilson, cirujano y miembro del Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking, tomó el estrado de testigos primero. Otros miembros del Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking que tomaron el estrado de los testigos fueron Miner Searle Bates y John Magee. George A. Fitch, Lewis S. C. Smythe y James McCallum presentaron declaraciones juradas con sus diarios y cartas.

Otra prueba que se presentó al tribunal fue el telegrama de Harold Timperley sobre la masacre de Nanjing que había sido interceptado y decodificado por los estadounidenses el 17 de enero de 1938. También se adujo uno de los libros de Hsü, Documentos de la zona de seguridad de Nanking En la corte. [ cita necesaria ]

La entrada para el mismo día en el diario de Matsui decía: "Hoy solo pude sentir tristeza y responsabilidad, lo que ha estado traspasando mi corazón de manera abrumadora. Esto se debe a los malos comportamientos del Ejército después de la caída de Nanjing y la incapacidad de proceder con el gobierno autónomo y otros planes políticos ". [ cita necesaria ]

La defensa de Matsui

Matsui afirmó que nunca había ordenado la ejecución de prisioneros de guerra chinos. Además, argumentó que había ordenado a los comandantes de la división del ejército que disciplinaran a sus tropas por actos delictivos y que no era responsable de que no cumplieran sus instrucciones. En el juicio, Matsui hizo todo lo posible por proteger al Príncipe Asaka echando la culpa a los comandantes de división de menor rango. [119]

Veredicto

Kōki Hirota, que había sido Ministro de Relaciones Exteriores cuando Japón conquistó Nanjing, fue condenado por participar en "la formulación o ejecución de un plan o conspiración común" (cargo 1), librar "una guerra de agresión y una guerra en violación de las leyes internacionales. , tratados, acuerdos y garantías contra la República de China "(cargo 27) y el cargo 55. Matsui fue condenado por la mayoría de los jueces del tribunal de Tokio, quienes dictaminaron que él tenía la responsabilidad última de la" orgía del crimen "en Nanjing porque , "No hizo nada, o nada efectivo, para mitigar estos horrores".

El asesinato organizado y en masa de civiles varones se llevó a cabo con la aparente sanción de los comandantes con el pretexto de que los soldados chinos se habían quitado los uniformes y se estaban mezclando con la población. Se formaron grupos de civiles chinos, atados con las manos a la espalda, y marcharon fuera de los muros de la ciudad donde fueron asesinados en grupos por fuego de ametralladora y con bayonetas. --- De la Sentencia del Tribunal Militar Internacional

Frase

El 12 de noviembre de 1948, Matsui e Hirota, junto con otros cinco criminales de guerra de Clase A condenados, fueron condenados a muerte en la horca. Otros dieciocho recibieron sentencias menores. La sentencia de muerte impuesta a Hirota, una decisión de seis a cinco de los once jueces, conmocionó al público en general y provocó una petición en su favor, que pronto reunió más de 300.000 firmas pero no logró conmutar la sentencia del ministro. [120] [121]

El general Hisao Tani fue condenado a muerte por el Tribunal de Crímenes de Guerra de Nanjing. [119]

  • En 1985, el Ayuntamiento de Nanjing construyó el Salón Conmemorativo de la Masacre de Nanjing en memoria de las víctimas y para crear conciencia sobre la Masacre de Nanjing. Está ubicado cerca de un sitio donde fueron enterrados miles de cuerpos, llamado el "pozo de los diez mil cadáveres" (wàn rén kēng). A diciembre de 2016 [actualización], hay un total de 10.615 nombres de víctimas de la Masacre de Nanjing inscritos en una pared conmemorativa. [122]
  • En 1995, Daniel Kwan realizó una exposición fotográfica en Los Ángeles titulada "El Holocausto olvidado".
  • En 2005, la antigua residencia de John Rabe en Nanjing fue renovada y ahora alberga el "John Rabe and International Safety Zone Memorial Hall", que se inauguró en 2006.
  • El 13 de diciembre de 2009, tanto los monjes chinos como los japoneses celebraron una asamblea religiosa para llorar a los civiles chinos asesinados por las tropas japonesas invasoras. [123]
  • El 13 de diciembre de 2014, China celebró su primer día conmemorativo de la Masacre de Nanjing. [124]

El 9 de octubre de 2015, los documentos de la masacre de Nanjing se incluyeron en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO. [125]

Monumento a la masacre de Yanziji Nanjing en 2004

Una piedra conmemorativa en Yanziji en Nanjing, para las víctimas de la masacre de Nanjing

Antigua residencia de John Rabe, ahora "John Rabe and International Safety Zone Memorial Hall", en Nanjing, julio de 2008

China y Japón han reconocido la ocurrencia de atrocidades durante la guerra. [126] Las disputas sobre la descripción histórica de estos eventos continúan causando tensiones entre Japón por un lado y China y otros países de Asia oriental por el otro. [127]

Guerra Fría

Antes de la década de 1970, China hizo relativamente poco para llamar la atención sobre la masacre de Nanjing. En su libro Violación de Nanking, Iris Chang afirmó que la política de la Guerra Fría alentó al presidente Mao a permanecer relativamente en silencio sobre Nanjing para mantener una relación comercial con Japón. [128] La biografía de Jung Chang y Jon Halliday de Mao afirma que Mao nunca hizo ningún comentario, ni contemporáneamente ni más tarde en su vida, sobre la masacre, pero con frecuencia comentó con duradera amargura acerca de una lucha política entre él y Wang Ming que también ocurrió en diciembre de 1937. . [129]

Debate en Japón

El debate sobre la masacre tuvo lugar principalmente en la década de 1970. Durante este tiempo, las declaraciones del gobierno chino sobre el evento fueron atacadas por los japoneses porque se decía que se basaban demasiado en testimonios personales y pruebas anecdóticas. Se formularon difamaciones con respecto a la autenticidad y precisión de los registros de entierro y las fotografías presentadas en el Tribunal de Crímenes de Guerra de Tokio, que según el gobierno japonés eran invenciones del gobierno chino, manipuladas artificialmente o atribuidas incorrectamente a la Masacre de Nanjing. [130]

Durante la década de 1970, Katsuichi Honda escribió una serie de artículos para el Asahi Shimbun sobre los crímenes de guerra cometidos por soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial (como la Masacre de Nanjing). [131] La publicación de estos artículos provocó una respuesta vehemente de los derechistas japoneses con respecto al tratamiento japonés de los crímenes de guerra. En respuesta, Shichihei Yamamoto [132] y Akira Suzuki [133] escribieron dos artículos controvertidos pero influyentes [ aclaración necesaria ] que provocó el movimiento negacionista japonés. [ aclaración necesaria ]

En 1984, en un intento de refutar las acusaciones de crímenes de guerra en Nanjing, la Asociación de Veteranos del Ejército Japonés (Kaikosha) entrevistó a ex soldados japoneses que habían servido en el área de Nanjing de 1937 a 1938. En lugar de refutar las acusaciones, los veteranos entrevistados confirmaron que había tenido lugar una masacre y que se describió abiertamente y admitió haber participado en las atrocidades. Los resultados de la encuesta se publicaron en la revista de la asociación, Kaiko, en 1985 junto con una admisión y disculpa que decía: "Cualquiera que sea la gravedad de la guerra o las circunstancias especiales de la psicología de la guerra, simplemente perdemos las palabras ante esta matanza ilegal masiva. Como aquellos que están relacionados con el ejército de antes de la guerra, simplemente nos disculpamos profundamente al pueblo de China. Fue verdaderamente un acto de barbarie lamentable ". [20]

Disculpas y condolencias del Primer Ministro y Emperador de Japón

El 15 de agosto de 1995, el quincuagésimo aniversario de la rendición de Japón, el primer ministro japonés Tomiichi Murayama dio la primera disculpa formal por las acciones japonesas durante la guerra. [ cita necesaria ]

Ofreció sus disculpas a todos los sobrevivientes y a los familiares y amigos de las víctimas. Ese día, el primer ministro y el emperador japonés Akihito pronunciaron declaraciones de luto en el Nippon Budokan de Tokio. Iris Chang, autora de La violación de Nanking, criticó a Murayama por no proporcionar la disculpa por escrito que se esperaba. Dijo que el pueblo de China "no cree que Japón haya hecho jamás una disculpa inequívoca y sincera a China" y que una disculpa escrita de Japón enviaría un mensaje mejor a la comunidad internacional. [19]

Negaciones de la masacre por parte de funcionarios públicos en Japón

En mayo de 1994, el ministro de Justicia, Shigeto Nagano, calificó la masacre de Nanjing de "fabricación". [134]

El 19 de junio de 2007, un grupo de alrededor de 100 legisladores del Partido Liberal Democrático (PLD) denunció nuevamente la masacre de Nanjing como una invención, argumentando que no había evidencia para probar las acusaciones de asesinatos masivos por parte de soldados japoneses. Acusaron a Beijing de utilizar el presunto incidente como un "anuncio político". [135] [136]

El 20 de febrero de 2012, Takashi Kawamura, alcalde de Nagoya, dijo a una delegación visitante de Nanjing que la masacre "probablemente nunca sucedió".Dos días después defendió sus comentarios diciendo: "Incluso desde que era representante nacional de la Dieta, he dicho [repetidamente] que no hubo una masacre [de Nanjing] que resultó en el asesinato de varios cientos de miles de personas". [137] [138] El 1 de abril de 2013, Kawamura dijo que su posición se mantuvo sin cambios cuando el tema surgió durante un debate electoral. [139]

El 24 de febrero de 2012, el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, dijo que también cree que la masacre de Nanjing nunca ocurrió. Según los informes, afirma que habría sido imposible matar a tanta gente en tan poco tiempo. [140] Él cree que el número real de muertos fue de 10.000. [141]

El 3 de febrero de 2014, Naoki Hyakuta, miembro de la junta de gobernadores de la empresa de radiodifusión pública de Japón, NHK, fue citado diciendo que la masacre nunca ocurrió. [142] Dijo que hubo incidentes aislados de brutalidad pero no atrocidades generalizadas, y criticó la cifra de 200.000 en los Juicios de Tokio. [143]

Efecto en las relaciones internacionales

El recuerdo de la masacre de Nanjing ha sido un punto de discusión en las relaciones chino-japonesas desde principios de la década de 1970. [144] El comercio entre las dos naciones tiene un valor de más de $ 200 mil millones al año. A pesar de esto, muchos chinos todavía tienen un fuerte sentimiento de desconfianza y animosidad hacia Japón que se origina en el recuerdo de los crímenes de guerra japoneses como la Masacre de Nanjing. Este sentido de desconfianza se ve reforzado por la creencia de que Japón no está dispuesto a admitir y disculparse por las atrocidades. [145]

Takashi Yoshida describió cómo las cambiantes preocupaciones políticas y las percepciones del "interés nacional" en Japón, China y Estados Unidos han moldeado la memoria colectiva de la masacre de Nanjing. Yoshida sostuvo que con el tiempo el evento ha adquirido diferentes significados para diferentes personas. La gente de China continental se veía a sí misma como víctima. Para Japón, era una pregunta que necesitaban responder, pero se mostraban reacios a hacerlo porque también se identificaron como víctimas después de las bombas atómicas. Estados Unidos, que sirvió como crisol de culturas y es el hogar de descendientes de miembros de las culturas china y japonesa, asumió el papel de investigador de los chinos victimizados. Yoshida ha argumentado que la Masacre de Nanjing ha figurado en los intentos de las tres naciones mientras trabajan para preservar y redefinir el orgullo y la identidad nacional y étnica, asumiendo diferentes tipos de importancia en función de los enemigos internos y externos cambiantes de cada país. [146]

Muchos primeros ministros japoneses han visitado el Santuario Yasukuni, un santuario para las muertes de guerra japonesas hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, que incluye criminales de guerra que estuvieron involucrados en la Masacre de Nanjing. En el museo adyacente al santuario, un panel informa a los visitantes que no hubo masacre en Nanjing, pero que los soldados chinos vestidos de civil fueron "tratados con severidad". En 2006, el ex primer ministro japonés Junichiro Koizumi hizo una peregrinación al santuario a pesar de las advertencias de China y Corea del Sur. Su decisión de visitar el santuario a pesar de todo provocó indignación internacional. Aunque Koizumi negó que estuviera tratando de glorificar la guerra o el militarismo histórico japonés, el Ministerio de Relaciones Exteriores chino acusó a Koizumi de "destruir los cimientos políticos de las relaciones entre China y Japón". Un funcionario de Corea del Sur dijo que convocarían al embajador de Tokio para protestar. [147] [148] [149] [150]

Como componente de la identidad nacional

Yoshida afirma que "Nanjing ha figurado en los intentos de las tres naciones [China, Japón y Estados Unidos] de preservar y redefinir el orgullo y la identidad nacional y étnica, asumiendo diferentes tipos de significados basados ​​en los cambiantes enemigos internos y externos de cada país". [151]

Japón

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, algunos círculos de la sociedad civil en Japón reflexionaron sobre el alcance de la masacre y la participación de soldados comunes. En particular, la novelista Hotta Yoshie [ja] escribió una novela, Tiempo (Jikan) en 1953, retratando la masacre desde el punto de vista de un intelectual chino que lo vio suceder. Esta novela ha sido traducida al chino y al ruso. Otros testigos presenciales de la masacre también expresaron sus opiniones en revistas japonesas en las décadas de 1950 y 1960, pero los cambios políticos erosionaron lentamente esta marea de confesiones.

En el Japón del siglo XXI, la Masacre de Nanjing toca la identidad nacional y las nociones de "orgullo, honor y vergüenza". Yoshida sostiene que "Nanking cristaliza un conflicto mucho mayor sobre lo que debería constituir la percepción ideal de la nación: Japón, como nación, reconoce su pasado y se disculpa por sus fechorías durante la guerra o. Se mantiene firme contra las presiones extranjeras y enseña a los jóvenes japoneses sobre los benevolentes y mártires valientes que libraron una guerra justa para salvar a Asia de la agresión occidental ". [152] Reconocer la masacre de Nanjing como tal puede verse en algunos círculos en Japón como "ataque a Japón" (en el caso de los extranjeros) o "autoflagelación" (en el caso de los japoneses). [ cita necesaria ]

El gobierno de Japón cree que no se puede negar que ocurrió la matanza de un gran número de no combatientes, saqueos y otros actos por parte del ejército japonés. Sin embargo, el número real de víctimas es difícil de determinar, según el gobierno de Japón. [153] En la reunión del Comité de Investigación de Historia Conjunta Japón-China de 2010, los académicos del lado japonés establecieron el número máximo posible de víctimas civiles en 200.000, con estimaciones de alrededor de 40.000 o 20.000. Los eruditos chinos del comité sostuvieron que al menos 300.000 fueron asesinados. [107] [154] El rango del número de muertos estimado por los historiadores japoneses es de decenas de miles a 200.000. [155] [156]

Según una breve referencia a Nanjing en el museo Yasukuni de Tokio, el general japonés a cargo entregó a sus hombres mapas que mostraban asentamientos extranjeros y una "zona de seguridad" civil, y les ordenó que mantuvieran una estricta disciplina militar. El visitante debe asumir que lo hicieron. El museo solo señala que "los soldados chinos disfrazados de civil, que sumaban alrededor de 4000 [49], fueron severamente procesados". [ cita necesaria ]

Sin embargo, esta visión nacionalista no representa una comprensión ampliamente compartida de lo que sucedió en Nanjing, como lo ilustra el tratamiento bastante diferente de la atrocidad en los libros de texto japoneses. Si bien la versión de los libros sobre Nanjing es forzada y se siente como el producto de un comité, en varias versiones reconocen la muerte de miles de chinos, incluidas mujeres y niños, así como saqueos, incendios y asaltos por parte de soldados japoneses. No mencionan agresiones sexuales. [ cita necesaria ]

"Durante este período, cuando el ejército japonés ocupó Nanjing, mató a un gran número de chinos y llevó a cabo saqueos, incendios y asaltos. Con respecto al número de víctimas de esta masacre de Nanjing, los juicios de Tokio (crímenes de guerra) lo encontraron más tarde en más de 200.000, y procesó severamente la responsabilidad de Japón ", se lee en un libro de texto japonés. [157]

Otro libro de texto de historia preparado por la Sociedad Japonesa para la Reforma de los Libros de Texto de Historia, que había sido aprobado por el gobierno en 2001, intenta blanquear el historial de guerra de Japón durante la década de 1930 y principios de la de 1940. Se refirió a la masacre de Nanjing como un "incidente" y pasó por alto la cuestión de las mujeres de solaz. [158] De hecho, solo hay una frase que se refiere a este evento: "ellos [las tropas japonesas] ocuparon esa ciudad en diciembre". [159]

Porcelana

La masacre de Nanjing se ha convertido en una piedra angular fundamental en la construcción de la identidad nacional china moderna. [160] Los chinos modernos (incluidos los ciudadanos de la República Popular China, Taiwán y el extranjero) se referirán a la Masacre de Nanjing para explicar ciertas posturas que mantienen o ideas que tienen. funcionarios gubernamentales por igual. [ cita necesaria ]

Australia

Los trabajadores portuarios en Australia estaban horrorizados por la masacre y se negaron a cargar arrabio en los barcos que se dirigían a Japón, lo que dio lugar a la disputa de Dalfram de 1938. [161]

Archivo digital

Película (s

  • Nanking (1938), una película de propaganda de guerra lanzada por el gobierno japonés. Esta película, redescubierta en 1995, parece retratar una Nanking ocupada pacíficamente, pero el profesor de cine Jinshi Fujii ha expresado sus dudas de que la ubicación que se muestra sea en realidad Nanking, y sobre el contenido de la película en general. [162]
  • La batalla de China (1944) una película documental del director estadounidense Frank Capra. [163] Las imágenes de las atrocidades de Nanking en esta película pueden tener su origen en un documental hecho en China que el príncipe Mikasa le mostró a Hirohito, pero que desde entonces se ha perdido. [164]
  • Sol negro: la masacre de Nanking (1995), del director chino Mou Tun-fei, recrea los hechos de la Masacre de Nanking.
  • No llores, Nanking (también conocido como Nanjing 1937) (1995) dirigida por Wu Ziniu es una ficción histórica centrada en un médico chino, su esposa japonesa y sus hijos, mientras experimentan el asedio, la caída y la masacre de Nanking.
  • Horror en Oriente (2000), [165] una película documental producida por Laurence Rees para la BBC, un examen de las atrocidades y depredaciones cometidas por las fuerzas militares imperiales japonesas, de 1931 a 1945. Incluye una película japonesa de adoctrinamiento (adoración al emperador, los chinos como infrahumanos) y brutal entrenamiento de sus fuerzas armadas, así como una película de la masacre de Nanking tomada por John Magee.
  • El juicio de Tokio (2006) trata sobre el Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente.
  • Los hijos de Huang Shi (película) (2008) está inspirada en la historia del periodista inglés George Hogg que tomó fotografías de la masacre de Nanking, escapó de la muerte por decapitación y huyó al orfanato en Huang Shi.
  • Nanking (2007), dirigida por Bill Guttentag y Dan Sturman, que utiliza cartas y diarios de la época, así como material de archivo y entrevistas con las víctimas sobrevivientes y los involucrados en la masacre.
  • La verdad sobre Nanjing (2007), [166] un documental de Satoru Mizushima que niega que haya ocurrido tal masacre
  • Ciudad de vida y muerte (2009) dirigida por Lu Chuan, una dramatización de la Masacre de Nanking
  • John Rabe (2009) dirigida por Florian Gallenberger, una coproducción chino-alemana sobre la vida de John Rabe, con Ulrich Tukur en el papel principal y Steve Buscemi en un papel secundario [167] [168]
  • Recuerdos desgarrados de Nanjing (2009) dirigida por Tamaki Matsuoka. Documental con entrevistas con soldados japoneses que admiten haber violado y asesinado a civiles chinos y relatos de sobrevivientes chinos.
  • Las flores de la guerra (2011), dirigida por Zhang Yimou y protagonizada por Christian Bale y Shigeo Kobayashi basada en Las 13 mujeres de Nanjing por Geling Yan

Literatura

Ficción

  • Buck, Pearl S. (1942). Semilla de dragón. John Day.
  • Chand, Meira (1996). Una elección de males. Londres: The Orion Publishing Company.
  • Hayder, Mo (2005). "El diablo de Nanking". Tokio (Primera ed.). Gran Bretaña: Bantam Press / Transworld Publishers.
  • Jin, Ha (2011). Réquiem de Nanjing . Nueva York: Pantheon. ISBN9780307379764.
  • Qi, Shouhua (2005). Cuando arde la montaña púrpura: una novela . San Francisco: Long River Press. ISBN9781592650415.
  • Qi, Shouhua (2009). Purple Mountain: Una historia de la violación de Nanking (Ed. Bilingüe inglés chino).
  • Qi, Shouhua (2010). Purple Mountain: Una historia de la violación de Nanking (Edición de bolsillo).
  • Ver, Lisa (2010). Shanghai Girls: una novela . Grupo Editorial de Random House. ISBN9781400067114.
  • West, Paul (1995). La carpa de la niebla naranja . Wheeler Pub. ISBN9781568952796.
  • Yan, Geling. Las flores de la guerra. (próximo)

No ficción

  • Chang, Iris (1997). La violación de Nanking.
  • Hata, Ikuhiko (1986). Nankin Jiken Gyakusatsu no kozo (南京 事件 - 「虐殺」 の 構造). ISBN4-12-100795-6.
  • Honda, Katsuichi (1998). La masacre de Nanjing. Un periodista japonés se enfrenta a la vergüenza nacional de Japón.
  • Vautrin, Minnie Tsen Shui-fang (2010) [diarios originales escritos en 1937-1940]. Hu Hua-ling Zhang Lian-hong (eds.). Las mujeres impávidas de Nanking: los diarios de guerra de Minnie Vautrin y Tsen Shui-fang. Traducido por Hu Hua-ling Zhang Lian-hong. Carbondale, Edwardsville: Prensa de la Universidad del Sur de Illinois. ISBN978-0-8093-2963-2.
  • Takemoto, Tadao & amp Ohara, Yasuo (2000). La presunta "masacre de Nanking": la refutación de Japón a las afirmaciones falsas de China. Mantenimiento de CS1: utiliza el parámetro de autores (enlace)
  • Wickert, Erwin (Editor) (1998). El buen alemán de Nanking - Los diarios de John Rabe . ISBN0-349-11141-3. CS1 maint: texto adicional: lista de autores (enlace)

Música

  • La banda noruega de thrash metal Blood Tsunami escribió una canción sobre el incidente, titulada "The Rape of Nanking".
  • La banda estadounidense de thrash metal Exodus escribió una canción sobre el incidente titulada "Nanking", la canción apareció en su álbum. Prueba B: La condición humana (2010). [169]
  • El compositor chino Bright Sheng escribió una pieza titulada Nanking! Nanking! (A Threnody para Orquesta y Pipa) (2000) pretendía que la pieza estuviera "escrita en memoria de las víctimas, no una recreación de la barbarie". [170]

Series de TV

En diciembre de 2007, el gobierno de la República Popular China publicó los nombres de 13.000 personas que fueron asesinadas por las tropas japonesas en la Masacre de Nanking. Según la agencia de noticias Xinhua, es el registro más completo hasta la fecha. El informe consta de ocho volúmenes y se publicó con motivo del 70 aniversario del inicio de la masacre. También enumera las unidades del ejército japonés que fueron responsables de cada una de las muertes y establece la forma en que fueron asesinadas las víctimas. Zhang Xianwen, editor en jefe del informe, afirma que la información recopilada se basó en "una combinación de materias primas chinas, japonesas y occidentales, que es objetiva y justa y puede resistir el juicio de la historia". [171] Este informe formó parte de una serie de 55 volúmenes sobre la masacre, la Colección de materiales históricos de la masacre de Nanjing (南京 大 屠杀 史料 集). [ cita necesaria ]

  1. ^ En el sistema de postalromanización utilizado en ese momento, el nombre de la ciudad se transcribió como "Nanking", por lo que el evento se denominó Masacre de Nanking o Violación de Nanking.
  2. ^ Cita: "El ejército japonés, con un millón de efectivos, ya ha conquistado Changshu. Hemos rodeado la ciudad de Nanking. El ejército japonés no tendrá piedad de quienes ofrezcan resistencia, tratándolos con extrema severidad, pero no dañará ni a civiles inocentes ni a [Personal] militar chino que no manifiesta hostilidad. Nuestro más sincero deseo es preservar la cultura del este de Asia. Si sus tropas continúan luchando, la guerra en Nanking es inevitable. La cultura que ha perdurado durante un milenio se reducirá a cenizas y el gobierno que ha durado una década se desvanecerá en el aire. Este comandante en jefe emite [b] males a sus tropas en nombre del ejército japonés. Abra las puertas de Nanking de manera pacífica y obedezca las [f ] siguiendo las instrucciones ".

Citas

  1. ^ aB
  2. "Las atrocidades de Nanking: realidad y fábula". Wellesley.edu. Archivado desde el original el 28 de febrero de 2011. Consultado el 6 de marzo de 2011.
  3. ^ aBC
  4. "Atrocidades de Nanking - en la década de 1990". nankingatrocities.net. Archivado desde el original el 26 de octubre de 2013.
  5. ^ aB
  6. Bob Tadashi Wakabayashi, ed. (2008). La atrocidad de Nanking, 1937-1938: complicando el panorama . Libros de Berghahn. pag. 362. ISBN978-1-84545-180-6.
  7. ^
  8. 论 南京 大 屠杀 遇难 人数 认定 的 历史 演变 (PDF). Jds.cass.cn. Archivado desde el original (PDF) el 22 de marzo de 2014. Consultado el 16 de marzo de 2016.
  9. ^
  10. 近 十年 "侵华 日军 南京 大 屠杀" 研究 述评 (PDF). Jds.cass.cn. Archivado desde el original (PDF) el 4 de marzo de 2016. Consultado el 16 de marzo de 2016.
  11. ^
  12. "China moderna" (PDF). Archivado desde el original (PDF) el 6 de marzo de 2016. Consultado el 30 de mayo de 2014.
  13. ^
  14. "Informe especial: cómo la masacre de Nanjing se convirtió en un arma | GRI". Perspectivas de riesgo global. 27 de octubre de 2016. Consultado el 19 de marzo de 2021.
  15. ^Chang, Iris. 1997. La violación de Nanking. pag. 6.
  16. ^
  17. Lee, Min (31 de marzo de 2010). "La nueva película tiene a los veteranos japoneses confesando la violación en Nanjing". Salón / Prensa Asociada.
  18. ^ Gallicchio, Marc S. 2007. La imprevisibilidad del pasado. pag. 158.
  19. ^ Levene, Mark y Penny Roberts. 1999. La masacre en la historia. págs. 223-24.
  20. ^ aBTotten, Samuel. 2008. Diccionario de genocidio. págs. 298–99.
  21. ^
  22. "Capítulo VIII: Crímenes de guerra convencionales (atrocidades)". Fallo: Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente. Noviembre de 1948.
  23. ^
  24. MacDonald, David B. (diciembre de 2005). "Olvidar y negar: Iris Chang, el Holocausto y el desafío de Nanking". Politica internacional. Palgrave Macmillan. 42 (4): 403–27. doi: 10.1057 / palgrave.ip.8800111. S2CID143864180. Consultado el 23 de febrero de 2014.
  25. ^
  26. Askew Japan, David (Profesor asociado, Universidad Ristumeikan Asia Pacific) (4 de abril de 2002). "El incidente de Nanjing: tendencias e investigaciones recientes". www.japanesestudies.org.uk. Archivado desde el original el 5 de abril de 2018. Consultado el 20 de octubre de 2004.
  27. ^Fogel, Joshua A. 2000. La masacre de Nanjing en la historia y la historiografía. págs. 46–48.
  28. ^ Dillon, Dana R. 2007. El desafío de China. págs. 9-10.
  29. ^
  30. "P8: ¿Cuál es la opinión del Gobierno de Japón sobre el incidente conocido como la" Masacre de Nanjing "?". Preguntas y respuestas sobre política exterior (el contenido de la página cambió a "En construcción tras la declaración del primer ministro Shinzo Abe el 14 de agosto de 2015". Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón.
  31. ^ aB
  32. "¿Lo siento?". NewsHour con Jim Lehrer. 1 de diciembre de 1998. Archivado desde el original el 22 de febrero de 2008.
  33. ^ aB Kingston, Jeff. 1 de marzo de 2014. "Reaccionarios japoneses en guerra cultural". Japan Times.
  34. ^ aB Yoshida, Takashi. 2006. La realización de la 'violación de Nanking'. págs. 157–58. [Falta el ISBN]
  35. ^Kasahara, Tokushi. 1999. "数字 い じ り の 不毛 な 論争 は 虐殺 の 実 態 解 明 を 遠 ざ け る." Páginas. 74–96 pulg. 南京 大 虐殺 否定 論 13 の ウ ソ. Comité de Investigación sobre el Incidente de Nanking. Tokio: Kashiwa Shobo.
  36. ^1937 Mapa del Comandante de Campo Japonés de la Batalla de Shanghai, China Geographicus.com Consultado el 22 de abril de 2020
  37. ^The Nanjing Massacre exequy.wordpress.com Consultado el 22 de abril de 2020
  38. ^ aBCD
  39. Higashinakano Shudo Kobayashi Susumu y Fukunaga Shainjiro (2005). "Análisis de la" evidencia fotográfica "de la masacre de Nanking (publicado originalmente como Nankin Jiken:" Shokoshashin "wo Kenshosuru)" (PDF). Tokio, Japón: Soshisha.
  40. ^Rabe, John y Erwin Wickert. 1998. El buen hombre de Nanking: los diarios de John Rabe. Nueva York: A. A. Knopf. págs. 56, 59–60.
  41. ^
  42. "Guerra y reconciliación: una historia de dos países". The Japan Times Online . Consultado el 6 de marzo de 2011.
  43. ^Cummins, Joseph. 2009. La historia más sangrienta del mundo. pag. 149.
  44. ^Honda, Katsuichi y Frank Gibney. "La masacre de Nanjing: un periodista japonés se enfrenta a la vergüenza nacional de Japón". págs. 39–41.
  45. ^ Tokio Nichi Nichi, artículo del 13 de diciembre de 1937 sobre el concurso de asesinatos.
  46. ^ Japan Advertiser, 7 de diciembre de 1937 (periódico en inglés editado y de propiedad estadounidense en Tokio)
  47. ^Kingston 2008, pág. 9 error de harvnb: sin destino: CITEREFKingston2008 (ayuda).
  48. ^
  49. Wakabayashi, Bob Tadashi (verano de 2000). "El debate del concurso de asesinatos de 100 hombres de Nanking: culpa de guerra en medio de ilusiones fabricadas, 1971–75". La Revista de Estudios Japoneses. 26 (2): 307–340. doi: 10.2307 / 133271. JSTOR133271.
  50. ^
  51. "Jurista - Persecución de papel: el periódico de las reglas de la corte japonesa no fabricó el juego de matar chino de 1937". Jurist.law.pitt.edu. 2005-08-23. Archivado desde el original el 25 de febrero de 2011. Consultado el 6 de marzo de 2011.
  52. ^
  53. "楽 天 が 運 営 す る ポ ー タ ル サ イ ト : 【イ ン フ ォ シ ー ク】 Infoseek". infoseek.co.jp. Archivado desde el original el 12 de mayo de 2006.
  54. ^
  55. "Las cicatrices de Nanking: recuerdos de un ultraje japonés". El independiente. Londres, Reino Unido. 13 de diciembre de 2007.
  56. ^ aB
  57. "Cinco periodistas occidentales en la ciudad condenada". Archivado desde el original el 25 de marzo de 2005. Consultado el 19 de abril de 2006.
  58. ^
  59. "Chino lucha contra el enemigo fuera de Nanking See Seeks Stand". Consultado el 19 de abril de 2006.
  60. ^
  61. "Japón gana a la masa de enemigos". Consultado el 19 de abril de 2006.
  62. ^
  63. Askew, David (abril de 2002). "El comité internacional para la zona de seguridad de Nanking: una introducción" (PDF). Estudios chino-japoneses. 14: 3–23.
  64. ^
  65. "Genocidio en el siglo XX: la violación de Nanking 1937-1938 (300.000 muertes)". Lugar de historia . Consultado el 27 de marzo de 2017.
  66. ^
  67. Bergamini, David. La conspiración imperial de Japón. pag. 23.
  68. ^
  69. Bergamini, David. La conspiración imperial de Japón. pag. 24.
  70. ^ aB Chen, base de datos de la Segunda Guerra Mundial
  71. ^ David Bergamini, La conspiración imperial de Japón, 1971, pág. 24
  72. ^ Iris Chang, La violación de Nanking, 1997, pág. 40
  73. ^ Akira Fujiwara, "Nitchū Sensō ni Okeru Horyo Gyakusatsu2, Kikan Sensō Sekinin Kenkyū 9, 1995, pág. 22
  74. ^
  75. Kajimoto, Masato. "Batalla de Shanghai". Archivado desde el original el 5 de febrero de 2006. Consultado el 19 de abril de 2006.
  76. ^ aB Yoshiaki Itakura, 本 当 は こ う だ っ た 南京 事件 (Tokio: Nihon Tosho Kankokai, 1999), 11.
  77. ^
  78. Suping Lu (6 de diciembre de 2019). Las atrocidades de Nanjing de 1937-1938. pag. 33. ISBN9789811396564.
  79. ^
  80. Vautrin, Minnie (2008). Terror en Nanjing de Minnie Vautrin: diarios y correspondencia, 1937-38. Prensa de la Universidad de Illinois. ISBN978-0-252-03332-2. Consultado el 15 de abril de 2020.
  81. ^
  82. "HECHOS BÁSICOS SOBRE LA MASACRE NANKING Y EL JUICIO POR CRÍMENES DE GUERRA DE TOKIO". Consultado el 26 de enero de 2017.
  83. ^Wakabayashi 2000, pág. 319.
  84. ^ 国防部 审判 战犯 军事法庭 对 战犯 向 井 敏明 等 人 的 判决书.民国 史 档案 资料 丛书 —— 侵华 日军 南京 大 屠杀 档案. 1947 年 12 月 18 日: págs. 616–21.
  85. ^ John G. Gagee, Caso 9, Película 4, Carpeta 7, Caja 263, Grupo de registros 8, Colección especial, Biblioteca de la Escuela de Teología de Yale, citado en Suping Lu. Estaban en Nanjing: la masacre de Nanjing presenciada por ciudadanos estadounidenses y británicos. Prensa de la Universidad de Hong Kong, 2004
  86. ^
  87. John Rabe, Erwin Wickert. El buen hombre de Nanking: los diarios de John Rabe. AUTOMÓVIL CLUB BRITÁNICO. Knopf, 1998. páginas 281-282. 2008-09-08. Consultado el 6 de marzo de 2011.
  88. ^Párrafo 2, pág. 1012, Fallo del Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente.
  89. ^
  90. "Imperialismo japonés y la masacre en Nanjing: capítulo X: incidentes generalizados de violación". Museums.cnd.org. Consultado el 6 de marzo de 2011.
  91. ^ "Una deuda de sangre: un relato de testigos presenciales de los actos bárbaros de los invasores japoneses en Nanjing". Diario de Dagong (Ed. De Wuhan). 7 de febrero de 1938, citado por Xingzu, Gao, Wu Shimin, Hu Yungong y Cha Ruizhen. [1962] 1996. "Incidentes generalizados de violación". Ch. 10 pulg El imperialismo japonés y la masacre de Nanjing, traducido por R. Gray.
  92. ^ Hua-ling Hu, Diosa estadounidense en la violación de Nanking: el valor de Minnie Vautrin, 2000, pág. 97
  93. ^ Documentos sobre la violación de Nanking, pág. 254.
  94. ^ Zhang, Kaiyuan. 2001. Testigo presencial de la masacre: los misioneros estadounidenses dan testimonio de las atrocidades japonesas en Nanjing. M. E. Sharpe.
  95. ^
  96. Woods, John E. (1998). El buen hombre de Nanking, los diarios de John Rabe. pag. 77.
  97. ^
  98. Choy, Christine (director) (1997). En el nombre del emperador (Documental). Nueva York, NY: Filmmakers Library.
  99. ^Chang, Iris. 1997. La violación de Nanking. Libros de pingüinos. pag. 95.
  100. ^ Chang, La violación de Nanking, pag. 95, citando:
  • Catherine Rosair, Para un veterano, la visita del emperador debería ser una expiación
  • George Fitch, Indignaciones de Nanking
  • Li En-han, Preguntas sobre cuántos chinos fueron asesinados por el ejército japonés en la gran masacre de Nanking

Fuentes

    , La violación de Nanking: el holocausto olvidado de la Segunda Guerra Mundial, Prólogo de William C. Kirby Penguin USA (artículo), 1998l 0-14-027744-7
  • Fogel, Joshua A. (2000). La masacre de Nanjing en la historia y la historiografía . Berkeley, CA: Prensa de la Universidad de California. pag. 248. ISBN978-0-520-22007-2.
  • Torcido, David. "El Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking: Introducción" Estudios chino-japoneses Vol. 14 de abril de 2002 (artículo en el que se describe a los miembros y sus informes sobre los hechos ocurridos durante la masacre)
  • Askew, David, "El incidente de Nanjing: un examen de la población civil" Estudios chino-japoneses Vol. 13 de marzo de 2001 (el artículo analiza una amplia variedad de cifras sobre la población de Nanking antes, durante y después de la masacre)
  • Bergamini, David, "Japan's Imperial Conspiracy", William Morrow, Nueva York 1971., ed. Documentos sobre la violación de Nanjing, Ann Arbor: The University of Michigan Press, 1999. 0-472-11134-5 (No incluye los diarios de Rabe, pero incluye reimpresiones de "Hsū Shuhsi, Documentos de la zona de seguridad de Nanking, Kelly y Walsh, 1939 ".)
  • Hua-ling Hu, Diosa estadounidense en la violación de Nanking: el valor de Minnie Vautrin, Prólogo de Paul Simon, marzo de 2000, 0-8093-2303-6
  • Fujiwara, Akira "The Nanking Atrocity: An Interpretive Overview" Japan Focus 23 de octubre de 2007.
  • Galbraith, Douglas, Un invierno en China, Londres, 2006. 0-09-946597-3. Una novela centrada en los residentes occidentales de Nanking durante la masacre.
  • Harmsen, Peter. Nanjing 1937: Batalla por una ciudad condenada. Filadelfia: Oxford: Casemate, 2015. 9781612002842
  • Higashinakano, Shudo, La masacre de Nanking: realidad versus ficción: la búsqueda de la verdad por parte de un historiador, Tokio: Sekai Shuppan, 2005. 4-916079-12-4
  • Higashinakano, Kobayashi y Fukunaga, Analizando la 'evidencia fotográfica' de la masacre de Nanking, Tokio: Soshisha, 2005. 4-7942-1381-6
  • Honda, Katsuichi, Sandness, Karen trans. La masacre de Nanjing: un periodista japonés se enfrenta a la vergüenza nacional de Japón, Londres: M.E. Sharpe, 1999. 0-7656-0335-7
  • Hsū Shuhsi, ed. (1939), Documentos de la zona de seguridad de Nanking (reimpreso en Documentos sobre la violación de Nanjing Brook ed. 1999)
  • Kajimoto, Masato "Errores de traducción en la masacre de Nanjing de Honda Katsuichi" Estudios chino-japoneses, 13. 2 (marzo de 2001) págs. 32–44
  • Lu, Suping, Estaban en Nanjing: la masacre de Nanjing presenciada por ciudadanos estadounidenses y británicos, Prensa de la Universidad de Hong Kong, 2004.
  • Murase, Moriyasu,Watashino Jyugun Cyugoku-sensen(My China Front), Nippon Kikanshi Syuppan Center, 1987 (revisado en 2005) (incluye fotos perturbadoras, fotograbado de 149 páginas) 4-88900-836-5 (村 瀬 守 保, 私 の 従 軍 中国 戦 線)
  • Qi, Shouhua. "Cuando la montaña púrpura arde: una novela" San Francisco: Long River Press, 2005. 1-59265-041-4
  • Qi, Shouhua. Purple Mountain: Una historia de la violación de Nanking (A Novel) English Chinese Bilingual Edition (Tapa blanda, 2009) 1-4486-5965-5
  • Rabe, John, El buen hombre de Nanking: los diarios de John Rabe, Vintage (Papel), 2000. 0-375-70197-4
  • Robert Sabella, Fei Fei Li y David Liu, eds. Nanking 1937: Memory and Healing (Armonk, NY: M.E. Sharpe, 2002). 0-7656-0817-0.
  • Takemoto, Tadao y Ohara, Yasuo La presunta "masacre de Nanking": la refutación de Japón a las afirmaciones falsas de China, Meisei-sha, Inc., 2000, (Revisión del juicio de Tokio) 4-944219-05-9
  • Tanaka, Masaaki, Lo que realmente sucedió en Nanking: la refutación de un mito común, Tokio: Sekai Shuppan, 2000. 4-916079-07-8
  • Wakabayashi, Bob Tadashi "El debate del concurso de asesinatos de 100 hombres de Nanking: culpa de la guerra en medio de ilusiones fabricadas, 1971-1975",La Revista de Estudios Japoneses, Vol.26 No.2 Verano 2000.
  • Wakabayashi, Bob Tadashi La atrocidad de Nanking, 1937-1938: complicando el panorama, Libros de Berghahn, 2007, 1-84545-180-5
  • Yamamoto, Masahiro Nanking: anatomía de una atrocidad, Praeger Publishers, 2000, 0-275-96904-5
  • Yang, Daqing. "¿Convergencia o divergencia? Escritos históricos recientes sobre la violación de Nanjing" Reseña histórica americana 104, 3 (junio de 1999)., 842–865.
  • Joven, Shi Yin, James. "Violación de Nanking: Historia innegable en fotografías" Chicago: Innovative Publishing Group, 1997.
  • Zhang, Kaiyuan, ed. Testigos presenciales de la masacre, An East Gate Book, 2001 (incluye documentación de los misioneros estadounidenses MS Bates, GA Fitch, EH Foster, JG Magee, JH MaCallum, WP Mills, LSC Smythe, AN Steward, Minnie Vautrin y RO Wilson.) 0-7656-0684- 4

160 ms 8.8% Scribunto_LuaSandboxCallback :: gsub 80 ms 4.4% Scribunto_LuaSandboxCallback :: encontrar 60 ms 3.3% dataWrapper 60 ms 3.3% Scribunto_LuaSandboxCallback :: match 60 ms 3.3% 40 ms 2.2% key_to_lower 40 ms 2.2% [otros] 440 ms 24.2% Número de entidades de Wikibase cargadas: 1/400 ->


  • Arnold Schwarzenegger, nacido en Austria, compara los disturbios del MAGA en el Capitolio con los ataques de 1938 de los nazis en su país y Alemania contra los judíos
  • La noche de la violencia fue un paso hacia el Holocausto y el ex gobernador de California dice que creció en un país cuya democracia fue 'robada'
  • Cuenta que su padre, que se unió a los nazis, lo golpeó cuando regresaba borracho a casa por 'culpabilidad por lo que vio e hizo'
  • Califica a Riot como el 'día de los vidrios rotos en Estados Unidos' y critica a Trump y a sus facilitadores republicanos electos por 'mentiras y traición'
  • Dice que la democracia prevaleció pero advierte que deben rendir cuentas
  • Y dice que el país tiene que unirse detrás de Joe Biden y la 'defensa de la democracia'
  • Creo que, aunque estemos conmovidos por los acontecimientos de los últimos días, saldremos más fuertes porque ahora entendemos lo que se puede perder.

Publicado: 19:50 BST, 10 de enero de 2021 | Actualizado: 11:34 BST, 11 de enero de 2021

Arnold Schwarzenegger emitió un emotivo discurso el domingo comparando los disturbios del MAGA y el intento de 'golpe' de Donald Trump con la toma de posesión nazi de su Austria natal.

El ex gobernador de California, de 73 años, calificó el motín asesino en el Capitolio como el "Día de los cristales rotos de Estados Unidos", en comparación con la Kirstallnacht, la noche de ataques masivos contra judíos en Austria y Alemania que presagió el Holocausto.

Y condenó a Trump como 'el peor presidente' diciendo que sus facilitadores electos deben ser 'responsabilizados' cuando hizo un llamado a la unidad detrás del presidente electo Joe Biden.

Aunque el ex actor no ha ocultado su infancia con un padre abusivo que se unió al partido nazi justo antes o justo después de la toma alemana de Austria en 1938, rara vez ha hablado con tanta emoción sobre su impacto.

Vidrio roto: el ex gobernador de California dijo que la mafia del MAGA fue un intento de golpe de Estado de Trump que 'hizo añicos las ideas que damos por sentado' pero que no tuvo éxito.

Comparación: el ex actor dijo que la democracia estadounidense, como una espada, se mejoró al ser templada en 'guerras, injusticias e insurrecciones' y podría salir más fuerte de los juicios de los últimos días.

Contó cómo su padre y los otros hombres de su infancia estaban mentalmente destrozados por la culpa de "lo que vieron e hicieron".

Gustuv Schwarzenegger fue herido en combate en el Frente Oriental en 1942 después de haber servido en un grupo Panzer como policía militar en Polonia, Francia, Bélgica, Ucrania, Lituania y finalmente la Rusia moderna.

"Ahora, nunca he compartido esto tan públicamente porque es un recuerdo doloroso, pero mi padre venía borracho una o dos veces por semana y gritaba y nos golpeaba, y asustaba a mi madre", dijo Schwarzenegger.

'No lo responsabilicé por completo porque nuestro vecino estaba haciendo lo mismo con su familia, y también el vecino siguiente. Lo escuché con mis propios oídos y lo vi con mis propios ojos.

“Sufrían un dolor físico por la metralla en sus cuerpos y un dolor emocional por lo que vieron o hicieron.

Todo empezó con mentiras, mentiras, mentiras e intolerancia. Así que, siendo de Europa, he visto de primera mano cómo las cosas pueden salirse de control ”.

Al comparar la Austria de la década de 1930 con la América moderna, dijo: 'El presidente Trump trató de anular los resultados de una elección y de una elección justa. Buscó un golpe engañando a la gente con mentiras.

'Mi padre y nuestros vecinos también fueron engañados con mentiras. Sé adónde conducen esas mentiras.

Pasado nazi: Gustav Schwarzenegger era un policía en Austria que se unió a los nazis y resultó herido en el frente oriental. Su hijo lo describió golpeando borracho a sus hijos, como los padres vecinos, debido a la culpa "de lo que vieron e hicieron". Su madre Aurelia tenía dos hijos, Meinhard y Arnold, con Gustav, su primer marido había muerto en acción.

Arnold Schwarzenegger, de 11 años, posa para una foto en una clase de arte en 1958 en Thal, Austria.

Infamia: Kristallnacht, el 9 de noviembre, vio cómo se rompían las ventanas de los negocios judíos, dándoles su nombre, pero eso fue solo el comienzo de una violencia nazi mucho peor. Una orgía de destrucción dejó al menos 91 muertos, 30.000 judíos detenidos y la intención de Hitler demostrada gráficamente al mundo

Una noche de vergüenza: en la violencia de Kristallnacht, turbas de paramilitares de las SA y de las Juventudes Hitlerianas quemaron casi 300 sinagogas y profanaron cementerios.

KRISTALLNACHT: EL PRELUDIO DEL HOLOCAUSTO

Aunque los nazis comenzaron a perseguir a los judíos tan pronto como obtuvieron el poder, la verdadera capacidad de Hitler para la violencia no adulterada se demostró al mundo el 9 de noviembre de 1938.

El pretexto fue el asesinato de un diplomático alemán en París por un joven judío polaco.

Las SA, su fuerza paramilitar privada, comenzó rompiendo las ventanas de las tiendas y sinagogas judías, de ahí el nombre, luego pasó a la violencia de la multitud, matando al menos a 91, superando a un número incalculable y corriendo libre mientras la policía se mantenía al margen o ayudaba.

Los nazis no fueron arrestados: los judíos fueron, con 30.000 enviados a campos de concentración, 267 sinagogas fueron destruidas, miles de negocios saqueados y confiscados, y la comunidad 'multada' con una suma equivalente a alrededor de $ 7 mil millones en valores actuales. La persecución de judíos alemanes, austríacos y de los Sudetes conmocionó al mundo y se preparó el escenario para el Holocausto.

Schwarzenegger dijo que si bien el 'intento de golpe' de Trump fracasó, aquellos que 'permitieron sus mentiras y traiciones' deben rendir cuentas.

Aunque no dio nombres, 147 legisladores republicanos (139 miembros de la Cámara y ocho senadores, encabezados por Ted Cruz y Josh Hawley) votaron para anular los resultados electorales, que el exgobernador de California calificó como "una elección justa".

"Son cómplices de aquellos que llevaron la bandera de la insurrección moralista al Capitolio", dijo.

Y comparó la democracia estadounidense con la espada que usó en las películas de Conan the Barbarian, blandiéndola cuando dijo: 'Cuanto más templas una espada, más fuerte se vuelve.

“Nuestra democracia se ha visto atemperada por guerras, injusticias e insurrecciones.

"Creo que, a pesar de lo conmovidos que estamos por los acontecimientos de los últimos días, saldremos más fuertes porque ahora entendemos lo que se puede perder".

Terminó el discurso de más de siete minutos desde su casa en Los Ángeles, pronunciado frente a las banderas de Estados Unidos y California, apelando a unirse detrás de Biden.

'Le pido que se una a mí para decirle al presidente electo Biden: "Presidente electo Biden, le deseamos un gran éxito como nuestro presidente. Si tiene éxito en nuestra nación, triunfe. juntos ", dijo.

Y para aquellos que piensan que pueden revocar la Constitución de los Estados Unidos, sepan esto: nunca ganarán.

'Presidente electo Biden, estamos con usted hoy, mañana y siempre en defensa de nuestra democracia de aquellos que la amenazarían'.

Schwarzenegger ha dejado en claro sus puntos de vista sobre Trump desde el momento en que el presidente buscó un cargo electo.

El exgobernador de California escribió el lunes en The Economist que el intento de Trump de derrocar las elecciones fue `` estúpido, loco y malvado '' y comparó la votación del miércoles para confirmar los resultados con su película Judgment Day.

'Para aquellos en mi partido que estén considerando enfrentarse a los votantes el 6 de enero, sepan esto: nuestros nietos sabrán sus nombres solo como los villanos que lucharon contra el gran experimento estadounidense y la voluntad de los votantes. Vivirás en la infamia ', escribió.

Después de desempeñarse como gobernador de California, hizo campaña sobre el cambio climático y contra la manipulación, y el otoño pasado ofreció pagar para reabrir los lugares de votación que estaban cerrados, para garantizar que la gente pudiera votar.

Anteriormente dijo que él y Trump eran amigos, pero rechazó el efectivo de la campaña cuando se postuló para gobernador en 2003 porque provenía de casinos, y le dijo a Trump en 2016 que no podía respaldarlo debido a su negación del cambio climático.

Schwarzenegger no ha dicho por quién votó en 2020, pero ha dicho que en 2016 escribió en el gobernador de Ohio, John Kasich.

También le dijo al presentador de radio conservador Hugh Hewitt, él mismo un leal a Trump, que felizmente serviría en una administración de Biden si se lo pidieran.

Schwarzenegger ha hablado anteriormente de su infancia con un padre distante y abusivo, y de la actividad de su padre en tiempos de guerra.

Su padre había sido soldado en el ejército austríaco de 1930 a 1937, luego oficial de policía y se reincorporó al ejército como el equivalente de policía militar en noviembre de 1939.

Schwarzenegger creció sabiendo que su padre había sido herido en acción en el Frente Oriental (recibió la Cruz de Hierro por su valentía en el combate), pero en 1990 se supo que había sido un miembro activo del partido nazi.

En ese momento, el actor encargó al Centro Simon Wiesenthal que investigara lo que había hecho su padre e hiciera públicos los hallazgos.

Su padre se había unido a los nazis, en algún momento poco antes o poco después de la toma de poder nazi de Austria en el Anschluss, y se unió a las SA paramilitares a principios de 1939.

El mayor Schwarzenegger tenía el rango equivalente al de sargento mayor en una unidad de la policía militar adjunta a un grupo de tanques y fue herido en agosto de 1942, y finalmente fue dado de alta en 1944 habiendo también padecido malaria.

La investigación de Wiesenthal no encontró pruebas que lo relacionaran con atrocidades cometidas durante su servicio militar o como oficial de policía. Murió de un derrame cerebral a los 65 años en 1972.


América roja, poder blanco

El 9 de noviembre de 1938, en la ciudad tiroliana de Innsbruck, Richard Berger, presidente de la comunidad judía local, fue sacado de su casa y golpeado hasta la muerte con piedras y culatas de rifle, su cuerpo depositado en un río cercano. Esa misma noche, en un edificio de apartamentos en Gänsbacherstrasse, Karl Bauer, de quien poco se sabe además de su afiliación religiosa y sus actividades en nombre de la comunidad judía de Innsbruck, fue asesinado a golpes por miembros de las SS vestidos de civil. La horda de buitres se movió rápidamente escaleras arriba, donde encontraron el Volksfeind Richard Graubart, también judío. Lo mataron a puñaladas mientras su esposa e hija miraban.

Esta es una pequeña ventana a la brutalidad desenfrenada que fue Reichskristallnacht—A menudo llamada la "Noche de los cristales rotos" - en una ciudad austriaca de tamaño mediano. Un informe contemporáneo compilado en Berlín y presidido por el espantoso carnicero de las SS Reinhard Heydrich estimó que 36 judíos fueron asesinados en todo el territorio alemán. Reich. Fue, como ha observado el historiador Saul Friedländer, una suposición bastante conservadora: "Aparte de las 267 sinagogas destruidas y los 7.500 empresarios vandalizados, unos noventa y un judíos habían sido asesinados en toda Alemania y cientos más se habían suicidado o muerto como resultado de maltrato en los campamentos ".

¿Le sorprendería saber que un espasmo de violencia similar fue golpeado recientemente sobre políticos afroamericanos en Washington, DC? Bueno, lector crédulo, Los New York Times recientemente nos dijo que las tropas de choque del movimiento Tea Party participaron en una "imitación a pequeña escala de Kristallnacht"mientras protestaba por la aprobación de un proyecto de ley de salud que rompe el tesoro.

Esta extraña invocación del genocidio se encontraba en la página de opinión del histérico ex crítico de teatro y obsesivo del Tea Party Frank Rich. Si Rich es consciente de ello o no, y cuando uno asciende a la posición de New York Times columnista, la ignorancia es una excusa poco convincente: es por los asesinatos en masa que la mente del lector divaga cuando se invoca el pogromo más famoso del siglo XX. En un libro de ensayos que analiza los acontecimientos de 1938, El título elegido por el erudito Walter H. Pehle establece el marcador: El Pogrom judío: De la Kristallnacht al genocidio (Der Judenpogrom: Von der "Reichskristallnacht" zum Völkermord). Los ataques antisemitas, "espontáneamente" llevados a cabo "en reacción" al asesinato de un diplomático nazi, fueron el comienzo de un programa de genocidio sistemático. Seguramente Rich, un escritor profesional durante toda su vida adulta, entiende que el idioma inglés es lo suficientemente abundante como para permitir matices y precisión.

Nadie fue apuñalado en marzo, ningún cuerpo inerte arrojado al río Anacostia, ningún edificio quemado. Algunos lunkheads rompieron ventanas (y si esto es suficiente para provocar comparaciones con Kristallnacht, la multitud antiglobalización debe ser el equivalente de protesta de la Einsatzgruppen) y un manifestante no identificado llamó al representante Barney Frank (D-Mass.) un "maricón", por lo que fue reprendido por otros manifestantes. A pesar de la alegre recitación de los medios de comunicación, las afirmaciones de burlas raciales dirigidas a congresistas afroamericanos aún no se han confirmado, pero hablaremos de eso en un momento.

Un columnista callejero que compara las alborotadas multitudes del Tea Party con las alemanas genocidas tal vez podría explicarse. Un editor desatento, un momento de arrepentido enojo que se filtra en la prosa. Pero para el colega de Rich Paul Krugman, el economista hiperpartidista y ganador del Premio Nobel, la comparación nazi fue útil, aunque exigía sutileza. "Lo que ha sido realmente sorprendente", escribió Krugman después de que se aprobó el proyecto de ley de salud, "ha sido la eliminacionista retórica del Partido Republicano, proveniente no de una franja radical sino de los líderes del partido "(énfasis agregado).

Si su diccionario no está familiarizado con la palabra eliminacionista, eso se debe a la reciente cosecha del término, acuñado en 1996 por el politólogo de Harvard Daniel Jonah Goldhagen. En su libro Los verdugos voluntarios de Hitler: los alemanes comunes y el Holocausto, Goldhagen argumentó que lejos de ser intimidado y aterrorizado para permitir que su gobierno cometiera genocidio en su nombre, la mayoría de los alemanes estaban imbuidos de una eliminacionista odio a los judíos, es decir, el deseo de que los judíos sean eliminados de la sociedad aria, que se transformó sin problemas en una exterminacionista orgía de violencia.

De las 40 referencias al "eliminacionismo" en el Veces archivo, todos menos uno se refieren a la destrucción de los judíos europeos. El único que se destaca es Krugman, quien, como hemos visto, hace referencia a la oposición del Partido Republicano a la legislación sanitaria. (Aunque para ser justos con Krugman, esto es algo así como un requisito para los ungidos por el Comité del Nobel. El Nobel Harold Pinter dijo que la única comparación que se podía hacer con los Estados Unidos de la era Bush era con la Alemania nazi).

Moviéndose hacia abajo al Noticias diarias de Nueva York, se encuentra una columna del columnista deportivo Mike Lupica que declara que las multitudes de manifestantes por el cuidado de la salud "ya no tienen que ver con la disidencia política. Se trata de comentarios de los soldados de asalto y del odio". No está claro qué es una "mordedura de soldado de asalto" (o por qué esto sería incompatible con la "disidencia política", sin importar cuán nocivo sea), aunque Lupica está guiando inequívocamente a los lectores hacia la imagen nazi hacia el duro de camisa marrón que acorrala a los disidentes, agrietarse las mandíbulas y patear los dientes.

Examinando a los manifestantes del Tea Party, El Correo de Washington El columnista Colbert King vio rostros cuyas señales visuales delataban el linaje directo de los racistas abiertos de medio siglo antes. "Esas mismas caras burlonas", escribió King, "se podían ver reunidas alrededor de los soldados de la Guardia Nacional de Arkansas que impidieron que nueve niños negros ingresaran a la Central High School de Little Rock en 1957". Si los ejemplos de Alabama y Mississippi en la década de 1950 eran demasiado lejanos, King dijo a los lectores que también había visto esas mismas caras en la década de 1990, en una manifestación en apoyo del agitador neonazi David Duke.

Es deprimente que, para obtener ganancias políticas rápidas, personas como King degraden el legado del movimiento de derechos civiles comparando a los manifestantes pacíficos (y a menudo equivocados) con la matanza de Bull Connor y el departamento de policía racista de Birmingham. Pero justo cuando parecía que habíamos raspado el fondo del barril de la hipérbole, el siempre insípido Jesse Jackson les dijo a los lectores obsesionados con los senos de Correo Huffington que los Tea Party le recordaron una época en la que algunos estadounidenses respondieron al cambio social "con terror, bombardearon iglesias y mataron a los manifestantes por la libertad".

Muchos hicieron referencia a la afirmación de que el representante John Lewis (D-Ga.), En la descripción del representante Emanuel Cleaver (D-Mo.), Se encontró con un "coro" de burlas racistas, aunque no se ha materializado ninguna evidencia para sustentar estas acusaciones. —Y el presunto coro ocurrió en un área con una densidad de cámaras de video más alta que una fiesta de cumpleaños de Paris Hilton. De hecho, las afirmaciones sobre las que escupieron a Cleaver fueron desacreditadas cuando apareció un video de un manifestante salpicado de saliva que gritó "elimine el proyecto de ley" cuando el congresista aprobó, pero sin burlarse deliberadamente de él.

Entonces, si los eventos en Capital Hill fueron de hecho el equivalente moral de una "mini-Kristallnacht", entonces cuestionar esta historia de racismo es un acto al estilo de David Irving, ¿verdad? Aquellos que se preguntaron acerca de las afirmaciones contradictorias que rodean la acusación de Lewis fueron, naturalmente, ridiculizados como racistas. Pero si los periódicos más importantes del país pueden acusar a quienes se reunieron para "matar el proyecto de ley" de estar motivados por la animadversión racial, el "eliminacionismo", el nazismo o la vieja nostalgia de Dixie, ¿es tan injusto pedir pruebas verificables?

No es descabellado pensar que entre los manifestantes del Tea Party se pueden encontrar ignorantes y odiosos. Muchos de los manifestantes parecen creer que el presidente de los Estados Unidos de América es comunista, lo que demuestra que tienen un nivel de comprensión histórica a la par con Frank Rich. Pero esa crítica es algo bastante diferente a imputar una motivación racista a alguien profundamente preocupado por una factura de atención médica enormemente costosa.

Algo de esto es el problema de ahora, de emitir juicios apocalípticos sobre eventos que recién se están desarrollando. En las semanas posteriores a los ataques del 11 de septiembre, Feria de la vanidad El editor Graydon Carter declaró solemnemente y con pesar que la ironía se había desvanecido entre el humo y las brasas del demolido World Trade Center, un juicio que parecía plausible en ese momento. Releer algunos de los comentarios producidos después de los ataques es como mirar viejas fotos del anuario de la escuela secundaria. Dios mío, ¿qué fueron estamos pensando? Del mismo modo, un periodista que persiguió los escándalos de Bill Clinton para una revista conservadora en la década de 1990 me dijo recientemente lo tonto que parecía todo con el beneficio clarificador de la retrospectiva. En ese momento, dijo, todo parecía tan razonable.

Y mientras estamos en el tema del 11-S, con qué rapidez olvidamos que en las editoriales y bares de la era Bush, la frase insípida en labios de mis camaradas de mentalidad liberal, repetida como un mantra del Maharishi, era que "la disensión es patriótica". Ahora la disidencia se ha convertido en el primer indicio de un fascismo incipiente y un racismo subterráneo. Si Rich ve en el debate actual las semillas del pogromo, si Krugman ve la retórica del "eliminacionismo", olvídese del cuidado de la salud nacional; necesitamos una lección de historia nacional.


Hermann Goering convoca una reunión de alto nivel de funcionarios estatales para dar seguimiento a la Kristallnacht (la 'Noche de los cristales rotos', cuando los judíos y sus propiedades fueron atacados en toda Alemania). Se declaran las siguientes decisiones: Los judíos deben ser considerados colectivamente responsables del asesinato de vom Rath, y deben pagar mil millones de RM para `` expiar ''. Los judíos deben cubrir el costo de los daños, para que las compañías de seguros alemanas no tengan que hacerlo. Se acelerará la exclusión de los judíos de la vida económica y social alemana. Se intensificará la "arianización" para cerrar las últimas empresas judías, y se excluirá a los judíos de las escuelas, teatros, cines, conciertos y restaurantes.

Hermann Goering emite el Decreto sobre la eliminación de los judíos de la vida económica alemana, para completar la "arianización" de la economía.


Ver el vídeo: QUE CARA PONE EL TIBIO FAJARDO CUANDO LO IMPUTA LA FISCAL ᐈ PECULADO POR APROPIACIÓN AGRAVADO